El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva rechazó el derecho a acceder a arresto domiciliario, y afirmó que prefiere esperar en prisión la anulación de su condena por parte de la Corte Suprema de Justicia.

Así lo informó el abogado de Lula, Cristiano Zanin Martins, luego de reunirse con el ex mandatario en la celda que ocupa en la sede de la Policía Federal en la ciudad sureña Curitiba.

Lula escribió en una carta manuscrita y enviada por Zanin a periodistas para responder a la posibilidad de acceder a arresto domiciliario: “No cambio dignidad por libertad”.

Los medios que fueron cómplices en la persecución y arresto del ex presidente vienen subrayando que la legislación de ejecución penal lo autoriza a cumplir la condena en su domicilio, un derecho que podría haber sido otorgado desde el primer día, si no fuera por el ánimo de proscribirlo ante la elecciòn presidencial de 2018.

Lula, condenado a ocho años y 10 meses de prisión, sin pruebas, y sólo por la “íntima convicción” del juez de primera instancia, podría beneficiarse con el cumplimiento en su domicilio, para lo cual debería usar una tobillera electrónica, pero el ex mandatario se niega a ello, a la espera de que el Supremo Tribunal Federal (STF) resuelva los recursos de hábeas corpus que presentó su defensa con el objeto de que se anule la sentencia.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Espionaje ilegal: la Justicia rechazó la recusación de Mauricio Macri

El juez federal Martín Bava volvió a citar al ex presidente a prestar declaración indagato