Mercado Popular, el proyecto que data del 2015, que hace base desde el Centro Cultural La Toma (Tucumán 1349) de Rosario, reabrirá sus puertas de lunes a viernes de 9 a 20, y sábados de 9 a 13, con la política de ofrecer mercadería que procede de forma directa de los productores y productoras de la región.

El Mercado nació como una iniciativa de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep), aunque tras el nuevo rango gremial que han tomado la construcción hoy se inscribe dentro de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (Utep).

Uno de sus referentes, Celcio Moliné, destacó el inicio de una nueva temporada y del trabajo conjunto que hacen con el Movimiento Evita, y unas diez cooperativa de productores, sin olvidar el espacio de lucha donde funciona la actividad: el Centro Cultural La Toma.

“Por suerte los clientes siguen confiando en el Mercado, saben que acá encuentran productos artesanales y un muy buen precio, y en ese sentido estamos contentos”, afirmó Moliné en diálogo con Redacción Rosario.

Consultado sobre la temporada empapada coyunturalmente por las políticas de Estado del gobierno nacional –Precios Cuidadas y Tarjeta AlimentAR–, el referente de Mercado Popular aseguró que esas políticas tienden a favorecer “principalmente a quienes comercializamos pero también a los productores». «Que la gente tenga más dinero en el bolsillo para que consuma alimentos es bueno», agregó.

«Estos cuatro años fueron durísimos”, afirmó Moliné con relación a la gestión de Cambiemos, y pintó el escenario: “En estos tiempos nos ha pasado que gente nos pida para comprar dos papas, cuando nosotros las vendemos por kilo. Nos pedían abrir la bolsa para sacar dos papás». «Cabe recordar que estamos ubicados en el centro de Rosario», subrayó.

Políticas de Estado

Con respecto a los programas que se están poniendo en marcha para paliar el hambre, la mal nutrición y la recesión en el país, Celcio Moliné, aclaró que no trabajarán concretamente con el programa Precios Cuidados porque ya lo hacen por defecto; el Mercado Popular ya aplica dispositivos que eluden aumentos desmedidos. Aún así, el dirigente destacó la intervención del Estado ya que “hay que tratar de reducir el poder y la ambición de los supermercadistas de apretar el cuello de los argentinos, para nosotros es bienvenido». «Acá es natural porque trabajamos con comercio justo, el productor es el que más gana, y es el que fija el precio, y no hay intermediarios innecesarios”, indicó. Y añadió: “Acá los precios pueden ser altos o bajos, que son la gran mayoría, pero principalmente son justos”.

Con respecto a la tarjeta alimentaria, Moliné sostuvo que “tiene que ser una política dirigida a hacia los comercios de estas características, que sea de fácil acceso, por ejemplo, la implementación del posnet, porque no es tan fácil el tema para los pequeños productores». «Hay que ordenar todos esos pasos para poder acceder y poder cumplir los requerimientos que se necesitan para trabajar con el programa. Los productores necesitan la plata inmediatamente y, a veces, usar la tarjeta te retrasa un mes el pago de la compra, bueno, esas cosas hay que tenerlas en cuenta, pero el programa en sí, es ampliamente positivo», concluyó.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tus dispositivos, y los sábados, en tu casa, el semanario de papel El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

Sobre la negación del genocidio

En Argentina las primeras noticias sobre el genocidio comenzaron a circular en plena dicta