Rosario Central padeció un verdadero infierno en el Libertadores de América, donde cayó 5 a 0 ante Independiente, por la fecha 18 de la Superliga. Así, el auriazul cortó una racha sin derrotas de seis partidos. Barboza, Fernández, Brian y Silvio Romero, y Roa, fueron los autores de los goles.

La seguidilla de buenos resultados del Canaya llegó a su fin en Avellaneda, donde se vio muy superado, como aquella vez que perdió ante Estudiantes en La Plata 3 a 0, el 29 de octubre de 2019, último registro de una caída hasta este sábado.

El partido arrancó con el gol de Independiente, cuando apenas habían corrido 2’. Al defensor Alexander Barbosa, que segundos antes desperdició una chance de tiro libre, le quedó boyando un rebote en un tiro de esquina, y con su pierna menos hábil la puso fuerte, abajo, bien cerca del palo, que hizo vano el intento de Jeremías Ledesma por rechazarla.

Cada avance del Rojo en velocidad era temible para la defensa auriazul, que ya había perdido al zaguero Facundo Almada por lesión (a los 17’ ingresó el flamante refuerzo Cristian González). Así, el local tuvo dos chances en una misma jugada de ampliar el marcador, primero en la cabeza de Leandro Fernández y luego en los pies de Braian Romero, que la quiso tocar suave por encima de Ledesma, quien reaccionó a tiempo con un manotazo.

Pero el equipo dirigido por Lucas Pusineri volvió a pisar el acelerador en los metros finales, y con una linda jugada estiró la ventaja, a los 32’, con un cabezazo preciso y esquinado de Fernández. Y a los 39’, método similar, centro de izquierda a derecha pero ahora por abajo, para la aparición por detrás de toda la defensa Canaya de Braian Romero, que sólo debió tocarla al fondo de la red para ampliar más aún la diferencia.

Esa primera etapa se jugó entre la intensidad del Diablo una vez atravesada la mitad de la cancha, y la poca resistencia del conjunto de Arroyito. Apenas un puñado de minutos pudo tener la pelota el equipo de Diego Cocca, y una sola llegada, a poco del entretiempo, con un remate de Diego Zabala que pasó mansa cerca del palo.

De los vestuarios salieron con una polémica, porque en el inicio del segundo tiempo, el árbitro Mauro Vigliano cobró una falta en la puerta del área cuando el agarrón de Domínguez a una camisetaauriazul se extendió hasta una vez atravesada la línea del rectángulo mayor.

Central amagó con salir al complemento con una actitud distinta a la que había mostrado, pero el golazo de Silvio Romero a los 6’ desbarató cualquier chance de remontada. El goleador del campeonato recibió un cambio de frente en soledad, y la colocó al pelo más lejano de Ledesma, ayudado por un leve desvío.

El quinto llegó después de un par de avisos. El ingresado Andrés Roa aumentó la goleada a los 28’ merced de una gran jugada y una mejor definición. El colombiano venía de desperdiciar una posibilidad minutos antes, y tuvo su revancha. Emanuel Brítez había tenido el descuento de cabeza, impedido por una gran respuesta de Martín Campaña, de poco trabajo.

Los de Arroyito tuvieron su peor producción en el campeonato, y lo pagaron con una tremenda goleada. Los de Cocca venían de disimular –con un agónico triunfo ante Huracán– una mala producción en la reanudación de la Superliga, pero en su excursión a la cancha del Rojo no tuvieron la misma suerte.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Los metalúrgicos cerraron un nuevo aumento salarial

De esta forma, la paritaria anual de 2019 llegó al 49 por ciento. Mientras, la UOM local s