Los colombianos vivieron este jueves una jornada de paro y movilización con marchas multitudinarias contra planes de reformas jubilatorias y ajustazos a intancias del FMI que promueve el gobierno de Iván Duque.

La huelga nacional tuvo masiva adhesión en Bogotá, y en las grandes ciudades, Medellín, Cali, Cartagena, Barranquilla, Bucaramanga, y otros puntos clave del país. Las autoridades consideran que fue la movilización más multitudinaria de los últimos tiempos.

La convocatoria a la huelga surgió contra el plan de reformas las leyes laborales y de jubilaciones, pero se transformó en un rechazo general al gobierno.

Los medios de prensa corporativos intentan ligar las protestas a la ola de movilizaciones en Chile pero también meten en la misma bolsa a Bolivia, en un intento por justificar el golpe de Estado contra Evo Morales, como hizo por ejemplo, el diario bogotano El Espectador.

De acuerdo con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de Colombia, el 44 por ciento de los trabajadores está por debajo del salario mínimo legal, es decir, inferior a los 828.116 pesos (240 dólares). Además, el modelo de contratación laboral, conduce a la eliminación de organización sindical.

Los planes de reformas y ajustes han sido esbozados públicamente por personas u organizaciones próximas al gobierno, incluyendo al expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, líder del oficialista Partido Centro Democrático.

A los trabajadares también se sumaron estudiantes de universidades públicas y privadas que reclaman más inversión en educación y el cumplimiento de acuerdos firmados el año pasado después de más de dos meses de protestas.

Disturbios

La policía antidisturbios colombiana disparó gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento para bloquear a los manifestantes en el noroeste de la capital, Bogotá, que intentaron dirigirse al aeropuerto internacional de la ciudad, informó el diario colombiano El Tiempo.

Otras refriegas se produjeron en Cali, donde el alcalde, Maurice Armitage, decretó el toque de queda en la ciudad a partir de las 19 de este jueves tras actos vandálicos registrados en varios puntos de la ciudad.

En la zona de Suba en Bogotá, los agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) contuvieron con gases lacrimógenos a los manifestantes.

En Cali, la capital del Valle, también hubo choques entre estudiantes y policías. Los disturbios más graves fueron en la Universidad del Valle, con actos vandálicos y proliferación de encapuchados.

El gobierno, desde primera hora de este miércoles y hasta las 5 de la mañana del viernes, ordenó cerrar de los pasos fronterizos de Colombia con Venezuela, Brasil, Ecuador y Perú. Además se ordenó el acuartelamiento en primer grado (máxima alerta) de las fuerzas militares.

También hubo incidentes en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de El Dorado, tras impedir la policía que manifestantes ingresaran al predio.

 

Fuente: Agencias- El Tiempo- El Espectador- BBC- RT

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Info

Dejá un comentario

Sugerencia

Dale arranque, Alberto

Tras la asunción presidencial y los festejos populares, el Frente de Todos empezó a despun