Además de la presencia estelar de Alberto Fernández, quien llegó a las 11.35 a la sede de la CGT, al plenario de secretarios generales de la central obrera asistieron gobernadores, intendentes del peronismo, y referentes gremiales de todas las representaciones, incluido el camionero Hugo Moyano.

Alberto se ganó el más estruendoso aplauso cuando afirmó: ”El movimiento obrero organizado es parte del gobierno que se va a instalar en Argentina el 10 de diciembre. Y no es un acuerdo político, sino una convicción que todos tenemos”.

Fernández reconoció que entraba por primera vez en su vida a la emblemática sede de la CGT, y su discurso estuvo plagado de referencias a Juan Domingo y Eva Perón, así como a referentes del mundo sindical, como José Ignacio Rucci y Saúl Ubaldini.

El presidente electo remarcó: “No es menor el mandato que nos dejó Perón y está presente más que nunca hoy. En estos tiempos la Argentina necesita volver a ponerse de pie. Nos han dejado muy lastimados. La economía está muy deteriorada, se ha degradado, como el trabajo y la educación”.

Alberto fue a fondo con el recuerdo del fundador del movimiento: “En este lugar Perón llamó a un pacto social, en tiempos en que la Argentina estaba en crisis y necesitaba del pacto de todos los argentinos. El orden de Perón está más presente que nunca: para un argentino no hay nada mejor que otro argentino”.

El ex jefe de Gabinete de Néstor y Cristina Kirchner dejó en claro que el acuerdo al que quiere arribar con todos los sectores no se reducirá a “precios y salarios”: “Nos vamos a sentar a diseñar las políticas del futuro, y lo vamos a hacer entre todos. Esas son las políticas que van a perdurar más allí de mi mandato”,

Foto: Maximiliano Luna | Infobae

“El secreto de este triunfo no es otro que la unidad y el esfuerzo”

A su lado lo escuchaban los cosecretarios generales de la central obrera Héctor Daer y Carlos Acuña, así como otros dirigentes sindicales: Moyano, de Camioneros; Antonio Caló, de la UOM; Sergio Sasia, de Ferroviarios; Ramón Ayala, de Uatre; Sergio Palazzo, de Bancarios; Andrés Rodríguez, de Upcn; Armando Cavalieri , de Mercantiles; José Luis Lingieri, de Sanidad), y Amadeo Genta, de Municipales.

De la provincia de Santa Fe se destacaron el secretario general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Santa Fe (Festram), Claudio Leoni; el titular de Aceiteros de San Lorenzo, Jorge Theler,  y Jesús Monzón, secretario general de la CGT de San Lorenzo y también dirigente de la Festram.

En las primeras filas del auditorio se ubicaron el gobernador bonaerense electo, Axel Kiciloff; el diputado Sergio Massa, y los dirigentes Eduardo “Wado” de Pedro, Santiago Cafiero y Gustavo Beliz, estos tres últimos integrantes del equipo de transición de Fernández.

Además se hicieron presentes los intendentes bonaerenses Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora; Fernando Grey, de Esteban Echeverría; Mariano Cascallares, de Almirante Brown; Gustavo Menéndez, de Merlo, y Juan Pablo de Jesús, del Partido de la Costa).

También acudieron los gobernadores Juan Manzur, de Tucumán; Gildo Insfrán, , de Formosa; Sergio Uñac, de San Juan, y el titular del PJ nacional, José Luis Gioja.

Antes del discurso de Fernández, Daer planteó: “No somos terceras personas, somos partes del gobierno que viene. El peronismo gobierna siempre con los trabajadores”.

En tanto, Acuña abrió el acto señalando: “Ahora viene la etapa más difícil, (en) la que vamos a estar más unidos que nunca, para poder sacar al país adelante”. Y afirmó que la nueva gestión “tiene todo el apoyo de los trabajadores para que le vaya bien”.

Por su parte, Fernández mencionó también en su discurso a la vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner, y destacó su “enorme gesto”, al declinar su postulación para la Presidencia, lo cual cosechó aplausos de todos los presentes.

Alberto subrayó: “Este día es posible porque nos unimos. El secreto de este triunfo no es otro que la unidad y el esfuerzo, particularmente de Cristina, porque ella es la esencia de este triunfo que hoy tenemos”.

Hacia el final de su mensaje, el mandatario electo propuso convertir el emblemático edificio de la calle Azopardo 802 en “un centro de educación tecnológica para los trabajadores y los jóvenes”, y remarcó que en su gestión “la educación, la ciencia y la tecnología serán primordiales; las vamos a volver a poner de pie”.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

  • Al contragolpe

    En medio de la convulsión latinoamericana, Alberto Fernández da pelea al FMI por la deuda,
  • Bolivia: el régimen ya asesinó a 9 campesinos

    La represión de la protesta de cocaleros contra el gobierno golpista ya se cobró nueve vid
  • Borges en Colectividades

    Todo chori es político. Pero también lisérgico, y sus efluvios psicoactivos, mezclados con
Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Al contragolpe

En medio de la convulsión latinoamericana, Alberto Fernández da pelea al FMI por la deuda,