La tarde despejada del sábado primero de febrero, se convirtió en una noche estrellada, a tono con el nombre del ciclo de verano que hace más de dos décadas se lleva a cabo en el anfiteatro municipal Humberto de Nito.

Rosario bajo las estrellas, con un intenso calor que continuó incluso con la caída del sol, no bajo las expectativas de la primera noche. Un homenaje a Charly García, que por estos días sufrió otro achaque al darse un golpazo que afectó su cadera, lo que precipitó la suspensión de su show en Cosquín Rock.

El público rosarino fue hacer «El Aguante» colmando desde temprano el acceso al anfiteatro, donde se armó una improvisada explanada que alojaba un escenario alternativo, el deejay Juan Manuel Carrión, picando temas de Charly solista, y de Serú Girán, y un food truck que expendía comidas y bebidas.

En los alrededores, laburantes gastronómicos esperaban el okey municipal para abrir sus carritos. En la puerta, un grupo de trabajadores y trabajadoras municipales de distintas áreas entregaban volantes exigiendo el pase a planta permanente.

Cerca de las 20, el grupo Teatro Compacto activó el escenario de la explanada con una performance que invitaba al público que, desprevenido, enfilaba para descender hacía el anfiteatro. Después de esa intro teatral, la banda interpretó canciones  inspiradas en el Concierto Subacuático que Charly dió en Veléz en 2009, e invitaron a todos los presentes, grandes y chicos, a hacer un gran pogo.

Foto: Ernesto Ávila

Después de las 21, ya una multitud había llenado el Humberto de Nito. Con un fortísima presencia intergeneracional, algo que los programadores Lucía Rodríguez y Juan Cruz Revello habían anticipado en una entrevista con el periódico El Eslabón.

Antes de la música, en las pantallas gigantes, se podía revivir testimonios de García en tevé: sus primeros cruces con la prensa, sus reportajes con Susana Giménez, y la recordada entrevista en Día D, donde le dijo a Jorge Lanata mano a mano “Yo creo que vos sos un pelotudo”.

Foto: Ernesto Ávila

La mega orquesta dirigida por el tecladista Víctor Parma, integrada por un numeroso grupo de músicas y músicos que incluyó teclados, coros, cuerdas, percusión, y vientos,conjugó parte de la obra musical y artística del otrora bigote bicolor, con una galería de cantantes que fueron interpretando clásicos. Así las incursiones de Evelina Sanzo, Coki Debernardi, Mavi Leone, Rubén Goldín, Nahuel Marquet, Fabián Gallardo, Dani Pérez, Franz Funes, Flor Croci, y Likuid, entre otros, dieron paso a temas paradigmáticos como Alicia en el país, No llores por mí Argentina, Los Dinosaurios, La Máquina de ser feliz, brindando un registro poético, afectivo e incondicional con las distintas facetas del gran músico argentino.

Foto: Ernesto Ávila

En el momento de Rezo por vos, aquel tema que compusieron García y el Flaco Spinetta, llegó la sorpresa: Víctor Parma y el músico Ike Parodi presentaron en el escenario del Anfi a Fabián Von Quintiero, compañero histórico de los proyectos de Charly. El Zorrito se colgó un teclado a lo Pablo Lescano, y también participó en el anfiteatro de una tremenda versión de Cerca de la revolución, junto al colectivo de músicos locales que generó devoción en el público presente.

Sumate y amplía el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tus dispositivos, y los sábados, en tu casa, el semanario de papel El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

 

Más notas relacionadas
Más por Juan Pablo de la Vega
Más en Música
Comentarios cerrados

Sugerencia

Y un día volvió el programa Remediar

Lo restituyó este jueves el ministro Ginés González García. La iniciativa abastecerá a los