Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

La Cámara de Diputados de Santa Fe dio media sanción a la suspensión del consenso fiscal por el lapso de un año, sin embargo al oficialismo no le resultó nada sencillo lograr los acuerdos y los consenso necesarios ya que el bloque del Frente Progresista pudo introducir dos artículos que exigen “estabilidad fiscal” al nuevo gobierno de Perotti  que lleva poco más de diez días en la Casa Gris y justamente cuando la discusión pasa por los números en rojo que dejó la administración de la gestión de Miguel Lifschitz.

Luego del tratamiento de ese tema, los diputados decidieron levantar la sesión y retomar las discusiones  después de la sesión del Senado santafesino que sería este viernes a partir de las 10 de la mañana.  En ese contexto, quedan pendientes de tratamiento los principales temas del paquete de proyectos enviado por el Ejecutivo: la reforma tributaria y la declaración de emergencia en materia de seguridad, de contrataciones, alimentaria y económica.

Tras la media sanción, el diputado Leandro Busatto valoró que se suspendan “los efectos fiscales que eran nocivos para la provincia, un consenso que ha ido en detrimento de los intereses económicos de Santa Fe en función de fortalecer la situación económica de la provincia de Buenos Aires”.

Sin “superpoderes”

El paquete de medidas que el gobernador Omar Perotti envió a la Legislatura y este jueves comenzó a analizarse en Diputados no contiene «ningún superpoder”, señalaron desde el oficialismo en respuesta a críticas de la oposición.  El texto incluye la declaración de emergencia en materia alimentaria, social, sanitaria, de contrataciones y en seguridad, por el plazo de dos años.

Esto significaría la posibilidad de realizar contrataciones con procedimientos administrativos más cortos en diferentes ámbitos de la gestión provincial pero fue objetado por legisladores del Frente Progresista que calificaron esa facultad como “superpoderes” para el titular del Ejecutivo.

Por ese motivo, los ministros de Gestión, Rubén Michlig; de Gobierno, Esteban Borgonovo; y de Economía, Walter Agosto; explicaron los detalles del paquete de leyes impositivas y de emergencia a diputados y senadores.

El ministro de Gobierno, Esteban Borgonovo, salió a defender la declaración de las leyes de emergencia y sostuvo que en el pedido de Omar Perotti “no hay ningún superpoder”.

“No hay un solo artículo de las leyes que estamos presentando en que exista algún superpoder. Hay una necesidad de tener procedimientos rápidos de contratación para asegurar que lleguen los alimentos y los remedios a los sectores que lo necesitan”, dijo el ministro santafesino.Por otra parte, Borgonovo recordó que el actual gobierno “ni siquiera pudo redactar su propio Presupuesto”.

“Estamos en la situación contraria, estamos tratando de corregir esa anomalía y que la provincia tenga las normas que necesita para afrontar esta emergencia”, agregó el ministro de Gobierno en referencia a la polémica por la aprobación del proyecto de presupuesto que envió Miguel Lifschitz antes de dejar su cargo como gobernador.

Según el proyecto enviado por el Ejecutivo provincial la emergencia en materia de Contrataciones le permitirá al Poder Ejecutivo reprogramar y renegociar plazos y resolver contratos de suministro, obra, locación de servicios y consultoría, previos a la presente ley. Además,  podrá por 90 días “suspender los trámites de todas las licitaciones y concursos para la concertación de contratos, y procedimientos en trámite para programas con financiación proveniente de organismos multilaterales de crédito”.

Fuente: El Ciudadano/ Rosario 12

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

Repudio y preocupación de inquilinos por el fin del congelamiento de alquileres

La medida del Gobierno de no extender el congelamiento del precio de alquileres y la suspe