Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Redacción Rosario reproduce la entrevista de Belen Ennis, del Observatorio de la Energía y Tecnología al abogado de Consumidores Argentinos sobre la caída de la medida cautelar contra los cortes de gas a sectores vulnerables.

Arrancó julio con cinco víctimas por la primera de las olas polares de este invierno. Casi en paralelo, el fallo de la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal conformada por los jueces porteños Jorge Argento, Carlos Grecco y Sergio Fernández, la cual dejó sin efecto la medida cautelar dispuesta por el Juez Alejo Ramos Padilla que impedía el corte del servicio público de gas por falta de pago a aquellos sectores en situación de vulnerabilidad. 

El vergonzoso dictamen se da, además, en sintonía con el intento del macrismo por disimular el tarifazo gasífero trasladando los aumentos al verano y de forma previa a un nuevo (y enésimo) incremento del precio de la garrafa social. Amparándose en una cuestión de jurisprudencia, el citado tribunal impide que los demás juzgados del país puedan resolver sobre el tema tarifas y así tiran abajo la sentencia del juzgado de Dolores.

«Hay una clara intención del gobierno de tratar de llevarse todos los expedientes a discutir en los juzgados contenciosos administrativos de la Capital donde tiene más incidencia», explica a Oetec el abogado y representante legal de Consumidores Argentinos, Sergio Procelli, quien presentó el 2 de julio una apelación para que la Corte Suprema intervenga dada la gravedad del asunto.

A continuación, la entrevista completa.

—¿Qué fue lo que sucedió con la medida cautelar de Ramos Padilla que impedía los cortes?

—A partir de una decisión tomada por una sala en lo contencioso administrativo de la Capital Federal se cae la medida cautelar de Ramos Padilla que impedía los cortes de gas para los sectores más vulnerables y que abarcaba a todo el país. La causa de fondo esgrimida por la cámara porteña es más grave aún porque establece que los temas referidos al servicio público de gas natural sólo pueden discutirse en los tribunales de la Capital Federal.

—¿Qué significa eso?

—Que se desestima la posibilidad de que cualquier ciudadano que no sea de la Capital pueda presentar un reclamo judicial respecto del servicio público de gas natural, o en su defecto, que tenga que hacerlo sólo en distrito federal, esto es, que tenga que viajar hasta la Caba para hacer valer su pedido.

—Y en general ¿cuáles son las principales preocupaciones a raíz de este fallo?

—Lo que preocupa acá son dos temas. El primero, la cantidad de gente que hoy debe facturas y no pudo pagarlas pero que todavía tiene gas. La pregunta es: ¿Qué va a pasar con ellos? ¿Le van a cortar el gas a todos juntos?

Fuente: Fallo de la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal: «Se impone concluir que la medida cautelar que ha sido ordenada con fecha 4 de junio de 2018 [Ramos Padilla], carece de vigencia a la fecha».
En segundo término, la preocupación es: ¿Qué va a pasar cuando empiecen a llegar las facturas del invierno? Porque tengamos en cuenta que desde que se dictó la cautelar de Ramos Padilla ya transcurrieron dos aumentos (octubre y abril). Es decir, al momento de la cautelar, el gas estaba un 80% más barato que hoy. Entonces, ¿qué pasará cuando lleguen las facturas con estos aumentos fuertes y la gente no pueda pagarlas?

Antes de este nuevo fallo, los usuarios que no podían pagar tenían la opción de negociar un plan de pagos con la tranquilidad de que no le iban a cortar el servicio. Pero ahora están negociando sin ninguna posibilidad de contención porque está la amenaza directa de corte por parte de la empresa.

—¿Qué decidieron hacer al respecto desde Consumidores Argentinos?

—En principio, presentamos un recurso de apelación que fue rechazado alegando que estas cuestiones de competencia no son motivo de recursos extraordinarios ante la Corte. A partir de la negativa fuimos nuevamente «en queja», esto quiere decir que solicitamos que la Corte intervenga igual teniendo en cuenta la gravedad del asunto que se está discutiendo. Eso lo hicimos el martes 2 de julio por la mañana.

Por otra parte, hay un antecedente de una sala contenciosa administrativa de La Plata que había establecido otra cosa respecto a la competencia, esto es, que los juzgados del Interior sí pueden intervenir en el tema de las tarifas. Algo que es clave, por cierto, porque acá hay una clara intención del Gobierno de tratar de llevarse todos los expedientes a discutir en los juzgados contenciosos administrativos de la Capital donde tiene más incidencia.

Conclusión

Desentendiéndose completamente de la cruda realidad de este invierno, tres jueces porteños decidieron dejar sin efecto la medida cautelar del Juez Ramos Padilla que impedía el corte del suministro de gas natural por impago a los argentinos y argentinas en situación de vulnerabilidad y que abarcaba a todo el país.

En otras palabras, sin importarles la llegada de un invierno que será más que crudo, como así tampoco las decenas de miles de hogares que ya no pueden seguir pagando la tarifa de gas (y de luz), los señores Jorge Argento, Carlos Grecco y Sergio Fernández fallaron a favor de las empresas y su afán de lucro sideral.

¿Cuánto faltará para que a los muertos en situación de calle se le sumen otros tantos que mueran bajo su propio techo por no poder pagar el gas? ¿Debemos seguir soportando -como ha sucedido anteriormente en tiempos de macrismo- que más argentinos y argentinas fallezcan en el interior de sus hogares congelados, intoxicados por monóxido de carbono o incendiados por la utilización de velas o braseros?

Porque alguien tiene que decirlo: detrás de las insólitas razones que este tribunal federal esgrimió para tirar abajo la cautelar de Padilla, lo que hay son personas de carne y hueso padeciendo no sólo el frio sino las nefastas consecuencias de las políticas energéticas que la administración Cambiemos tomó en sintonía con los pedidos del FMI.

Lo dijimos muchas veces desde este Observatorio, lo que mata no es el frío sino el neoliberalismo. Un sistema criminal ideado por pocos y para mal de muchos, tristemente representado -en esta ocasión- por el oficialismo y sus magistrados adictos.

¿No permiten el lector y la lectora reformular y facilitar aún más el análisis para su clara interpretación? No es el frío, es Mauricio Macri, el más grande empobrecedor energético de la historia argentina.

Sergio Zacaríaz era un argentino que vivía en situación de calle. Murió a raíz de las bajas temperaturas registradas durante la última semana. Pero las explicaciones más profundas de su muerte hay que buscarlas en este sistema. El neoliberalismo, no el frío a secas, es lo que mata. Fallos como el de la Cámara III de Apelaciones en la Contencioso Administrativo Federal lo demuestran.

(*) Integrante del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (Oetec).

 

 

Más notas relacionadas
Más por Belen Ennis *
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Rosario registró 676 contagios de Covid-19 de los 1.923 de la provincia

La ciudad obtuvo este sábado la cantidad más baja de casos de los últimos 20 días, según e