Luego de que EEUU congele en su país todos los activos venezolanos, el asesor de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, expresó: “Funcionó en Panamá, en Nicaragua” para deponer gobiernos, lo hará ahora “en Venezuela y Cuba”.

El funcionario, un reconocido halcón republicano, se refirió este martes a la orden ejecutiva firmada por el presidente de EEUU, Donald Trump, que permite el congelamiento de todos los activos de Venezuela y prohíbe las transacciones, medida que incrementa de forma significativa la presión contra esa nación, buscando claramente la salida del poder del presidente constitucional Nicolás Maduro.

En una reunión sobre Venezuela en Lima, Perú, Bolton señaló que Washington tomó esta medida porque en Venezuela «el tiempo del diálogo ha terminado, ahora es el momento para la acción», según publicó la cadena rusa RT.

La medida, que entró en vigor de inmediato, establece que «todos los bienes e intereses en propiedad del Gobierno de Venezuela que se encuentran en EEUU… están bloqueados y no pueden ser transferidos, pagados, exportados, retirados ni tratados de otra manera».

De acuerdo a Bolton, quien resaltó parte de sus declaraciones en Twitter, la orden ejecutiva también «autoriza sanciones a las personas extranjeras que brinden apoyo, bienes o servicios a cualquier persona sancionada, incluido el gobierno de Venezuela».

Con ello dijo estar «enviando una señal a terceros que desean hacer negocios con el régimen de Maduro», para que procedan con extrema precaución: “No hay necesidad de arriesgar sus intereses comerciales con los EEUU con el fin de beneficiarse de un régimen corrupto y moribundo».

Por si hiciera falta aclararlo, el agresivo halcón estadounidense precisó: «Estamos dando este paso para negarle a Maduro el acceso al sistema financiero global y para aislarlo aún más internacionalmente”.

«Funcionó en Panamá, lo hará en Venezuela»

«Desde el congelamiento de activos contra el gobierno de (Manuel) Noriega en Panamá, en 1988; el embargo comercial a Nicaragua en 1985, o el congelamiento integral de activos y el embargo comercial a Cuba en 1962, hemos tomado esta medida», explicó Bolton.

Señaló que en cada uno de estos casos, EEUU utilizó «una herramienta económica robusta contra las dictaduras que estaban destruyendo sus países con corrupción, violencia y represión. Funcionó en Panamá, en Nicaragua, y lo hará en Venezuela y Cuba», manifestó.

Mensaje a Rusia y China

En su mensaje, Bolton también atacó a países que han expresado su apoyo a Venezuela, incluidos Cuba, Rusia, China e Irán, a los que acusó de apoyar las «atrocidades de un dictador brutal». Textualmente, señaló: «Tanto para Rusia como para China, decimos que su apoyo al régimen de Maduro es intolerable».

El funcionario de la Casa Blanca agregó, pasando por alto todas las garantías que consagra el derecho internacional: «En este hemisferio, es nuestro imperativo moral defender a nuestros vecinos contra cualquier amenaza, interna o externa, que socave la paz, la seguridad y la prosperidad».

«Estado canalla»

Más temprano, en declaraciones a Fox, Bolton calificó a Venezuela como «un estado canalla» y lo comparó con Irán, Corea del Norte y Siria, al tiempo que dijo que EEUU hará lo que sea necesario para «garantizar que Maduro se quede sin medios para mantenerse financieramente».

El funcionario estadounidense, uno de los más activos en la campaña de Washington contra Venezuela, manifestó que las nuevas sanciones que afectan al país suramericano van «mucho más allá de todo lo que hemos hecho antes».

«Creo que el aislamiento del régimen está aumentando. Creo que el pueblo de Venezuela necesita que este régimen sea removido y el legítimo gobierno de la Asamblea Nacional debe tomar el poder y celebrar nuevas elecciones», dijo Bolton, en alusión al diputado opositor Juan Guaidó, quien se autoproclamó como «presidente encargado» de Venezuela y fue reconocido inmediatamente por EEUU

Cancillería venezolana: «Preservar el empleo»

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, señaló, en rueda de prensa, que Bolton «toma a Venezuela como tema para preservar su empleo».

De acuerdo al ministro, el funcionario estadounidense está «desesperado», porque, según se rumora, «está a punto de perder su empleo como asesor de Seguridad Nacional de Trump».

Respecto de la sentencia dada por Bolton este martes, sobre el cierre del diálogo entre los actores políticos venezolanos, Arreaza mencionó que la reunión que tuvieron en Barbados la semana pasada «no da esa impresión… ahora más que nunca ese diálogo está vivo».

Al ser consultado sobre las medidas que tomará Venezuela ante el embargo estadounidense, Arreaza respondió recordando palabras de Trump y sus funcionarios: «todas las opciones están en la mesa»; pero, explicó, que se tratará de acciones «que estén sujetas o de acuerdo con el derecho internacional».

Guaidó salió de la madriguera

Justo antes de las declaraciones de Bolton, Guaidó tildó el embargo estadounidense contra su país como una acción que «busca proteger a los venezolanos».

Según detalló el usurpador, «la acción anunciada tiene excepciones humanitarias en cuanto a alimentos y medicamentos. También protege al sector privado que no hace negocios con una dictadura que siempre ha atacado al aparato productivo», cuestiones que Washington no ha aclarado.

«Descarado saqueo»

La medida dictada por la Casa Blanca solo formaliza el «criminal bloqueo económico, financiero y comercial ya en marcha», con el objetivo de «forzar un cambio de régimen» en el país mediante acciones que afectan directamente a la sociedad venezolana, dice la Cancillería de Venezuela en un comunicado,

«Esta decisión de élite pretende otorgarle forma legal al bloqueo de todos los activos y propiedades del Estado venezolano, constituyendo así el más grotesco y descarado saqueo del cual se tenga registro en la historia contemporánea de las relaciones internacionales», reza el texto oficial.

El viceministro de Comunicación Internacional del Ministerio de Exteriores venezolano, William Castillo, por su parte, calificó la acción estadounidense como «un acto de gangsterismo, de bandolerismo internacional».

 

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

El odio como pedagogía, el mercado como política

Desinversión, abandono del derecho a aprender y enseñar. Ni una sola medida para rescatar