Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Por 222 votos favor, ninguno en contra y una sola abstención, la Cámara baja aprobó el proyecto que propone un aumento del 50 por ciento de las partidas presupuestarias para programas de asistencia alimentaria.

La Cámara de Diputados aprobó este jueves, con el apoyo del oficialismo –al que no le quedó otra– y de la oposición, el proyecto de ley que establece la prórroga a nivel nacional de la emergencia alimentaria.

Tras un debate de menos de tres horas, la iniciativa recibió, en la votación en general, 222 votos a favor, ninguno en contra y una sola abstención. El oficialismo apoyó la propuesta impulsada por la oposición, más allá que desde un principio se oponían a la medida. Ahora resta que sea aprobada en la Cámara de Senadores para su sanción definitiva.

El primer orador fue el diputado Daniel Arroyo (Red por Argentina), quien calificó como “una catástrofe” la situación social en el país. Dijo que se ha incrementado la demanda en merenderos y comedores comunitarios y afirmó que la situación “se ha agravado en los últimos veinte días por la caída de la actividad económica y el aumento de los alimentos”. Definió al proyecto de emergencia como una ley necesaria “para garantizar lo mínimo, que es el abastecimiento de comedores escolares y comunitarios, así como de merenderos que se han abierto en estas últimas semanas en las zonas vulnerables”. Y Consideró que “la ley ayuda y acelera los procesos licitatorios para la compra de alimentos”.

Desde la bancada oficialista, el diputado Héctor Toty Flores anticipó la decisión de Cambiemos de acompañar el tratamiento de la iniciativa, pero puso el acento en destacar los esfuerzos del Gobierno para luchar “contra una pobreza estructural que lleva décadas en la Argentina”, aunque desde que arrancó la gestión de este gobierno, la pobreza no hizo otra cosa que aumentar.

Por su parte, el diputado Carlos Castagneto (FpV-PJ) consideró que “volver a tratar esta ley después de tantos años es una consecuencia de la falta de decisión política del gobierno nacional para incrementar las partidas presupuestarias alimentarias”.

En tanto, desde el bloque Justicialista, el diputado Juan José Bahillo sostuvo: “Queremos que el incremento presupuestario que promueve el proyecto de ley llegue a todas las provincias”. En ese sentido, el diputado pidió incorporar un artículo para establecer que “los fondos sean coparticipables a las provincias”.

Leonardo Grosso, del Movimiento Evita, admitió sentir “una sensación contradictoria: por un lado, la satisfacción de poder darle una respuesta institucional a un problema acuciante; por otro, que hoy lamentablemente tenemos un país en emergencia, donde llega tarde esta política pública”.

Desde SOMOS, Victoria Donda Pérez solicitó que la gente que está en la calle reclamando un Estado presente pueda volver a su casa con paz. “La emergencia alimentaria es una crisis que tiene como responsable a Mauricio Macri”, sentenció.

A su turno, el diputado santafesino Luis Contigiani, desde el Frente Progresista Cívico y Social, consideró que “no hay democracia posible si no aseguramos la dignidad humana de las personas y de los pueblos, y hoy eso no está asegurado”. En ese sentido, enfatizó: “Desde la política debemos revertir este modelo económico de desigualdad y las causas estructurales del estancamiento de Argentina”.

Alejandro Ramos, legislador nacional de Baigorria del bloque Primero Argentina, instó a que el Gobierno asegure el alimento “en cantidad y calidad para toda la sociedad”. En otro orden, pidió “estimular el desarrollo de nuestras ciudades y provincias, definiendo sectores estratégicos para modificar la matriz productiva”.

El jefe de la bancada del Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi, denunció que “la cara más cruel de la crisis es la cara de los que menos tienen”. Y continuó: “Lo que estamos haciendo hoy es dar una respuesta del Estado a una demanda creciente. Cuesta encontrar una demanda tan unánime”.

“Celebro que el oficialismo nos esté acompañando. Que la Cámara de Diputados decida sesionar, en un clima de tenue tensión social, para abordar los problemas de la economía diaria, seguramente será bienvenido por gran cantidad de sectores sociales”, argumentó Rossi.

El proyecto plantea la prórroga hasta el 31 de diciembre del año 2022 de la Emergencia Alimentaria Nacional dispuesta por el Decreto del Poder Ejecutivo Nacional 108/2002 e impulsa la creación del Programa de Alimentación y Nutrición Nacional.

Asimismo, la iniciativa, que se unificó en base a doce proyectos presentados por diferentes bloques opositores, establece «un incremento de emergencia como mínimo del 50% de las partidas presupuestarias vigentes del corriente año correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición».

Dicha propuesta lleva la firma de los diputados Daniel Arroyo y Felipe Solá (Red por Argentina); Leonardo Grosso (Mov. Evita); Agustín Rossi y Carlos Castagneto (FpV-PJ); Carla Pitiot y Cecilia Moreau (FUNA); Juan José Bahillo, Ivana Bianchi y Carolina Moises (Justicialista); Victoria Donda (Somos); Jorge Daniel Franco (Fte. Concordia Misionero), y Alejandra Rodenas (Nuevo Espacio Santafesino).

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

El país despide a Diego en las calles

En uno de los días más tristes para el pueblo argentino, en cada rincón de la Argentina co