En diciembre, habrá 14 ediles y 14 edilas por primera vez en la historia del Palacio Vasallo. A 70 años de poder elegir y ser electas, las concejalas rosarinas hacen oír su voz. 

El 23 de septiembre se instituyó como Día Nacional de los Derechos Políticos de la Mujer. La fecha es histórica y aunque llega dos días después de la primavera no alude precisamente a un jardín de rosas, sino al largo, escarpado y sinuoso camino que recorrido hasta lograr convertirse en electoras y electas. En Argentina, ese trayecto tiene mojones legislativos que hicieron posible avanzar de a tramos a lo largo de 70 años. A nivel local, la última posta fue el año pasado con una ordenanza de paridad de género para las candidaturas. Cuando llegue diciembre, habrá 14 mujeres y 14 varones, por primera vez en la historia del Palacio Vasallo.

Que haya un día para conmemorar los derechos políticos de las mujeres y no exista una jornada similar para los hombres, exime de sutilezas con respecto a la participación de la mujer en política, antes del 9 de septiembre de 1949, fecha en que se aprobó la ley N° 13.010, de voto femenino, promulgado 14 días después. Hasta ese entonces sólo lucha y angustia. Pero el movimiento de mujeres sufragistas aquí y en el mundo, era imparable y estaba cambiando para siempre el siglo XX.

En 1991, la Ley N° 24.012, de Cupo Femenino, intentó aumentar la participación de las chicas reservándoles un 30 por ciento en las listas de candidatos. El mismo nombre de la ley resultaba desagradable toda vez que enconsertaba un derecho con un porcentual. De todas formas fue celebrada porque antes de ese “piso” las mujeres casi habían naturalizado el subsuelo político. 

Hace dos años, el 23 de noviembre de 2017, el Congreso votó la ley N° 27.412 de Paridad de Género, en las candidaturas legislativas y al Parlamento del Mercosur. Los nuevos aires aún no llegaron a Santa Fe, donde una iniciativa similar, consensuada por distintos bloques políticos, aún no logra hacer pie en el Senado provincial, allí donde deciden el curso de las cosas, 18 varones y una sola mujer. 

La conquista de derechos políticos más cercanas se dio el 28 de septiembre de 2018, cuando por una ordenanza del edil Roberto Sukerman, votada en forma unánime, se estableció la paridad de género en los cargos y en forma alterna. Cuando este fin de año se constituya la nueva composición del Concejo de Rosario, habrá por primera vez 14 bancas ocupada por mujeres e igual número por hombres. Todos celebrarán y el dato quedará en los registros, será una nueva posta en el camino de las mujeres hacia la igualdad de derechos, que en lo formal políticamente hablando, tiene sólo 70 años. ¿Qué es ese número con la historia como trasfondo? Un relámpago de efímero, un rayo, si, pero que no cesa.

Política y mujer

“Que tengamos un día de los derechos políticos de las mujeres habla de lo que nos costó constituirnos como electoras y con la posibilidad de ser electas, en conmemoración de lo que conocemos como “ley Evita”, que otorgó el voto universal a las mujeres en nuestro país”, afirmó la concejal Norma López (Frente para la Victoria). Y dijo que al concretarlo, “Eva Perón recogió las banderas de otras mujeres que si bien no habían logrado constituirla como un eje político dentro de las leyes y los derechos, habían lograron grandes avances como Alicia Moreu de Justo, pero sin duda que fue la voluntad política del gobierno de Perón cuando se logró”.

Para la edila, que “hablemos de los derechos políticos de las mujeres, que los conmemoremos, es muy importante, sobre todo en este marco de unidad de acción y de movilización del movimiento de mujeres que, con diferentes miradas, ideologías y prácticas políticas, pero venimos de un piso común, que es la lucha de aquellas que dejaron su vida, en el caso de Evita fue literal”.

En ese marco ubicó al 2018, “con una movilización tan importante reclamando por ampliación de derecho de las mujeres, esta experiencia tan importante que ha venido para cambiar la política argentina, a pesar de los resabios de construcciones patriarcales, nos va a costar, nos va a costar que se caiga, sí, pero no se vuelve atrás”. 

“Para mi Eva Perón es la ideóloga de la organización política femenina en nuestro país, en un momento donde en las barriadas y en las fábricas peleaban y no se había gestado aún el consenso necesario para un feminismo popular como es el que hoy transitando”, dijo la edila. Y ubicó en la gesta a Florentina Gómez Miranda y Julieta Lanteri, entre otras sin olvidar el rol de “las grandes luchadoras que fueron las anarquistas”. En la historia más cercana, señaló la “gran referencia de Cristina Fernández en la construcción de nuevas mayorías y derechos”.

“Después tengo mucho que aprender de mis compañeras, en el barrio, de mi mamá y del Concejo en cuanto a la capacidad que tenemos entre todas de tejer esfuerzos de articular más allá de la ideología, en construcciones más transversales, y eso es lo que viene hacer esta etapa del feminismo popular”, aseguró. 

Para la concejala Celeste Lepratti, (Frente Social y Popular), “si se habla de una semana de reconocimiento de los derechos políticos de las mujeres, es porque detrás hubo una gran pelea por esa igualdad, y que va mucho más allá de los setenta años que por suerte fue el momento en que pudimos acceder a poder votar y en este sentido hay un reconocimiento claro a Eva Perón”. 

“Junto con ella no podemos olvidarnos de las pioneras que dieron los primeros pasos como Alicia Moreau que es una figura siempre a tener en cuenta, y personas cuyos nombres no trascendieron pero sí sus tareas, que fue la de tejer todo ese camino para que lleguemos a lo que es hoy”, dijo la edila. Y agregó que a pesar de todo “la denuncia por desigualdad continúa”.

“Se están produciendo cambios muy importantes que significan acceso a derechos e igualdad pero aún falta y mucho, bienvenida esta semana que costó tanto, y es importante seguir fortaleciendo a través de distintas acciones, creo que la tarea es hacia la sociedad en general, como una toma de conciencia para apropiarse de esto y por otro lado hacia el interior de los espacios que habitamos donde muchas veces el escollo es mayor que afuera”, enfatizó. 

Para la concejala María Fernanda Gigliani (Iniciativa Popular), la fecha implica demostrar que “las mujeres siempre estuvimos invisibilizadas en la vida política y no sólo se recuerda a mujeres como Eva Perón sino también a mujeres socialistas que en su momento impulsaron estos derechos”. Según la edila “está bueno que se conmemore porque permite seguir reflexionando sobre cuál es el rol de las mujeres ya que todavía se sigue luchando”.

“Hoy la discusión ya no es la ley de Cupo sino la paridad de género no sólo para acceder a cargos públicos sino para acceder a otros espacios como la Corte Suprema, en los directorios de las empresas, es decir hay una lucha que aún está vigente y aún falta un cambio profundo para poder hablar de igualdad real entre varones y mujeres”, dijo Gigliani. Y fue por más: “Las mujeres imponemos una agenda distinta, esto está demostrado en los lugares que las mujeres vamos ocupando, porque ponemos el ojo en sobre una agenda que a veces se desestima, ahora también es cierto que no siempre que haya una mujer en determinado lugar, garantiza una perspectiva de género, cuando hablamos de deconstruir nos referimos a mujeres y varones”.

Desde Ciudad Futura, Caren Tepp, amplió el foco e incluyó a organizaciones como colegios de profesionales, sindicatos y clubes. “Siglo XXI y la lucha continúa para seguir profundizando la democracia que sin nosotras no existe, y la deuda pendiente es de la provincia de Santa Fe, para sancionar la paridad”, enfatizó. Y dijo que desde el Bloque que integra, vienen planteando la paridad no como un techo sino como una elevación del piso que en Santa Fe, aún es del 30 por ciento. 

“En el año 2017, presentamos una lista integrada por mujeres para disputar lugares en el Congreso y esa lista fue impugnada por el Poder Judicial que reglamentó que había que respetar y defender el cupo masculino”, evocó. Y dijo que de esa controversia, llegó la ley de Paridad de Género a nivel nacional. “Es necesario que las mujeres tengamos cada vez más lugares de decisión pública y política, porque muchas veces, aún dentro de las instituciones hay que seguir soportando maltratos, estereotipos e imposiciones. En el Concejo tenemos un compromiso muy grande por allanar el camino”, afirmó. Ha visto para qué sirven las utopías, para seguir plantando mojones.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Silvia Carafa
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

El Martín Fierro y la invención del gaucho muy gauchito

Un análisis sobre la famosa obra de José Hernández y sus relatos sobre un salvaje rebelde