El informe del Oetec se concentra en “analizar lo ocurrido con el indicador Saifi, precisamente el que permite darse una idea de los cambios en la cantidad de cortes de luz en un determinado período, para las distribuidoras Edenor y Edesur”.

Fuente: Enre. “Revisión semestral del desempeño de Edenor SA y Edesur SA. Semestre 45. Septiembre de 2018 – Febrero de 2019”. Macri tomó un valor equivocado de este informe y lo comparó con la gestión anterior. Al contrastar el número real de cortes de luz con el mismo período previo a la Revisión Tarifaria Integral (RTI) durante la administración Cambiemos, se encuentra un empeoramiento de la calidad del servicio en el promedio de Edenor y Edesur. (1)

El Saifi es la frecuencia de interrupciones por usuario por semestre. El semestre septiembre de 2016 a febrero de 2017 (previo a la RTI) registró un Saifi promedio de 4,5. El de septiembre de 2018 a febrero de 2019 (dos años de RTI) fue de 4,6. No sólo no hubo reducción, sino que fue 3 por ciento superior. En otras palabras, la gestión Macri termina con un aumento en los cortes de luz para los usuarios de las áreas de concesión de Edenor y Edesur.

El informe agrega: “Al discriminar por distribuidora observamos que para Edenor hubo una reducción del 10 por ciento: de 4,93 a 4,44 interrupciones que afectaron a los usuarios en promedio. Es decir, una muy baja mejoría”.

Fuente: “Evolución de los índices de calidad de servicio y objetivos de la RTI para Edenor y Edesur  entre 2015 y 2019” (Enre). Saifi para Edenor. En rojo, subrayamos los períodos comparados por nosotros. La flecha señala el comienzo de la RTI.

En cuanto a Edesur, aumentaron 18 por ciento (de 4,07 a 4,79). Y peor aún, respecto de 2015 no hubo cambios.

Fuente: “Evolución de los índices de calidad de servicio y objetivos de la RTI para Edenor y Edesur entre 2015 y 2019” (Enre). Saifi para Edesur. En rojo, subrayamos los períodos comparados por nosotros. La flecha señala el comienzo de la RTI.

En el informe algo queda claro: “El macrismo se compara permanentemente con el kirchnerismo. Así lo hizo el propio Presidente en el debate. Pero tal comparación es cuanto menos ridícula a la hora de medir qué sucedió con la calidad del servicio luego de los incrementos de más del 2.000 por ciento en las tarifas del servicio público de electricidad, así como las ingentes y multimillonarias ganancias percibidas por estas distribuidoras”. (2)

Asimismo, en el estudio se resalta que la comparación también es absurda “sobre todo porque durante el segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner no hubo aumentos de la tarifa. ¿Qué grado de validez entonces puede tener cotejar un período sin RTI con uno con RTI?”.

La conclusión del Oetec es lapidaria: “Muy a pesar de haber transcurrido dos años (cuatro semestres) de RTI, la frecuencia de interrupciones por usuario (cantidad de cortes de luz) promedio entre ambas distribuidoras aumentó 3 por ciento entre 2016 y 2019 (semestre primavera-verano)”.

En suma, con el tarifazo empeoró la calidad promedio del servicio medido de acuerdo a este indicador para Edenor y Edesur.

Cabría preguntarle a quienes aún defienden los aumentos con el argumento de que “no se podía pagar tan poco” si al menos no esperaban que al pagar “mucho” el servicio fuera mejor.

1 En la conclusión del informe se lee: “… los índices de calidad del servicio técnico a nivel total distribuidora (cantidad de interrupciones y duración, sin considerar los casos invocados por fuerza mayor) correspondientes a la cuarta revisión semestral han resultado inferior al límite del sendero para el área de concesión de Edenor S.A. y superior para el área de concesión de Edesur SA respecto del indicador Saifi”. La mejora de Edenor es prácticamente insignificante; Edesur directamente empeora, tal y como se verá en este informe.
2 Sumando las ganancias operativas de ambas empresas, esto es, los ingresos netos consecuencia de la política tarifaria desde diciembre de 2015 a la fecha, se observa para los dos últimos años un total de 403, 7 millones de dólares (240,5 millones en 2017 y 163,2 millones en 2018). Al primer semestre de 2019, las ganancias operativas de Edesur pegaron un espectacular salto interanual, alcanzando los 10.532 millones de pesos, mientras que de 8.586 millones las ganancias integrales. Edenor, por su parte y en igual período, informó ganancias operativas por 1.644 millones e integrales por 10,828 millones de pesos.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Murieron en el mar, buscando un lugar en España

No menos de 58 migrantes murieron cuando el bote con el que buscaban alcanzar las islas Ca