Un informe elaborado por el director del Banco Nación, Claudio Lozano, asegura que la deuda de la empresa Vicentin con esa entidad por unos $18.500 millones es resultado de “una maniobra fraudulenta de la firma en complicidad con la anterior conducción política del país y de la institución financiera”.

El trabajo abordó la dinámica económica de la firma en los últimos años, lo que le permitió determinar que la cerealera Vicentin, radica en Santa Fe pero expandida a países limítrofes a través de otras compañías, “venía en un proceso de expansión y no de crisis de endeudamiento».

Así lo refleja el patrimonio neto que ascendía a $20.296 millones en 2018 en el último balance, del que se deduce que la firma tiene una deuda con el Banco por $18.000 millones. El informe de Lozano indica que “claramente el «muerto» que la administración Macri–Fraga dejan en el Banco Nación es resultado de una maniobra fraudulenta de la firma en complicidad con la anterior conducción política del país y de la institución financiera”.

Es que según el trabajo, el patrimonio neto indica “que no es una empresa con un gran endeudamiento, ya que la suma de sus activos supera la de sus pasivos”. Asimismo, aclara que “hay muchas firmas que tienen patrimonio neto negativo como consecuencia de un peso excesivo de sus pasivos. No es el caso de Vicentin”.

Por su parte, la empresa agroindustrial emitió este viernes un comunicado en el que asegura que “nuestra deuda no se fugó del país” sino que “está invertida en bienes productivos”. A la vez, defiende la actuación de González Fraga en el BNA al afirmar que lamenta que “se ponga en tela de juicio la actuación” de las ex autoridades del banco, con la que Vicentin financia su actividad “desde hace más 50 años”.

“El Banco de la Nación Argentina fue siempre, desde hace más de 50 años, la institución financiera más importante para Vicentin y a lo largo de los distintos cambios de gobierno, siempre se ha manejado de manera institucional”, señaló el comunicado de la cerealera.

Agregó que lamenta “que se ponga en tela de juicio la actuación de esta institución que manejó una realidad compleja, a nuestro entender, de la mejor manera posible”. Más adelante explicó que su “estrés financiero” que la llevó a la cesación de pagos en diciembre pasado obedece a las políticas económicas impulsadas por el gobierno a cuya candidatura, la de Mauricio Macri, aportó unos 16 millones de pesos.

“Datos elocuentes”

“Los datos son elocuentes, en todos los años del período de la anterior gestión de gobierno, las ventas de Vicentín superaron el promedio de ventas de las 200 empresas», de mayor facturación del país tomadas como referencia en el trabajo, las cuales tuvieron una expansión de ventas del 51,36 por ciento de promedio anual mientras que “Vicentin superó ese porcentaje ampliamente en un 83,87% de promedio anual”, detalla el informe oficial.

El trabajo de Lozano precisó que mientras la deuda con el Nación, por unos $18.500 millones, en relación a las ventas de Vicentin en 2018 representan apenas el 15,7 por ciento, el total de deuda en pesos de la firma, por $23.500 millones, es el 19,9 por ciento de las ventas que en 2018 alcanzaron los $118.015 millones.

“Estamos hablando del incumplimiento de una empresa que en el periodo 2015 – 2018 no hizo más que expandir su facturación. Es más, en los últimos 14 años, solo en el 2013 exhibe una ligera retracción de sus ventas, y a la vez es parte de una red corporativa que incluye 16 firmas en el país, y empresas en el exterior en Uruguay, Paraguay, Brasil y España”, relevó.

Pero el informe además de repasar los estados contables de Vicentin analizó la actuación del Banco Nación y sus autoridades encabezadas por el entonces presidente de la entidad Javier González Fraga en el proceso de endeudamiento, el cual “superó los límites a los que podía acceder en función de la normativa fijada por el Ente Regulador para Grandes Empresas”.

“Sin fundamento alguno la empresa obtuvo la refinanciación que requería sin hacer las cancelaciones correspondientes para volver a encuadrar en la normativa. Extrañamente la decisión de violar la normativa del Banco Central para grandes empresas no fue tomada por un acto administrativo del directorio del Banco», aseveró el informe de Lozano.

En ese contexto, reveló la existencia de llamados “desde la Presidencia de Mauricio Macri al ex Presidente del Banco González Fraga, quien se encargaba de llamar la atención a los funcionarios del banco para que se allanaran a los requerimientos de la empresa”.

“Ninguno de los números disponibles justifica la repentina crisis financiera de Vicentin. El principal aportante de Juntos para el Cambio en la última elección comenzó a incumplir con los pagos al Banco Nación casi en simultaneo con la elección de las PASO y la derrota de Mauricio Macri”, planteó sugestivamente Lozano.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Compromiso del presidente por seguridad y justicia

Impactado por el encuentro con los familiares del joven Orellano que apareció muerto en el