No menos de 58 migrantes murieron cuando el bote con el que buscaban alcanzar las islas Canarias, en España, se hundió frente a las costas de la ciudad mauritana de Nuadibú. Otras 10 personas permanecen en grave estado.

Como miles de migrantes que sueñan con un futuro digno que se les niega en su tierra, entre 150 y 180 migrantes partieron desde Gambia, en África, anhelando llegar a las islas Canarias, en España.

La tragedia les impidió al menos a 58 de esas personas concretar ese sueño, mientras otros 10 migrantes se encuentran en grave estado de salud y otros 83 salvaron sus vidas nadando hasta la costa de Mauritania, otro país africano.

El naufragio fue confirmado por el Ministerio del Interior de Mauritania y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El gobierno mauritano informó en un comunicado que a bordo de la embarcación viajaban entre 150 y 180 migrantes, en su mayoría jóvenes de entre 20 y 30 años y procedentes de Gambia, según el testimonio de los supervivientes, con los que también se contactó la OIM.

Esa organización explicó también que los migrantes habían partido el 27 de noviembre desde Gambia, un país sumido en una grave crisis política y económica, y agregó que desde allì salieron y consiguieron llegar a Europa unas 35.000 personas, entre 2014 y 2018.

Europa se niega sistemáticamente a trazar una polìtica de puertas abiertas y recibir la cada vez más grande y desesperada oleada migratoria, que proviene de los más disímiles puntos, muchos de ellos antiguas colonias de potencias europeas.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Eminem, un puente de Detroit a Buenos Aires

El rapero nacido en el estado de Michigan presentó su nuevo disco Music to be Murtered by