Hace minutos difundimos la exposición de Cristina Fernández de Kirchner en los tribunales. Aunque el tema parezca colateral y, para muchos, resuelto hace tiempo, es de interés señalarlo con el objetivo de situar las discusiones.

La idea fuerza es que la ostensible persecución que padece la ex presidenta resuelve para quien desee ver, el debate sobre si su gestión fue peronista o no. El costo argentino por defender la Patria es claro, e histórico.

El peronismo que encarna CFK fue palpable en su gobierno y en su acción política posterior. Esto no significa estar de acuerdo en todo lo realizado. ¡Cuándo los peronistas estuvimos plenamente de acuerdo! Pero es indudable que la carga oligárquica define, también, la caracterización propia.

Es curioso pero todavía resulta posible escuchar personas que, a viva voz, siguen indicando que CFK no es peronista. Que el kirchnerismo no lo es. Pido atención al tema aunque se lo crea sin trascendencia, pues ahí existe un nudo para los desarrollos futuros.

Si hoy la ex presidenta fue indagada por los buitres es porque su peronismo no está en discusión para el bloque de poder rentístico y antinacional. Si, además, sostiene un nivel de adhesión decisivo en la base social popular, el análisis debería estar superado.

La fórmula que integró junto a Alberto Fernández mereció el respaldo pleno del movimiento obrero organizado. Considerar ese rasgo como circunstancial o anecdótico es, además, desdeñar un eje de continuidad formidable del pueblo argentino.

Desde un comienzo fuimos de los pocos que descartamos las acusaciones de corrupción contra CFK; recordamos el 55 y la carga equivalente desatada sobre el gobierno original. Planteamos: por sus actos los conoceréis. Añadimos: por los de sus rivales, también.

*Director de La Señal Medios

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Gabriel Fernández*
  • De golpes y certezas

    Yo no sé, no. Con Pedro nos acordamos cuando el primo Roberto le enseñó a usar los puños,
  • Hora de levantar el muerto

    El Gobierno afronta el endeudamiento masivo que dejó el macrismo. Envió un proyecto de ley
  • Inaes a Producción: ¿Ahora sí?

    En despachos y corrillos se asegura que está decidido el traspaso del organismo oficial de
Más en Columnistas

Un comentario

  1. Avatar

    Adhemar Principiano

    08/12/2019 en 20:55

    El peronismo, es la base de montoneros, desprendimiento luego del genocidio, es el kisnerismo, la patrulla perdida, y luego vuelve al poder. Hoy tiene otra etapa Es concretar aquellos sueños de la generacion del 70.-

    Responder

Responder a Adhemar Principiano Cancelar respuesta

Sugerencia

Mil horas: Las frecuencias de los bondis siguen en caída

Luego del anuncio del aumento de subsidios de Nación al transporte urbano de pasajeros de