La Policía de la Ciudad de Buenos Aires respondió con palos y gases a la protesta de movimientos sociales que intentan acamapar frente al Ministerio que conduce Carolina Stanley. Los manifestantes denuncian “heridos y detenidos”.

El Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el Frente Popular Darío Santillán, la Corriente Nacional MTD Aníbal Verón y la Federación de Organizaciones de Base (FOB), entre otras organizaciones sociales, llevan adelante desde este miércoles sus protestas, que incluyen la instalación de una olla popular en la Plaza de Mayo y un nuevo acampe, de dos días, frente al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, al considerar “un fracaso” la reunión que mantuvieron el martes con el Gobierno por más presupuesto para asignaciones, comedores y planes sociales.

Mientras se desarrollaban los reclamos, los uniformados –en medio de un fuerte operativo de seguridad– arribaron a las inmediaciones de las avenidas 9 de Julio y Belgrano para despejar el acampe lanzando gases lacrimógenos y armando un cordón para evitar que cortaran el metrobus.

Esta práctica habitual del macrismo desde que asumió el gobierno (en este caso, de la jefatura de gobierno de Rodríguez Larreta) dejó “heridos y detenidos”, según denunciaron los manifestantes tras los incidentes. 

“La Infantería lo único que hacía era golpear a diestra y siniestra. Tengo la cara totalmente afectada y el cuerpo lleno de golpes, como muchos compañeros”, relató Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero. Y exigió “una respuesta social, no represiva”, porque “la represión nunca resolvió nada”.

Belliboni aseguró en declaraciones a la prensa que “vamos a hacer el acampe y plantearle a la ministra (Carolina Stanley) que abra la mesa de diálogo. ¿Dónde están los encapuchados? Han tirados gases y palos contra gente desarmada y sin caras tapadas», enfatizó Belliboni.

“Hay muchos heridos, hay compañeros que quieren llevar al hospital. Hay dos detenidos. Le pedí al jefe del operativo que pare la represión y no hemos logrado hablar con un responsable», remarcó el dirigente social.

«La Policía no hace nada si no tiene órdenes –dijo por último–. Así que ahora no aparezcan los funcionarios políticos diciendo que fue un exceso de la policía. Después se hacen todos los tontos y miran para otro lado. La Policía reprime porque Bullrich sale a decir pavadas por televisión y es la responsable de la seguridad”.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Línea (des)ocupada

Las profesionales del dispositivo municipal Teléfono Verde, destinado a la atención y ases