El presidente Mauricio Macri volvió a hacer blanco de críticas y desmentidas tras sus declaraciones sobre las políticas educativas de su gobierno, en estos casi cuatro años. Fueron sobre las que realizó en el debate presidencial del domingo pasado y en proyección a las elecciones del 27 de octubre próximo. En esas afirmaciones, Macri dijo que durante su gestión el presupuesto para ciencia y técnica había aumentado, desde el Conicet le recordaron que no sólo no era verdad sino que además había sufrido una reducción bien significativa. Y de paso le reiteraron el pedido de un 20% de aumento para los salarios.

Entre otras cuestiones, Macri también habló de “nuevos alfabetismos” (¿?) y de haber emprendido “una revolución en educación desde el primer día de gobierno”. Entre lo que enmarcó como logros y avances, aludió la inclusión de la enseñanza de “la robótica y programación desde jardín de infantes», además de pronosticar que «todas las escuelas van a tener internet, incluso las rurales». También mencionó la incorporación del inglés desde el nivel inicial, una propuesta que forma parte de la campaña y que promete garantizarla con videoconferencias.

Efectivamente el desordenado anuncio de Macri –era evidente que no sabía muy bien de qué se trataba- tiene que ver con el plan Aprender Conectados para nivel inicial. Un plan que se lanzó como “la primera iniciativa en la historia de la política educativa nacional que se propone implementar un programa integral de educación digital, programación y robótica en todos los jardines de gestión estatal del país” (Educ.ar, 11 de junio 2019).

Fue presentado a mediados de este año en un jardín de provincia de Buenos Aires, donde estaban el presidente Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal, el ministro de Educación Alejandro Finocchiaro y la directora nacional de Innovación Educativa y responsable integral del proyecto, María Florencia Ripani. De acuerdo a lo que anunciaron, el programa alcanzaría “a casi 1.200.000 de estudiantes, 82.000 docentes y 16.000 escuelas”.

No están en discusión estos aprendizajes. Pero es difícil imaginar cómo y dónde se van a desarrollar cuando se sabe de antemano que la educación pública no entra en los planes de este gobierno: no hay jardines de infantes, no hay salas, no hay intenciones de construirlos, además del dato más que preocupante de conocer que más de la mitad de las niñas y los niños son pobres.

Sí, hay que recordar que el plan Aprender Conectados se implementó en 2018 para arrasar con el Conectar Igualdad, por el que se llegaron a entregar más de 5 millones y medio de netbooks a los estudiantes secundarios de escuelas públicas de todo el país. El plan de Cambiemos vino para terminar con esa meta de igualdad, de derechos, por la que cada chica o chico podía disponer de su propia computadora. De ahí en más la norma anunciada era la equipar a las escuelas con estos recursos. Al menos esa fue la promesa. Lo real es que ni siquiera han mantenido la infraestructura más elemental de los establecimientos educativos del país, para enseñar y aprender en condiciones seguras.

A partir de diciembre de 2015, el Conectar Igualdad comenzó a ser desmantelado hasta terminar por darlo de baja en 2018. Se dejaron de entregar netbooks, se despidieron trabajadoras y trabajadores y los soportes técnicos fueron desarticulándose de las escuelas.

En un artículo periodístico (“Un plan nacional de conectividad que ya no iguala”, Suplemento Educación de La Capital, del 12 de mayo de 2018) Eduardo López, referente de UTE y Ctera, recordaba que en 2016, el gobierno tenía que “repartir 600 mil netbooks, pero sólo entregaron 100 mil, que son un remanente de lo adquirido el año pasado. O sea que hay 500 mil chicos de primer año que no las recibieron».

Lo que siguió después ya es conocido: las netbooks se dejaron de entregar y las que se ven en las aulas son las que han distribuido los Estados provinciales, con aportes de empresas privadas o fundaciones, o las sobreviven al paso del macrismo por la educación pública.

 

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Presentan un libro sobre el peronismo de Santa Fe

La obra “El peronismo de Santa Fe. Frentismo, rupturas internas y desestabilización instit