El secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones, Hugo Moyano, criticó al presidente Mauricio Macri al sostener que la Ciudad de Buenos Aires “se inunda de gente que pasa necesidades”, a la vez que acusó al Gobierno de querer “hacer trampas” en el escrutinio de las Paso.

“La Ciudad (de Buenos Aires) no se inunda más, pero se inunda de gente con necesidades extremas, que duerme en la calle y come lo que puede, se inunda de gente que pasa necesidades”, sostuvo el sindicalista, en alusión a los dichos del mandatario durante el acto de cierre de campaña en el barrio porteño de Caballito.

En diálogo con Radio El Destape, el ex titular de la CGT afirmó que “las mentiras del Presidente no las cree nadie, y además producen rechazo porque quieren tomar de tontos a los argentinos”.

“La gente no aguanta más y además debe soportar las mentiras permanentes del Gobierno, que nos quiere hacer aparecer que vivimos en un país del primer mundo”, agregó el referente del movimiento obrero.

En la previa a las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) del próximo domingo, Moyano se mostró confiado en que el Frente de Todos derrotará al espacio oficialista Juntos por el Cambio: “La gente está dispuesta a terminar con esta odisea que estamos viviendo con el Gobierno”.

En este sentido, el también presidente de Independiente agregó: “Creo que se van a dar los resultados que el pueblo reclama y que la inmensa mayoría de la gente necesita para salir de la situación en la que estamos. Es complicado lo que estamos pasando, muy difícil, la gente sufre muchísimo”.

Asimismo, el líder camionero subrayó que “el Gobierno quiere hacer alguna trampa con el tema de la elección”, y advirtió que “con la empresa Smartmatic puede pasar cualquier cosa” en el escrutinio. “Hay compañeros que se ofrecen para ser fiscales porque quieren evitar que se haga trampa”, concluyó.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

Dale arranque, Alberto

Tras la asunción presidencial y los festejos populares, el Frente de Todos empezó a despun