Mientras en el plano internacional el ministro de Economía de la Nación Martín Guzmán realiza gestiones en Nueva York, a nivel local el gobierno apuesta a que el proyecto de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa argentina sea convertido en ley la semana que viene.

Para abordar la madre de todas las batallas, la verdadera pesada herencia que le dejó el gobierno de Mauricio Macri con el enorme nivel de endeudamiento, el oficialismo se plantea atacar el problema con una abordaje integral dividido en dos frentes: el externo y el interno.

En ese sentido es que se comenzó a delinear la estrategia legislativa de cara a la semana próxima, aunque aún la iniciativa no pasó por la Cámara baja, donde sería dictaminada y aprobada en las próximas 48 horas.

Según informó la agencia oficial de noticias Télam, ya se avisó a los integrantes de la bancada que preside el formoseño José Mayans que viajen a Buenos Aires para mantener una reunión este jueves, al día siguiente del tratamiento en Diputados.

El plan trazado por el oficialismo propone elevar un pedido de sesión especial para el miércoles de la semana próxima, que incluirá el proyecto sobre Deuda, que sería dictaminado el día anterior en una reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda que preside el peronista cordobés Carlos Caserio.

El senador volará a Buenos Aires en las próximas horas y, según anticiparon, estará en el Congreso pasado mañana mientras se realiza el debate en Diputados.

Desde el interbloque de Juntos por el Cambio, en tanto, organizarán una reunión el próximo lunes para tomar una posición definitiva sobre cómo actuarán durante la sesión.

Sin embargo, tal como adelantó la senadora macrista cordobesa Laura Rodríguez Machado la semana pasada a la agencia Télam, la oposición colaborará con la sanción de la iniciativa enviada por el Ejecutivo.

Por su parte, el jefe de la bancada de Juntos por el Cambio, el radical formoseño Luis Naidenoff, participará de la cumbre que los principales dirigentes de ese sector, a excepción del ex presidente Mauricio Macri, protagonizarán mañana en la vieja sede del Gobierno porteño.

El oficialismo de la Cámara de Diputados pretende que se firme este mismo martes el dictamen de comisiones del proyecto sobre Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa, que el Frente de Todos aspira a debatir el miércoles en el recinto junto al de modificación del Consenso Fiscal.

Está previsto que el proyecto sobre la deuda externa será debatido desde el mediodía de este martes en un plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas, que contará con la presencia de funcionarios de la Jefatura de Gabinete y del Ministerio de Economía, quienes expondrán los alcances de la iniciativa y luego responderán preguntas de los diputados.

Si bien aún no fue confirmado, entre los asistentes estarían la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; el secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando «Chino» Navarro; y el viceministro de Economía, Haroldo Montagú, entre otros.

Una hora antes, en la comisión de Finanzas se firmará el dictamen del proyecto sobre Consenso Fiscal, en un tratamiento que no tendría mayores dificultades ya que el PRO y la UCR avalaron el texto en el Senado.

Ambos proyectos serán puestos a consideración en una sesión especial prevista para el mediodía del miércoles, que se podría extender hasta la madrugada, e, incluso, pasar a un cuarto intermedio hasta el jueves.

Con relación al contenido del proyecto sobre deuda externa, los gobernadores de Juntos por el Cambio buscan que les permitan incorporar las de sus distritos a la «restauración de sostenibilidad que autoriza el proyecto de ley que el Ejecutivo envió al Congreso».

Para apuntalar esa postura, los tres gobernadores radicales y el porteño Horacio Rodríguez Larreta se reunían este martes con los jefes de bloques de su fuerza en la Cámara baja.

En despachos de la principal bancada opositora circula un documento basado en cuatro ejes, que son los que los gobernadores pedirán incorporar al proyecto de Ley que que redactó el ministro de Economía, Martín Guzmán, y que llegó al Congreso el martes pasado.

Las principales demandas opositoras apuntaban a autorizar a las provincias a incorporar sus deudas externas a la restauración que autoriza la ley del Ejecutivo y diferir plazos para las deudas en pesos que las provincias tienen con el Tesoro Nacional y el Fondo de Garantía y Sustentabilidad de la Anses, entre otros organismos nacionales.

También pidieron que las provincias que cumplen con la ley de Responsabilidad Fiscal sean autorizadas a tomar créditos de bancos y colocar letras o títulos y que cuando el Gobierno Nacional salga a colocar Letras o títulos deba incluir los requerimientos de las provincias a los fines de lograr tasas de interés más bajas.

Si bien todo es materia de negociación, ambas partes saben que desde Economía bajaron línea al Congreso respecto de que no se puede mezclar deuda interna con deuda externa, «pero habrá que esperar al martes y ver qué surge tras el plenario de comisiones y la discusión que horas después se dará en el Congreso», dijeron desde el bloque de diputados de Juntos para el Cambio.

La postura que llevarán al recinto se terminará de definir en una reunión del interbloque prevista para este martes a la tarde noche, luego del plenario de comisiones.

A ese encuentro interno, los socios de Juntos por el Cambio llegarán con un condicionamiento: la diputada nacional Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica-ARI, anticipó que su bancada acompañará el proyecto de ley sobre Deuda Pública Externa y rechazará el referido al Consenso Fiscal.

El oficialismo descuenta que tendrá el número de firmas necesarias en las comisiones para alzarse con los dictámenes de mayoría, aunque aspira a reunir consenso con otras fuerzas para darle volumen político a ambas leyes.

Los interbloques de diputados referenciados en gobiernos provinciales como los de Córdoba, Misiones, Río Negro y Neuquén, además de los lavagnistas, expresarían algunas observaciones pero darían quórum y votarían a favor del proyecto.

Guzman en Nueva York

Por su parte el ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunirá este martes en Nueva York, con autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) para avanzar en las negociaciones con el organismo sobre la propuesta argentina de posponer los pagos del programa vigente, como parte de sus actividades.

Según confirmaron fuentes del organismo internacional a Télam, el encuentro tendrá lugar por la mañana y participarán, además de Guzmán, el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, la directora adjunta del departamento para el Hemisferio Occidental del Fondo, Julie Kozack, y el jefe de la misión del Fondo para la Argentina, Luis Cubeddu.

El organismo, que había solicitado un plan económico y fiscal para analizar la propuesta argentina de posponer los pagos, mantiene con el país un crédito pautado inicialmente por US$ 57.000 millones, de los cuáles ya fueron desembolsados unos US$ 44.000 millones, y que implican vencimientos muy altos que deberían ser afrontados desde el año próximo.

La reunión con el FMI forma parte de la agenda de actividades del ministro en los Estados Unidos, donde el lunes mantuvo una reunión con medio centenar de inversores internacionales y representantes de bancos de inversión en la sede neoyorkina del Council of Américas.

La actividad oficial del ministro, tras el encuentro con inversores, se completaba el lunes con una serie de reuniones con representantes del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

La reunión de este martes no será la primera que Guzmán mantiene con Cubeddu, quien fuera designado como el reemplazante del italiano Roberto Cardarelli como jefe de la misión en el país el pasado 25 de noviembre.

Según declaró el propio ministro, ambos mantuvieron un encuentro junto a la directora del organismo, Kristalina Giorgieva, pocos días antes de la asunción oficial del Guzmán en su cargo, el pasado 10 de diciembre de 2020.

Fuente: Télam

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Alberto, indignado con medios y opositores

“Quieren hacer creer a la gente que estamos ajustando a los jubilados ¡Es una verguenza!”,