Las manifestaciones tuvieron lugar este jueves, y culminaron con un histórico cacerolazo. En varias ciudades los manifestantes denunciaron abusos de la policía a las protestas pacíficas.

La voz oficial, como es costumbre, ofreció otra versión de los hechos: “En las últimas horas las autoridades han confirmado la muerte de dos personas en Buenaventura, en medio de los disturbios, y una más en Candelaria, ambos en los departamentos del Valle del Cauca”, dijo Trujillo en rueda de prensa, quien añadió que entre los heridos se encuentran “148 militares, 122 civiles y tres policías”.

Un relato que se repite tanto en Chile como en Colombia y en otras latitudes por parte de los funcionarios gubernamentales es el de la necesidad de reprimir presuntos saqueos. El ministro detalló de que las dos personas que fallecieron en Buenaventura murieron “en una intención de saqueo” a un centro comercial durante la noche, lugar al que la fuerza pública acudió “a hacerle frente”.

Según dijo, en ese operativo policial para detener el “saqueo”, resultaron heridos un funcionario de la Policía y un infante de Marina.

Trujillo, además, informó que 98 fueron detenidas y otras 207 fueron conducidas a estaciones de Policía; también, se hicieron 53 allanamientos.

El funcionario indicó que, producto de la jornada de protestas de este jueves, la Inspección de la Policía Nacional abrió 11 indagaciones preliminares en Bogotá, Manizales, Valle, Cali y Cartagena “ante denuncias de posibles irregularidades en el proceder de miembros de la Policía”.

Sin embargo, las imágenes y videos que circulan por las redes sociales indican que las protestas son pacíficas, y que las fuerzas de seguridad reprimen sin que se constaten agresiones de parte de los manifestantes, o los “saqueos” tan proclamados.

La policía detiene a un manifestante en Bogotá. Foto: Ivan Valencia | AP

¿Por qué protestan los colombianos?

Según el informe de la periodista Luisa González para la cadena de noticias rusa RT, “el jueves se convocó en Colombia un paro nacional” por parte de sindicatos, jubilados, trabajadores y estudiantes, “contra el paquetazo de medidas regresivas en materia económica, social, laboral y ambiental, por la vida, la paz y los derechos humanos”, según indicó, en un comunicado, el Comité Nacional de Paro.

Los convocantes señalaron que el Ejecutivo prevé realizar una serie de reformas laborales, pensionales y tributarias que apuntarían al desmejoramiento de las condiciones de trabajadores y jubilados, y a la privatización de reparticiones del Estado.

En un nuevo programa televisivo, denominado “Contacto con Duque”, que el mandatario estrenó el pasado domingo, éste desmintió los señalamientos en su contra, y dijo que el Gobierno no había presentado ningún proyecto de reforma laboral ni pensional.

También se consignó un llamado del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), la denominación que adquirieron las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, para manifestar contra el bombardeo donde murieron por lo menos ocho niños en el Caquetá, los asesinatos en este año de 52 indígenas en el departamento del Cauca, de 155 líderes sociales y de más de 50 ex guerrilleros desmovilizados. Asimismo, la convocatoria mencionó la exigencia del cumplimiento de los Acuerdos de Paz.

Según Trujillo, en la jornada convocada para este jueves participaron aproximadamente 253.000 personas, en 622 actividades. Sin embargo, el Comité Nacional de Paro señaló que en las manifestaciones participaron “más de la mitad de los colombianos” –el país tiene poco más de 49 millones de habitantes– en más de 500 de los 1.122 municipios del territorio.

La jornada culminó con un histórico cacerolazo, en muchas ciudades y zonas rurales de Colombia.

La protesta se mantendrá

El Comité Nacional de Paro ha informado que las protestas contra el Gobierno de Duque no se detienen.

Por lo pronto, han convocado a las plazas principales del país, a partir de las 16:30 horas (hora local) de este viernes, para realizar un nuevo cacerolazo.

Previo, y luego de culminar la jornada de protestas de este jueves, el comité a cargo del paro solicitó una reunión inmediata con el presidente Duque con el objetivo de debatir los motivos que impulsaron las movilizaciones.

Y los integrantes del comité advirtieron que volverán a movilizarse si el Gobierno no atiende los reclamos ciudadanos.

Informe: Luisa González, para RT

Nota relacionada:

Se recalienta Colombia

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Un comentario

  1. Avatar

    Nanci Alario

    22/11/2019 en 20:46

    Es el mapa del terror que nos ofrece Latinoamérica. Colombia tiene un problema que lleva casi 60 años de asedio de las guerrillas y paramilitarismo. Las regiones màs empobrecidas a causa del conflicto armado son las ricas para la explotaciòn de la tierra y allì asientan los grupos narcoterroristas que hacen que los habitantes se conviertan en desplazados y huyan de sus casas y tierras solo con lo puesto.
    A esto se agrega que el gobierno de Duque (sumando los aportes del Uribismo) no quieren sostener «El acuerdo de Paz» porque no les conviene. La gente vive una tragedia permanente con 8.500.000 de personas desaparecidas por conflicto.

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

Dale arranque, Alberto

Tras la asunción presidencial y los festejos populares, el Frente de Todos empezó a despun