Líderes de Latinoamérica expresaron su solidaridad con opositoras que se encuentran detenidas tras las masivas protestas que rechazaron el paquetazo neoliberal que pretendió imponer el presidente de Ecuador, Lenín Moreno. La demanda, que adquirió notoriedad internacional, llega después de la detención de la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, y el asilo en la Embajada de México de la asambleísta, Gabriela Rivadeneira, ambas militantes de la Revolución Ciudadana.

Tal cual informó Telesur, desde la instauración de la Mesa de Diálogo entre el Gobierno de Moreno y organizaciones indígenas, se han presentado varias detenciones a funcionarios políticos de militancia con la Revolución Ciudadana, partido del expresidente, Rafael Correa.

«Veo con mucha preocupación los graves hechos que se viven en Ecuador y la persecución política y judicial que están sufriendo dos mujeres jóvenes que son referentes de la oposición política (…) Me refiero a Gabriela Rivadeneira, que solicitó asilo a México, y a Paola Pabón, prefecta de Pichincha, detenida desde la madrugada del lunes. No podemos no observar este tipo de violaciones al Estado de Derecho en la región», manifestó el candidato presidental argentino, Alberto Fernández.

El Gobierno venezolano, por su parte, emitió un comunicado donde rechaza tajantemente las detenciones a funcionarias de la Revolución Ciudadana, «repudiamos las acciones de persecución judicial llevadas a cabo en la República de Ecuador contra dirigentes políticos y sociales, como evidente estrategia de criminalización de la disidencia, judicialización de la política y violación de los derechos humanos», añadió.

La candidata a vicepresidencia y ex presidenta de la Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, expresó su solidaridad con las dirigentes ecuatorianas, «la democracia tiene nombre de mujer y en Ecuador está presa», agregó.

La ex mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, expresó su preocupación a hechos que van en contra vía de la democracia y culpó al Fondo Monetario Internacional (FMI) de experimentar en América Latina e incentivar el modelo neoliberal.

La democracia tiene nombre de mujer y en Ecuador está presa. Libertad a Paola Pabón, prefecta de Pichincha, presa y Gabriela Rivanedeira, asilada. Mujeres, jóvenes, comprometidas y votadas por su pueblo.

«La OEA debe ponerse de pie y actuar contra las acciones represivas del gobierno de Moreno, que son una demostración completa de falta de respeto a los derechos humanos y los fundamentos del estado de derecho democrático», concluyó Rousseff.

Pabón agradeció el pronunciamiento de los líderes indicando que la lucha de las mujeres por todos los pueblos no termina ni se anula con la cárcel, el exilio o el linchamiento mediático.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes, y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Fuente: Telesur

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Lobo suelto, Central atado: caída en el debut de Tevez

El Canaya no despega, ni siquiera con la llegada de Carlos Tevez, recibido por el Gigante