El británico Julian Cook, fundador y ex CEO de la línea aérea low cost Flybondi, avisó que deja el país tras la derrota de Macri. “No puedo creer que Cristina volvió”, dijo. Y definió al peronismo como “un cáncer”.

El fundador y ahora ex CEO de la compañía aérea low cost, anunció que dejará la Argentina porque se siente “triste” por el resultado de las elecciones presidenciales en las que se impuso el Frente de Todos, y dijo que no puede creer que “Cristina volvió”.

Más duro fue cuando deseó que “un día (la Argentina) va a salir del peronismo, un cáncer que destruye el país poco a poco desde hace décadas”. Y siguió: “Hoy no sé cómo va a seguir Flybondi con este gobierno K”.

Cook, que dijo esas palabras en un grupo de WhatsApp denominado «Empresarios por el cambio» indicó: “Ya dejé mi posición de CEO y vuelvo a Londres en diciembre. Me quedo en el directorio, así que voy a seguir los próximos pasos de Flybondi y del país, pero de un poco más lejos”.

El enojo del ejecutivo no es para menos. Es que el gobierno de Mauricio Macri le brindó innumerables beneficios para que esa empresa extranjera opere en el país. Muy distinta la política con Aerolíneas Argentinas. De todas maneras, ante esos insultos, la empresa le pidió la renuncia.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

  • Muertos de inseguridad

    Bajan los asesinatos en la provincia, suben en Rosario. Una policía casi ajena, que no tir
  • Kazajistán. La relación de fuerzas, expuesta

    El sentido de la movida occidental sobre la potencia de Asia Central. La coalición defensi
  • Bendita tu luz

    Ante los cortes de energía estivales, desde la Oficina de Defensa del Consumidor proponen
Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Muertos de inseguridad

Bajan los asesinatos en la provincia, suben en Rosario. Una policía casi ajena, que no tir