El concejal peronista hace un análisis de lo que se viene en el nuevo escenario político y destaca la necesidad de “articulación entre nación, provincia y Rosario”, ante la situación inflacionaria y el quebranto socioeconómico que dejará el macrismo.

El edil justicialista Roberto Sukerman tiene un capital político de 175 mil votos, que lo dejó apenas a un punto y medio de lograr la intendencia de Rosario. Las elecciones del 27  de octubre pasado alinearon un par de planetas entre nación y provincia. El Eslabón dialogó con el concejal sobre el nuevo mapa y si este escenario resignifica esa especie pole position que logró al quedar sólo a 7.800 votos del electo Pablo Javkin en las ajustadas elecciones del pasado mes de junio. “Estoy trabajando codo a codo con el gobernador electo Omar Perotti, en la conformación del gabinete y en la conformación de políticas públicas para llevar adelante a partir del próximo 10 de diciembre”, adelantó el edil.

Sukerman también se refirió a la articulación de Provincia y Nación. “Tengo un gran vínculo con el presidente electo, Alberto Fernández y con quienes van a formar parte de su gabinete”, afirmó y agregó: “Quiero decir que no importa tanto el lugar donde uno esté, porque una cosa es el cargo formal que se pueda tener y otra cosa lo que uno hace en concreto, nuestra obligación es trabajar todos los días para que Rosario, la nación y la provincia, estén cada vez mejor”, planteó.

Cuadro de situación

Para el edil es necesario entender que los trabajadores y empresarios tienen que desacoplar sus demandas del espiral inflacionario. “Este año tuvimos una inflación mayor al 50 por ciento, si en la próxima paritaria los trabajadores reclaman ese porcentaje, la inflación no se detiene, hay que explicarles que lo importante no es el aumento de su salario, sino que el aumento de todos los costos que tiene su vida sea inferior, al aumento de su salario”, detalló.  

A modo de ejemplo, señaló como debe ser la relación entre salarios y aumentos de precios: si el primero sube un 20, el segundo no puede superar el 15, si sube 10, el segundo porcentual no puede pasar cinco. 

“Lo que quiero decir es que podamos explicarle a los trabajadores que tenemos que hacer un acuerdo para que aumente su poder adquisitivo, al revés de lo que sucedió en estos cuatro años con Mauricio Macri, que los aumentos de salario siempre fueron por debajo del aumento del costo de vida”, aclaró el edil. 

“Nuestro objetivo es justamente, revertir esa situación”, enfatizó y dijo que hay que hacer pasar el nudo del análisis por la relación salario/poder adquisitivo: “Para eso hace falta grandes acuerdos y que los trabajadores dejen de perder y comiencen a ganar, como sucedió en todos los años desde 2003  a 2015”.  

“Creo que tenemos la obligación de llegar a grandes acuerdos que tienen que ser en los tres niveles del Estado: nación, provincia y ciudad, también entre los distintos sectores políticos, pero además se tienen que dar entre los distintos sectores económicos y sociales”, sostuvo Sukerman. 

En su opinión, y por la situación de quebranto socioeconómico con la que el gobierno de Mauricio Macri, dejará el país, esos acuerdos tienen que tener algunos plus ultra. “Nosotros no podemos hacer solamente acuerdos de cúpulas o parlamentarios o de dirigentes, también necesitamos que los protagonistas del proceso social y económico del país, estén involucrados”, enfatizó.  

“La Argentina no fabrica dólares, nosotros tenemos obligaciones enormes que cumplir con organismos internacionales de crédito en los próximos años por el endeudamiento externo inédito que deja este gobierno”, señaló el edil, prologando un didáctico cuadro de situación, al alcance de todos.  

“Si pagamos la deuda, no vamos a poder tener dólares para el resto de las cosas que necesitamos a fin de que el país vuelva a crecer, por lo tanto necesitamos un gran consenso y grandes acuerdos a nivel internacional para que haya quita, para que haya espera y una renegociación de esa deuda ¿para qué? para tener dólares y que el país pueda ponerse en marcha”, detalló. 

La explicación continuó abriendo interrogantes: “¿Qué se necesita para que el país vuelva a crecer? Necesitamos créditos y para esto necesitamos bajar la inflación, si logramos esto, también hacemos que baje la tasa de interés, esto hace que vuelva el crédito y comience un proceso productivo”. 

Análisis del resultado

 “Estamos muy felices, en la elección del domingo 27 de octubre pudimos concretar lo que venimos deseando desde hace cuatro años, devolverle al pueblo argentino, un gobierno que trabaje a favor de los sectores más desprotegidos de la sociedad, para que puedan tener justicia social, independencia económica y soberanía política”, explicó.  

Además recordó que el efecto que causó el modelo aplicado por Cambiemos, estaba prefigurado en el debate por la elección presidencial de Macri con Daniel Scioli , en 2015. “Todo lo que dijo Macri fueron mentiras, no cumplió nada, lo que sí vimos, es el desastre que hizo en la Argentina, generando una deuda externa como nunca había ocurrido y políticas en contra de los sectores que producen y trabajan, y de jubilados, discapacitados e investigadores”, citó.  

Para el edil, además de la esperanza resulta fundamental el nivel de unidad alcanzado, que hubiera sido imposible si la líder política indiscutible Cristina Fernández de Kirchner no hubiera tenido una conducta ejemplar, al dejar su lugar y como candidata a vicepresidenta convocar a un presidente. “Eso es inédito, siempre se da al revés”, comentó Sukerman.  

“Alberto Fernández es una persona que respetamos mucho que fue muy importante junto a Néstor Kirchner en esos años en que hubo que reconstruir al país, y estamos convencidos que la generación de consensos que logró, permitió llegar primero a los acuerdos electorales con sectores que históricamente acompañaron los procesos nacionales y populares, y luego a ganar”, aseguró.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

  • Al contragolpe

    En medio de la convulsión latinoamericana, Alberto Fernández da pelea al FMI por la deuda,
  • Bolivia: el régimen ya asesinó a 9 campesinos

    La represión de la protesta de cocaleros contra el gobierno golpista ya se cobró nueve vid
  • Borges en Colectividades

    Todo chori es político. Pero también lisérgico, y sus efluvios psicoactivos, mezclados con
Más notas relacionadas
Más por Silvia Carafa
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Al contragolpe

En medio de la convulsión latinoamericana, Alberto Fernández da pelea al FMI por la deuda,