El Comité formado para luchar por su liberación organizó un acampe en el Obelisco y realizó un acto este jueves contra “la injusta y arbitraria detención” de la que se cumple, en esta jornada, otro aniversario.

“Esperamos que el cambio de contexto colabore a que se haga justicia y Milagro esté en libertad”, dijo Iván Wrobel, miembro del comité por la Liberación de la dirigente social y los presos y presas políticos de Jujuy.

Junto a organizaciones sociales, políticas, de derechos humanos y sindicales, realizaron desde este miércoles pasado un acampe en el Obelisco y este jueves llevaron adelante un acto.

Foto: Radio Gráfica

Iván Wrobel, integrante de dicho comité, declaró: “Desde un primer momento dijimos que Milagro era presa política de (el gobernador de la provincia Gerardo) Morales, que había un acuerdo entre el poder Ejecutivo y el poder Judicial de Jujuy para perseguir a las organizaciones sociales y populares con el objetivo de impedir el acceso a derechos, de construir una sociedad y una provincia para pocos, y también con el objetivo de armar un laboratorio o ensayo represivo que después terminaron extendiendo a todo el país”, dijo el referente, según publicó el sitio a Va Con Firma.

El militante, que es responsable de Derechos Humanos de ATE-Capital y secretario de DDHH de la CTA Autónoma, explicó que más allá de que las causas contra Sala tengan “condena firme, de primera instancia o de revisión de la causa, nunca hubo una justicia independiente ni una investigación real”.

Foto: Radio Gráfica

Sala fue encarcelada el 16 de enero de 2016 tras haber participado de un acampe frente a la casa de gobierno de la provincia de Jujuy. Según a lo que informa el CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), a partir de allí “hubo un entramado de acusaciones consecutivas, esto es, un despliegue de causas judiciales y un contexto de vulneración de la independencia judicial, destinados a sostener la privación de libertad de Sala de manera indefinida, tal cual lo definió el Grupo sobre la Detención Arbitraria de Naciones Unidas, en octubre de 2016”.

El Comité por la Libertad afirmó en un comunicado que “a lo largo de todo este tiempo distintos organismos internacionales de Derechos Humanos observaron que la persecución a Milagro Sala y el resto de las y los compañeros de la Tupac Amaru era una persecución fundada en motivos políticos”.

En tanto, esta semana, el presidente Alberto Fernández recibió en la Casa Rosada a organismos de derechos humanos, entre ellos Madres y Abuelas de Plaza Mayo, y entre los múltiples temas que trataron estuvo el de Milagro Sala y su encarcelamiento.

Para Wrobel, “el presidente se mostró varias veces preocupado por la situación de nuestras compañeras y compañeros presos, desde un primer momento estuvo en contacto con Milagro”. Recordó en ese punto que “en la primera Navidad que pasó presa, él la fue a visitar al penal y varias veces le hizo llegar su solidaridad”.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, quien participó de la reunión, reveló, entrevistada por el periodista Roberto Navarro, que el presidente definió, como especialista en derecho, que la líder de la Tupac Amaru Milagro Sala era una “detenida arbitraria” más que una “presa política”.

“De los 13 organismos que estábamos, sólo había uno que no coincidía, la Liga Argentina por los Derechos Sociales. Ellos consideran que Milagro es presa política. Él dice que tiene otra definición. Que sí es una víctima pero es una detenida arbitraria”, explicó.

Y aclaró: “No les voy a explicar mi compromiso y postura con Persecución judicial y política en Jujuy el caso de Milagro porque es de público conocimiento desde que fui a verla en 2016 a Jujuy”.

Según Carlotto, el presidente explicó que “quienes fueron metidos en un calabozo sin ninguna acusación sino por las dudas porque podían fugarse o interferir, ya no están. Los que están presos son los que tienen una causa abierta y ahí la que tiene que determinar su libertad es la Justicia”.

Luis Paz, abogado de Sala, había adelantado que este mismo el jueves realizarán una presentación para pedir el cese de las prisiones preventivas que recaen sobre ella. “Vamos a presentar escritos en los distintos juzgados donde está detenida preventivamente Milagro solicitando la libertad inmediata”, aseguró Paz a la agencia Télam.

Las causas con detención preventiva son la denominada Pibes Villeros, donde se la investiga por asociación ilícita, fraude y extorsión por el supuesto desvío de fondos nacionales para obras de viviendas; la Megacausa, que investiga el presunto desvió de fondos públicos para la construcción de viviendas y el caso Luca Arias por lesiones graves, cometidas a otro referente sindical en 2006.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tus dispositivos, y los sábados, en tu casa, el semanario de papel El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

La estación de la muerte

Los dichos del ministro Saín acerca del crecimiento los homicidios durante esta época del