En un nuevo revés para el presidente Mauricio Macri, el máximo tribunal estableció que la reducción del IVA y del Impuesto a las Ganancias, incluida en las medidas económicas anunciadas tras las Paso, “no puede afectar los fondos de coparticipación que corresponden a las provincias».

Según se informó oficialmente este martes al mediodía a través del Centro de Información Judicial, la Corte Suprema de Justicia de la Nación dispuso cautelarmente que los costos fiscales de la aplicación de los decretos del Ejecutivo que rebajaron el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto a las Ganancias “sean asumidos con recursos propios del Estado Nacional, sin afectar la coparticipación que corresponde a las provincias”.

El fallo judicial lleva las firmas de los jueces Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti; en tanto que Carlos Rosenkrantz votó en disidencia. Las provincias beneficiadas son Catamarca, Chubut, Entre Ríos, Formosa, La Pampa, La Rioja, Misiones, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur y Tucumán.

De esta manera, la cautelar protege a las provincias de la afectación de recursos hasta que la misma Corte tome una decisión de fondo o se llegue a un acuerdo entre los distritos y la Nación.

El tribunal supremo también deberá resolver sobre la constitucionalidad del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) con el que el Gobierno congeló el precio de los combustibles. Tres provincias petroleras, Neuquén, Río Negro y La Pampa, recurrieron a la Corte para resolver el conflicto.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Renunció Guzmán al cargo de ministro de Economía

El ahora ex titular de esa cartera publicó en su cuenta de Twitter una carta dirigida al p