En una primera parte atrapante, el Canaya igualó 2 a 2 ante San Lorenzo, en el Nuevo Gasómetro, por la 3ª fecha de la Superliga. La visita se puso en ventaja con goles de Riaño y Rius, pero el local se lo empató gracias a Belluschi y Pittón.

Rosario Central y San Lorenzo protagonizaron un gran partido, sobre todo por lo realizado en los primeros 45’, en el cual se marcaron los cuatro goles del encuentro. Traerse un punto del Bajo Flores nunca está mal, más para los de Arroyito, que no suelen pasarla bien cada vez que pisan el Pedro Bidegain.

El primer tiempo casi no dio respiro, y cada vez que se aproximaban a los arcos, los arqueros tenían que ir a buscar la pelota al fondo de la red. Nicolás Navarro sufrió primero, pero después le tocó el turno a Jeremías Ledesma.

Justo en el momento en que el Ciclón casi ni le dejaba tocar el balón al auriazul, en una jugada aislada, Claudio Riaño puso de cabeza en ventaja a la visita, cuando corrían 12’. Y a los 20’ después de un par de toques, Central estiró el marcador con un gol de Ciro Rius a los 20’, aprovechando la falta de reacción de la defensa azulgrana.

Después de esa ráfaga del Canaya, el que entró en acción fue el dueño de casa, que un par de minutos después de sacar del medio, se puso nuevamente en partido: Fernando Belluschi remató desde lejos a los 22’, y acortó distancias. El ex Newell’s además fue clave en el empate, que llegó a los 41’, cuando ejecutó un envenenado centro al área, apenas desviado por la cabeza de Bruno Pittón.

Diez minutos antes, cuando Central aún mantenía una mínima ventaja, el delantero paraguayo Alan Bareiro falló un penal: la picó, y no sólo se le fue alta, sino que además Ledesma se había quedado parado.

Pero ambos dejaron todo en esa tremenda primera parte, y bajaron un cambio para después del entretiempo. Más allá de remates lejanos y una jugada individual de Cristian Barrios, que terminó dando en el palo, no hubo mucho más.

Los del Bajo Flores lo buscaron más en ese segundo tiempo, pero Rosario Central tuvo, en los pies de Sebastián Ribas el triunfo. El delantero que había ingresado en el complemento no logró capturar un remate cruzado para cambiarle la dirección a la trayectoria de la pelota.

El empate no le viene mal a Central en el Nuevo Gasómetro, un reducto siempre complicado. El conjunto de Diego Cocca se puso rápidamente en ventaja casi sin despeinarse, pero no pudo aguantar nunca esa diferencia, ni ponerla a su favor. Y es más, debió aguantar casi todo el segundo tiempo en su campo.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Línea (des)ocupada

Las profesionales del dispositivo municipal Teléfono Verde, destinado a la atención y ases