El candidato del Frente de Todos sostuvo que “no tiene sentido” una reunión con el presidente Mauricio Macri en medio de la crisis, aunque sí aclaró: “Voy a ayudar en todo lo que está a mi alcance, pero él es quien debe gobernar”. Minutos después, ambos hablaron por teléfono, según confirmó el propio mandatario.

Luego del anuncio de medidas económicas en Olivos, el presidente Mauricio Macri adelantó que llamaría al postulante opositor, Alberto Fernández, para buscarle solución a la crisis que estalló el lunes, con una fuerte disparada del dólar. Horas después, el oficialismo difundió un mensaje de Whatsapp del mandatario con la invitación a su oponente, y a las horas mantuvieron un diálogo, pero por teléfono.

Según el propio Macri, su opositor y principal candidato a reemplazarlo en diciembre “se comprometió a colaborar en todo lo posible para que este proceso electoral, y la incertidumbre política que genera, afecte lo menos posible a la economía de los argentinos”.

“Se mostró con la vocación de intentar llevar tranquilidad a los mercados respecto a los riesgos de una eventual alternancia en el poder y quedamos en mantener una línea abierta directa entre los dos”, agregó en su cuenta oficial de Twitter.

Antes, Alberto Fernández había aclarado en declaraciones radiales: “Voy a ayudar en todo lo que está a mi alcance. El presidente lo que no entiende es que tiene que gobernar, y voy a ayudar a que gobierne”.

A la salida de su clases en la Facultad de Derecho de la UBA, donde fue interceptado por el movilero de Radio El Destape, el ex jefe de Gabinete, insistió: “Que gobierne hasta el último día, eso es lo que quiero”.

En cuanto a la reunión, señaló: “La verdad que no tiene sentido, si espera que me ponga de acuerdo va a ser muy difícil porque concibo otro país. No quiero ser partícipe de sus decisiones porque entonces a la Argentina ¿que opción le queda si todos pensamos lo mismo?”.

Tras opinar que Macri “tardíamente toma estas medidas” anunciadas este miércoles, añadió: “El presidente intenta mover el consumo y no está mal. Pero en estos términos es muy peligroso. Disponerlo así puede generar lo que está ocurriendo”

“La impresión que tengo es que no está convencido de lo que está haciendo. Y por eso le sale mal, porque no cree en lo que está haciendo, lo hace sólo por una cuestión electoral y no por convicción”, dijo el postulante peronista, y comparó: “Es como el padre nuestro que rezan los ateos antes de morir”.

“Con estos niveles de dólares no sé cuánto quedará de reservas. Hay que moverse con cuidado. Mis palabras tienen que llevar tranquilidad. Ya han intranquilizado mucho a los mercados diciendo que éramos Venezuela, de que queremos hacer cosas terribles que no quiere hacer ninguno de nosotros”, concluyó.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Segato: el árbol intelectual que tapa el bosque ensangrentado

Las palabras de la antropóloga y referente feminista Rita Segato respecto de los acontecim