José García, titular de la Sociedad de Carniceros de Rosario, se refirió este miércoles al incremento en los precios del sector, el cual se había mantenido en la primer semana posterior a las PASO pero, según sostuvo, «se hizo imposible seguir manteniendo los mismos precios».

Si bien en los negocios no se habían realizado aumentos desde enero los costos remarcados desde los frigoríficos tuvieron su impacto en los comercios de barrios de toda la ciudad. En ese sentido, un kilo de carne picada pasó a costar 250 pesos y un kilo de bifes para milanesas desde trascendió a unos  220 pesos.

En cuanto al cerdo, se notó un incremento de casi el 25 por ciento. Así, mientras un kilo de costeleta de vaca cuesta entre 290 y 300 pesos, uno de costeleta de cerdo que antes de las Paso salía 169 pesos, hoy cuesta 220. Por su parte  el pollo sólo sufrió un leve aumento. Pasó de costar 75 pesos antes de las elecciones a 85 pesos el kilo en la actualidad.

En ese orden, el titular de la Sociedad de Carniceros destacó que si bien el consumo «está tranquilo»,  habrá que esperar a ver cómo reaccionan los consumidores ante esta última suba.

  • Línea (des)ocupada

    Las profesionales del dispositivo municipal Teléfono Verde, destinado a la atención y ases
  • Central y Newell’s repartieron puntos

    En un entretenido derby, canayas y leprosos empataron 1 a 1, por la 6ª fecha de la Superli
  • Nada cambió

    El ministro de Seguridad provincial se ufanó de “lo sencillo que es hoy organizar un opera
Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Línea (des)ocupada

Las profesionales del dispositivo municipal Teléfono Verde, destinado a la atención y ases