El presidente Alberto Fernández participó este jueves en Jerusalén de la ceremonia conmemorativa a las víctimas del holocausto, en la que los mandatarios de los países presentes en el Foro en recuerdo del 75° aniversario de la liberación de Auschwitz, situaron coronas florales en la base del monumento del levantamiento del Gueto de Varsovia.

Junto a otros 40 líderes mundiales y funcionarios de alta jerarquía de los países presentes en el Foro Mundial del Holocausto, Fernández colocó una corona de flores rojas en un atril ubicado al pie del Monumento al Levantamiento del Gueto de Varsovia, creado por el escultor y artista judío Nathan Rappaport.

En el Museo del Holocausto (Yad Vashem), en donde previamente hablaron el presidente y el primer ministro de Israel, Reuven Rivlin y Benjamín Netanyahu, respectivamente, los representantes de los países colocaron la ofrenda de a uno por vez.

Previamente, las sobrevivientes del Holocausto Rose Moskowitz y Colette Avital encendieron una antorcha conmemorativa, mientras que al concluir el homenaje de los líderes tuvieron lugar las oraciones religiosas.

El cantor Shai Abramson recitó la oración conmemorativa de El Malé Rajamím, seguido por el sobreviviente del Holocausto Naftali Deutsch, quien dijo el Kadish, la oración del duelo. La ceremonia concluyó con el himno nacional de Israel, Ha-tikvá.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Sobre la negación del genocidio

En Argentina las primeras noticias sobre el genocidio comenzaron a circular en plena dicta