En medio de las masivas protestas en contra de un paquete de medidas económicas neoliberales, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anunció la noche del lunes que trasladó la sede del Gobierno a la ciudad de Guayaquil, ubicada a unos 421 kilómetros de Quito, la capital del país. A pesar de la violenta represión, las manifestaciones siguen en ascenso.

Moreno afirmó que las movilizaciones que vive el país suramericano desde el pasado 3 de octubre, las cuales han dejado hasta ahora un muerto según un reporte, «no es una manifestación de descontento”. “Los saqueos, el vandalismo y la violencia demuestran que hay un intento de romper el orden democrático”, sostuvo el gobernante.

El presidente de Ecuador anunció el pasado 2 de octubre una serie de medidas para “reactivar” la economía, entre las cuales eliminó los subsidios a los combustibles y redujo prestaciones salariales a los empleados públicos contratados en forma temporal.

«La eliminación de subsidios de combustible es histórica que quita de las manos de los contrabandistas miles de millones de dólares, la decisión asegura una economía sólida», subrayó el presidente.

Frente a la creciente protestas y la salida masiva de manifestantes a las calles, agentes militares y policiales desataron una feroz represión en el centro de Quito. En ese marco, el pasado domingo se registró la muerte del manifestante Raúl Chilpe en Azuay.

Represión

Organizaciones sociales han publicado en redes sociales videos que muestran las acciones excesivas de las fuerzas policiales contra los manifestantes.

En el marco de una nueva jornada de protestas contra las medidas económicas anunciadas por el presidente Lenín Moreno, los manifestantes denunciaron una fuerte represión por parte de la Policía de Ecuador en el Centro Histórico de Quito (capital).

Ante la llegada de los primeros grupos de comunidades indígenas para unirse a las protestas, agentes de seguridad reprimieron con gases lacrimógenos para dispersar a los ciudadanos, quienes se encuentran a pocas calles del Palacio de Carondelet, sede del Gobierno.

Desde horas de la tarde de este lunes, en varios puntos del país, organizaciones sociales han publicado en redes sociales videos que muestran las acciones excesivas de las fuerzas policiales que atentan contra la integridad de quienes participan en las movilizaciones.

Los movimientos sociales han afirmado que no dejarán las calles hasta que el presidente Moreno derogue las medidas económicas anunciadas.

Fuente: RR/Telesur

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes, y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Ascienden a general al piloto que llevó a Evo desde Bolivia a México

Miguel Eduardo Hernández, el piloto que trasladó al derrocado presidente Evo Morales desde