En un hecho histórico, el Taladro le restituyó la condición de socios a 11 desaparecidos y desaparecidas durante la última dictadura cívico militar. Sus familiares y amigos recibieron los carnets.

Alberto Pera, Alejandro Hansen, José Pablo Ventura, Eduardo Streger, German Gavio, Raúl Ceci, Mario Pierrepont, Leonel Saubiette, Ricardo Chidichimo, Roberto Matthews y Silvia Streger. ¡Presentes! Así, bien fuerte, se gritó este jueves en el Florencio Sola cuando el club del sur del Gran Buenos Aires le restituyó –modificación del Estatuto mediante– la condición de socios y socias a esas 11 víctimas del terrorismo de Estado. Con esta iniciativa impulsada por la agrupación Banfield por los Derechos Humanos, la institución albiverde se convirtió en la primera del país en realizar un reconocimiento de esta envergadura. “Esto para mí es muy conmovedor y espero que muchos clubes tomen este camino”, destacó Liliana Teplitzky, ex esposa de Eduardo Streger y dueña de una brillante historia con su cuñada Silvia, que tiene a los colores del Taladro como protagonista.

Y además, ante este precedente la AFA asumió el compromiso de colaborar con todos los clubes que pretendan incorporar en sus estatutos la nueva categoría de socio detenido-desaparecido, tal como lo hizo la dirigencia de la institución que preside Lucía Barbuto. 

Durante el acto –en el que hablaron personalidades de la talla de Norita Cortiñas y Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; Lita Boitano, de Familiares de Detenidos- Desaparecidos; Delia Giovanola, de Abuelas de Plaza de Mayo, Ezequiel Fernández Moores, periodista de La Nación y La 1110; además de Sergio Cherco Smietniansky, referente de Banfield por los Derechos Humanos – Subcomisión de Socios, y uno de los autores de la iniciativa–, se entregaron los carnets a familiares y amigos de los socios y socias. Esta grosa movida también contó con el respaldo del plantel profesional que dirige Julio César Falcioni, y que este viernes jugó ante Newell’s en el Coloso: en un video, los jugadores mencionaron junto a las futbolistas –al estilo formación de un equipo– a las y los 11 reasociados.

La familia banfileña

Liliana Teplitzky nació y se crió en la populosa Lomas de Zamora. En 1966 se puso de novia con Eduardo Streger, y al tiempito se casó, con 18 años de edad. De la familia de su esposo forjó una gran amistad con su cuñada Silvia. Los dos eran fanáticos del Taladro, están desaparecidos, y figuran entre quienes fueron restituidos en su condición de socios.

“Ni bien supe de la iniciativa del club me comuniqué con ellos. Esto para mí es muy conmovedor y espero que muchos clubes tomen este camino”, destacó Liliana desde el otro lado de la línea telefónica, en diálogo con el eslabón. Y lamentó perderse tamaño reconocimiento, por problemas de salud. “Me estoy preparando para una operación y tengo prohibido viajar, pero estuve con el corazón”, afirmó.

“Estuve muchos años casada con Eduardo. Él era muy fanático de Banfield y muy concurrente a la cancha, y en su familia todos eran socios, el padre había sido autoridad en el club, el padrino fue médico del plantel”, recordó esta ex presa política, quien confesó ser hincha de la Academia de Avellaneda, aunque no muy futbolera. “En ese momento –rememoró– Racing era el enemigo de Banfield”, ya que venían de enfrentarse en la épica final de 1951, recordada, entre otras cosas, porque Juan Domingo Perón tomó partido por la Acadé, y su esposa Eva Duarte, por el Taladro. “Pero concurrí varias veces a la cancha de Banfield y tengo muy lindos recuerdos. A parte vivía cerca”, admitió Teplitzky, y aclaró: “Yo puedo estar en contra de muchas cosas del fútbol, como el negocio que mueve, pero no puedo negar la pasión que implica”.

La vida por los colores

Todavía corrían tiempos dictatoriales en el país cuando Liliana Teplitzky, por entonces presa en Devoto, recibió una señal muy particular que confirmaba que su cuñada Silvia, detenida en el campo de exterminio conocido como Pozo de Quilmes, aún seguía con vida. “A principios del 78, yo estaba internada en el hospital penitenciario de Devoto, donde estuve 8 años detenida como presa política. Me estaban por operar de la columna, que es una secuela que tengo de la tortura. Y al hospital llegó una señora que muy temerosamente se me acercó, me preguntó el nombre y me dijo que quería traerme un elemento para que yo y mi familia sepamos que Silvia estaba viva”.

Ante la sorpresa de Liliana, la compañera de detención de su cuñada continuó. “Me dijo que compartía celda con ella y que me mandaba una trenza para que le crea. «Silvia me dice que si yo te doy esto vas a saber que es verdad lo que te cuento»”, recuerda Liliana que le dijo la mujer. Y eso era una trenza ¡con los colores de Banfield! “Me quedé muy sorprendida, porque no sé ni de dónde sacó los materiales para hacer la trenza, la había hecho de forma improvisada con un plástico blanco para envolver paquetes y con pedazos de tela verde”, contó Teplitzky. “Yo logré hacerle llegar a los padres de Eduardo y de Silvia esa trenza y contar la historia”, agregó.

“En estos días mi nieta, que es nieta de Eduardo, me preguntó si tenía la cinta, porque le gustaría verla”, indicó Liliana, y aclaró: “Yo intenté y logré que le llegara a la familia directa, tuve que buscar una manera porque en esa época yo tenía visitas a través de un locutorio de vidrios, así que recurrí a alguien que sabía que podía venir a visitarme y que podía tener contacto, o sea que le pude dar la cinta y contarle la historia. Esa señora me pidió que nunca la nombre, y es tan así que me olvidé su nombre. Pero sí tengo muy grabada la imagen de la cinta y la importancia de la historia”, concluyó.

Más notas relacionadas
  • La corchea y la redonda

    El periodista y escritor Guillermo Knoll publicó el libro La Música y el Fútbol, en cuyas
  • El corazón mirando al sur

    Este domingo, Unión Roque Sáenz Peña, institución del populoso Saladillo, será sede de un
  • Capote y Capotito

    Alicia Fernández, primera periodista deportiva de la ciudad, y su colega Julio Rodríguez p
Más por Santiago Garat y Facundo Paredes
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Diecinueve policías a juicio por el caso Franco Casco

En el marco de la causa por desaparición forzada del joven, el Juzgado Federal Nº 3 de Ros