Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Estudiantes de diferentes escuelas de Rosario hablan de qué significa el recuerdo del 16 de septiembre, más conocido como La Noche de los Lápices. Preparan una marcha histórica para este lunes.

Tener más voz en las decisiones de la escuela, ser escuchadas y escuchados, lograr el boleto gratuito, avanzar con la agenda de género, atender a la emergencia alimentaria y desde ya tomar la posta de la memoria aparecen entre los temas principales que pibas y pibes del secundario llevarán a la Marcha de la Noche de los Lápices, el este lunes.

Un grupo de estudiantes de diferentes escuelas que –mayoritariamente- participa de la Federación de Estudiantes Secundarios de Rosario (Feser) compartió con el eslabón su mirada sobre el 16 de septiembre. Este año la marcha se hará también recordando los 50 años del Rosariazo y tendrá un carácter multisectorial. La convocatoria es a las 16.30 en Plaza San Martín  y luego irán hasta el Parque Nacional a la Bandera.

Candela Barcena (18 años) es alumna de 5° año de la Escuela Jesús de Nazareth y presidenta del centro de estudiantes. Todos los años organizan diferentes actividades para recordar la fecha, esta vez será “más apuntado a la cultura”, con lectura de poemas. “Siempre andamos recordando, sobre todo para que quienes no han estado tan enterados se interesen, luchen y entiendan que es nuestra historia, que ahora estamos encarando la misma lucha”, dice de la tarea que impulsan desde el centro.

El acento lo pone en la marcha del lunes. “Pienso que este será uno de los mayores actos que hayamos hecho”, se entusiasma con la participación de los sindicatos, organizaciones y el Festival donde habrá bandas como Sara Hebe, Acru, y demás artistas locales.

Candela recuerda a las y los jóvenes víctimas no sólo en la llamada Noche de los Lápices del 76, sino en toda la dictadura. “Hoy, después de 43 años, seguimos luchando por una educación gratuita de calidad y el boleto gratuito estudiantil”, dice y se anima con la promesa del gobernador electo en la provincia de garantizar un boleto educativo gratuito.

Luisiana Balbuena (15), Nuria Fernández (16) y Luca Aguerreberry integran el centro de estudiantes del Normal 3. Luisiana es la presidenta, Nuria la vice y Luca es secretario de actas, y además es actor en la obra La noche de los lápices.

Foto: Manuel Costa

A la hora de actualizar los reclamos por los que movilizarse, nombran el boleto estudiantil gratuito y la urgencia alimentaria. “Sabemos que en nuestra escuela hay asistencia de la cooperadora (para el transporte) pero en otras escuelas directamente dejan de ir. También hay que pensar en la calidad, que no es solo hablar de las materias, hay chicos que vienen sin comer, que le piden un mate cocido a la preceptora. Por eso pedimos un desayuno en la escuela, sea pública o no.”, analizan de la realidad.

Virginia Rizzo (19 años) está en 5to año de la Etica, la primera escuela de gestión social de la provincia. Cuenta que los temas de derechos humanos están siempre presentes y que el del aniversario del 16 de septiembre no es la excepción. Describe la particularidad con la que en esta escuela se aprenden los contenidos curriculares: compartidos por profesores de distintas disciplinas y abiertos al debate colectivo.

Es así que también luego deciden participar en diferentes marchas. Y cuando se la consulta qué temas la movilizan a la convocatoria de este 16,  reivindica que “se les dé más atención a los estudiantes, que se los escuche”. Aclara que eso no pasa en la Etica, donde se siente contenida. También nombra en esas prioridades “los derechos” de todas y todos, pide que haya “respeto” en la vida de todos los días.

Amparo Melone (17 años) está en 5to año del Superior de Comercio (UNR) y es la secretaria de Derechos Humanos del centro de estudiantes de su escuela. También este lunes 16 estarán al frente de la marcha que encabezará la Feser, manteniendo viva la memoria de los 22 estudiantes del Superior desaparecidos. Nombra diferentes actividades que también se pensaron para la fecha como el recorrido de los 2dos años al Museo de la Memoria, la visita de Iris Pérez (militante de DDHH) para compartir su testimonio, y canciones para compartir, para que además la memoria se transmita por el arte.

El 16 de septiembre representa para Amparo “un día político”, para pedir por la voz de las y los estudiantes: “Esta fecha implica un poco ser escuchados, como aquellos estudiantes que en 1976 fueron a esa marcha tratando de hacerse escuchar por distintas cuestiones políticas, más allá de lo que es un medio boleto estudiantil”.

Considera que la juventud tiene que estar al frente “de lo que se vive hoy en día en el país, hacerse cargo del futuro, sacar un poco a los dinosaurios”. Y que el 16 de septiembre es una fecha muy importante “para que nunca se deje de hablar, de contar y de transmitir y volver decir que los Lápices siguen escribiendo”.

Micaela Andreoni (18 años) es alumna de la Escuela Secundaria N°432 Bernardino Rivadavia, y delegada de curso. Asegura que con el centro de estudiantes siempre se han preocupado por “mantener la lucha del 16 vigente” y valora el acompañamiento de la escuela: “Sandra nos banca en todas”, dice de la directora.

Opina que con el actual gobierno se han dado muchas situaciones violentas, de represión, algo a lo que hay que seguir de manera atenta. “Hoy tenemos la historia argentina muy en mente, para que no se vuelvan a ocasionar las mismas tragedias que antes”. Micaela marca que el pedido por el boleto estudiantil gratuito sigue presente, también que haya educación sexual integral  y el derecho de las alumnas y los alumnos “a poder participar y tener una voz dentro de las escuelas” en un contexto de igualdad.

Lila Barese Onocko (17 años) es alumna de 5to año del Complejo Educativo de Alberdi. Cuando estaba en 2do año fue elegida presidenta del centro de estudiantes. El organismo no duró mucho, se disolvió porque “no había mucho interés” en el estudiantado. En 2018 se volvieron a hacer elecciones y ahora está en pie. “Pero costó. Fue un proceso muy difícil”, dice Lila. Manifiesta que lo que pasa en su colegio, ocurre en la mayoría de las escuelas privadas: “Los directivos te quieren convencer que nos escuchan y bancan, pero cuando se trata de algo más groso que cambiar una lámpara, como -por ejemplo- poder usar bermudas y que no sea solamente un permiso para los chicos, es decir cosas más inclusivas, ahí se echan atrás y hasta se ponen la gorra”. Respecto del funcionamiento de los centros de estudiantes, el problema que señala es cómo lograr una participación real. “Sobre todo en las escuelas que pretenden ser progres, donde es casi testimonial. A los centros los tienen para decir ‘cumplimos con la ley y bancamos a los chicos’, pero es como una chapa”.

Más allá de estas diferencias, Lila celebra que el aniversario del 16 de septiembre esté muy presente en su escuela, que se puedan organizar actividades para conmemorarlo, como actos, lecturas de textos, películas, producciones audiovisuales, trabajado desde la perspectiva histórica, generando “un ambiente súper emotivo”.

Piensa que la fecha es una ocasión para que se tengan en cuenta las voces jóvenes: “Las generaciones mayores muchas veces dicen ‘Sí, son el futuro’, pero de una forma u otra nos pasan por encima. Por ejemplo, cuando marchamos dicen que ‘somos unos adolescentes hormonales, que no entendemos nada y necesitamos agarrar libros’. Es un buen momento para recordar que nosotros estamos, vamos a seguir estando y que no sólo somos el futuro sino también el presente”.

Al final de la conversación, Lila pide espacio para compartir algo muy sentido, que marca decididamente también la agenda de lo que hoy representa este 16 de septiembre, y de manera muy emotiva cuenta: “Cuando recién empezaba en el centro de estudiantes, era nueva en la escuela, me estaba conociendo con todos. Yo era una nena, una piba y más chica. Se me rieron mucho y no me daban bola. Me bastardeaban un poquito. Por eso hoy me parece muy importante también que en el Día del Estudiante y de la Noche de los Lápices, nos acordemos que las pibas también somos fuertes y podemos manejar centros de estudiantes, podemos manejar el país o ser legisladoras, lo que queramos. Es muy importante que cualquier chica siga adelante, que haga lo que le interese y no se deje subestimar, porque probablemente sea mucho más capaz que todos los compañeros que se están riendo de ella”.

Más sobre la fecha

Cada 16 de septiembre se conmemora a nivel nacional el Día de los Derechos de los Estudiantes –fecha instituida en 2006-, por lo ocurrido en septiembre de 1976 cuando diez estudiantes secundarios que tenían entre 16 y 18 años, y militaban en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) de La Plata fueron secuestrados, torturados y desaparecidos. Sobrevivieron a ese horror, Pablo Díaz, Gustavo Calotti, Emilce Moler y Patricia Miranda. Permanecen desaparecidos: Claudio de Acha, María Clara Ciocchini, María Claudia Falcone, Francisco López Muntaner, Daniel A. Racero y Horacio Ungaro.

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Récord de casos de coronavirus: 96 en Rosario y 165 en la provincia

El Ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe confirmó 156 nuevos casos en las última