En los últimos tres días el presidente Mauricio Macri habló en público dos veces en dos versiones de coucheo (entrenamiento). El detalle no es menor porque justamente con el coaching accedieron al gobierno en 2015. ¿Cómo? Escondiendo el elefante que traían, en una manada de paquidermos, representados en este caso por significantes vacíos (cambio), frases ídem (es el camino) y gestualidad (crispación o beboteo), entre otras argamasas del relato con el que sedujeron a miles de argentinos. Nunca está de más analizarlo.

Mientras los seducidos trataban de verter en esos moldes vacíos sus propias expectativas, sutil quiebre de los sueños comunes, por primera vez el poder fáctico y el político coincidían en la Rosada con su elefante disimulado en un relato de mieles cuando, en realidad, el modelo que traían anticipaba hiel. La profecía se cumplió. En medio del estrépito habló Macri, desocultando el método de un modo tan evidente que les dio pudor a sus propios acólitos mediáticos.

Crispado y con un papel en la mano, la dupla presidenciable Macri-Pichetto convirtió el análisis post derrota en un reto/amenaza tan agravante como insólito. “El kirchnerismo debería hacer una autocrítica, para que la gente quiera venir a invertir… por lo que hicieron antes pasa lo que pasa hoy”, dijo el presidente, mientras el candidato a vice aclaraba “el Presidente está en control”. Por supuesto, ambas frases deben leerse a contraluz para encontrar el verdadero sentido, es decir, el inverso a lo verbalizado.

“Es tremendo lo que puede pasar, no podemos volver al pasado, porque el mundo ve el fin de la Argentina», continuó ya dejando el papel de lado y ya develado los andariveles del modelo que disfrazaron durante cuatro años: mundo y mercado. Para eso habían llegado. A esa altura de su mensaje el dólar ya rozaba los 60 pesos y entonces ocurrió la afrenta.

«Hoy estamos más pobres que antes de las PASO», dijo Macri. Oh. Dios. ¿qué hacía ese plural allí? Lo estaba diciendo quien ese fin de semana, sumó 2.929.923 de pesos a los 140.726 dólares declarados por fuera de su fideicomiso ciego. Su ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien debería maniobrar la hecatombe, sumó 25.639.031 de pesos a su patrimonio de 1.316.172 de dólares que tiene extramuros. Y la lista sigue. La suma de lo que logró el equipo económico de Cambiemos con la mega devaluación del fin de semana, ronda los 368,5 millones de pesos.

¿Esto significa que tiene que sólo pueden gobernar quienes hagan votos de desapego como la Madre Teresa? Claro que no. Lo obsceno es el plural y la falsa empatía con la que el miércoles trató de revertirlo. «Quiero pedirles disculpas por lo que dije el lunes; sepan que los entendí». Entre ambos mensajes, 48 horas, maquillaje y apuntador electrónico (telepromter).

“El lunes estaba muy afectado por el resultado del domingo, sin dormir, triste por las consecuencias, pero prioricé atender a la prensa», dijo Macri, buscando empatizar en una cuerda entendible. “Sintieron que durante este tiempo les exigí mucho y que lo que les pedí fue muy difícil. Fue como trepar el Aconcagua y hoy están agotados, cansados, enojados”, dijo el autor de la frase “no pueden remar un poco más sin llorar”, dicha un par de meses atrás. ¿Es río o montaña? Al final no está claro el camino correcto. Lo que sí está confirmado es que lleva al infierno.

“Tres años y medio es mucho tiempo pero también es poco para reparar lo dañado que estaba el país y construir la Argentina que todos queremos y merecemos. Estoy convencido más que nunca de que juntos lo vamos a lograr, lo estamos logrando”, dijo al anunciar medidas exiguas, dejando afuera a los jubilados e insólitamente, con fecha de vencimiento: son hasta octubre y diciembre. Al fin sucedió, naufragó el Titanic y en cubierta, sigue ofreciendo pasajes.

Más notas relacionadas
Más por Silvia Carafa
  • A los pies del Imperio

    Macri mostró total sumisión a EEUU (que le financió el gobierno a través del FMI), y se su
  • Nuevos ediles y reparto de comisiones en el Vasallo

    Fuertes definiciones de Norma López y Eduardo Toniolli luego del recambio en el Concejo. E
  • La sorpresa

    Yo no sé, no. Pedro se acuerda que cuando nos mudamos al sur de la ciudad dejábamos atrás
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Irán cree que Israel ensaya un ataque nuclear en su contra

Mientras Israel declaró que realizó una “prueba de un sistema de propulsión de cohetes” de