La Cámara Argentina de la Construcción Delegación Rosario,  se expresó acerca de la situación de la Obra pública en la provincia de Santa fe y la falta de pagos por parte del estado provincial.

Mediante un comunicado oficial la Cámara que nuclea  al sector de la construcción expresó: » Resulta impostegable poner en conocimiento a la sociedad santafesina la gravedad de la situación vigente, caracterizada por una virtual cesación de pagos con el sector por parte del Estado Provincial, la manifestada ausencia de financiamiento para las obras en ejecución y la falta de comunicación de un programa de obras a desarrollar en el corto y mediano plazo».

En ese sentido informan que : «la deuda que acumula el Estado Provincial con las empresas está en el orden de los 3.500 millones de pesos – consolidada y vencida a la fecha por trabajos realizados en distintas infraestructuras –, remontándose en muchos casos a obras ejecutadas desde el mes de Julio de 2019, cuyo pago correspondía efectivizarse dentro de los 60 días de emitida la certificación según cláusulas contractuales»

En este contexto, la institución sintetizó: » la grave situación derivada de la crisis vigente provocó una severa caída del empleo, el desfinanciamiento de empresas que se enfrentan a un mercado que en ninguna de sus formas ofrece créditos a tasas razonables,  crecientes alteraciones en las cadenas de pago, contratos firmados sin principio de ejecución;  obras paralizadas; deudas por más de 3500 millones de pesos.», entre otras.

Si bien las deudas del Estado pertenecen a la anterior gestión, desde la Cámara  expresaron la » falta de comunicación de un programa de obras a desarrollar en el corto y mediano plazo».  En ese orden finalizaron: «estamos en plena disposición para trabajar en conjunto con las autoridades provinciales y seguiremos adelante con todas las gestiones que sean necesarias en la búsqueda de soluciones rápidas y eficaces que permitan superar la crisis, convencidos que nuestra actividad debe ser uno de los actores importantes para la reactivación económica de la provincia y del país».

Comunicado completo 

SITUACIÓN DE LA OBRA PÚBLICA EN LA PROVINCIA DE SANTA FE
La Cámara Argentina de la Construcción Delegación Rosario, considera impostergable poner en conocimiento de la comunidad santafecina la seria preocupación que embarga a las empresas constructoras que realizan obra pública en la Provincia de Santa Fe por la gravedad de la situación vigente, caracterizada por una virtual cesación de pagos con el sector por parte del Estado Provincial, la manifestada ausencia de financiamiento para las obras en ejecución y la falta de comunicación de un programa de obras a desarrollar en el corto y mediano plazo . Al respecto, nos vemos en la obligación de informar que a la fecha hay contratos firmados sin principio de ejecución, obras paralizadas o neutralizadas (formal e informalmente) y sólo algunas en ejecución, que por la situación de complejidad derivada de su interrupción o por estar próximas a su terminación, tienen continuidad al ritmo que pueden sostener las empresas con financiamiento propio, poniendo en severo riesgo su patrimonio.
Para brindar una idea de la magnitud del problema planteado, es importante informar que *la deuda que acumula el Estado Provincial con las empresas está en el orden de los 3.500 millones de pesos – consolidada y vencida a la fecha por trabajos realizados en distintas infraestructuras –, remontándose en muchos casos a obras ejecutadas desde el mes de Julio de 2019, cuyo pago correspondía efectivizarse dentro de los 60 días de emitida la certificación según cláusulas contractuales. Al respecto, corresponde señalar que las obras materializadas y cuyo pago se adeuda a las Contratistas, fueron costeadas (mano de obra, materiales, seguros, cargas sociales, etc.) con recursos propios de las empresas y financiamientos contraídos con Bancos y Proveedores, cuyo cumplimiento debe ser honrado para evitar las consecuencias económicas y jurídicas que derivarían en su cesación en la actividad.
En este contexto, nuestra institución se ve en la obligación de poner en conocimiento público la grave situación derivada de la crisis vigente – ajena a la responsabilidad de las empresas del sector – que podemos sintetizar en los siguientes puntos:
– Severa caída del empleo, que a principio del año 2019 acumulaba 40.500 trabajadores (según datos del IERIC), a Octubre de 2019 (último mes informado) sumaba 36.500 y que para los registros futuros de Noviembre/Diciembre de 2019, mostrarán una preocupante aceleración de la reducción de personal ocupado en la construcción.
– Empresas desfinanciadas, que han comprometido gran parte de su capital de trabajo y que Para su continuidad, se enfrentan a un mercado que en ninguna de sus formas ofrece créditos a tasas razonables. En este contexto, corresponde señalar que el Banco de Santa Fe – principal agente financiero para el descuento de certificados de obra pública en la provincia – ha interrumpido la operatoria, cerrando una de las últimas fuentes de auxilio financiero con que contaba el sector.
– Crecientes Alteraciones en la cadena de pagos, que impactan negativamente en todos los actores de la cadena de valor, incluyendo al personal y proveedores tanto de materiales como de otros insumos.
Ante el escenario que enfrentamos, representantes de ambas Delegaciones de la CAC (Santa Fe y Rosario), hemos sido recibidos por los Ministros de Infraestructura: Silvina Frana y de Gestión Pública: Rubén Michlig, quienes demostraron tener pleno conocimiento de la situación y se comprometieron a buscar caminos de solución para enfrentar el pago de la deuda contraída por el Estado Provincial. Sobre el particular, y en todas las ocasiones, le manifestamos a las autoridades que el mero transcurso del tiempo sin obtener respuestas concretas y la falta de previsibilidad en el futuro, no hacen más que complicar la situación, poniendo en serio riesgo la continuidad de numerosas empresas constructoras – pymes en su mayoría – que dan empleo a 13.000 trabajadores directos y 30.000 indirectos, con el impacto que ello traería aparejado para la situación económica y social de la provincia.
No es la primera vez que la obra pública enfrenta una situación de severa crisis económico financiera en la provincia de Santa Fe y en todas ellas, las empresas del sector han actuado con apego al principio de buena fe contractual, comprendiendo la situación y acompañando a las autoridades en la búsqueda de soluciones posibles: conciliando reprogramaciones en los plazos de las obras, renunciando al reclamo de gastos improductivos y acordando la refinanciación de pagos en mora – mediante la emisión de herramientas alternativas como los cheques de pago diferido – que permiten preservar la continuidad de la cadena de pagos. En todos los casos, las fórmulas de acuerdo fueron fruto de un diálogo honesto y constructivo entre las partes, contemplando el interés público y el resguardo del patrimonio de las empresas.
Para finalizar, consideramos oportuno informar que estamos en plena disposición para trabajar en conjunto con las autoridades provinciales y seguiremos adelante con todas las gestiones que sean necesarias en la búsqueda de soluciones rápidas y eficaces que permitan superar la crisis, convencidos que nuestra actividad – gran generadora y multiplicadora de trabajo – debe ser uno de los actores importantes para la reactivación económica de la provincia y del país. Asimismo, y recordando que desde sus inicios, la CAC ha insistido en la necesidad de tener a la inversión en infraestructura como política pública de largo plazo, consideramos trascendente – para planificar el futuro de la actividad – tomar conocimiento sobre el Plan de Obras que la nueva administración provincial ha proyectado para el período de gobierno que se inicia.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Cómo se enseña en el norte santafesino

Docentes de Tostado, Villa Minetti, Villa Ocampo y Reconquista cuentan cómo se las ingenia