El auriazul venía sobre rieles en la Superliga, con tres triunfos al hilo. Pero en su excursión a Santiago del Estero se trajo un punto, tras empatar 1 a 1 ante Central Córdoba, por la 15ª fecha. Un blooper del Ruso Rodríguez aventajó al Canaya, y un golazo de Vera Oviedo igualó para el local.

Rosario Central dejó escapar tres puntos en su visita a la provincia norteña, donde enfrentó al recién ascendido y rival directo por la lucha de los promedios, y no logró estirar la ventaja en la tabla de abajo.

La primera parte mostró una gran paridad, no sólo en el resultado sino también en el trámite. Al minuto de juego, Diego Rodríguez se confió en la salida y la presión de Sebastián Ribas casi se convirtió en el primer tanto del partido. Más tarde, Nahuel Molina se sacó la marca de encima con un lindo caño, y un mejor pase largo para Lucas Gamba, que no supo definir bien ante el Ruso, que había quedado a mitad de camino.

Por parte del equipo santiagueño, Nicolás Miracco fue de lo más peligroso, con remates desviados. Después, Jeremías Ledesma le sacó de la cabeza el gol al otro delantero del Ferroviario, Jonathan Herrera.

En el inicio del segundo tiempo, Herrera –en una desprolija jugada que la defensa auriazul no logró rechazar– tuvo la más clara para el dueño de casa, pero una gran respuesta de Jeremías Ledesma le ahogó el grito al atacante.

El uruguayo Ribas respondió en el área de enfrente haciendo uso de sus largas piernas para sorprender al arquero rival, que reaccionó bien, lo mismo que ante un fuerte disparo de Leandro Gil a la salida de un córner.

Pero increíblemente, el ex arquero de Central falló en la más fácil: a los 16’ se le escapó un disparo sin mucha fuerza de Ciro Rius, y cuando se dio vuelta la tuvo que ir a buscar al fondo de la red.

Cuando parecía que los de Arroyito tenían todo controlado, un terrible y certero zapatazo desde afuera del área del paraguayo Hugo Vera Oviedo puso la igualdad en el marcador, cuando corrían 36’. Para colmo, desde ahí fue todo desconcierto para la visita, porque los dirigidos por el Zapito Gustavo Coleoni lo tuvieron para revertir, sino hubiese sido por las atajadas de Ledesma a Joao Rodríguez primero, y a Miracco segundos después.

Godoy Cruz y Aldosivi –ambos con goleadas– fueron las víctimas del Canaya en el Gigante de Arroyito, mientras que River había sido derrotado en su propia casa por el conjunto dirigido por Diego Cocca, que desde que puso en duda su continuidad no paró de ganar. Pero en la estación Santiago del Estero detuvo su marcha, y debió conformarse con una igualdad.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Alberto clamó por “un sistema judicial que no nos avergüence”

“En la Argentina se terminaron los operadores judiciales, que se los prestan entre los jue