El dirigente sindical de Smata, Marcelo Barros, analiza con dureza los cuatro años de gestión Cambiemos y pone su esperanza en Fernández. La planta de GM se paraliza pero  a la vez se prepara para la fabricación de un nuevo modelo.

Marcelo Barros, secretario general de Smata, el sindicato de los obreros de la industria automotriz, analizó con pesar los cuatro años de la gestión macrista y se esperanzó en que el gobierno de Alberto Fernández pueda revertir la tendencia, a la vez que destacó el plan integral presentado por el gobierno para la industria automotriz. En el plano regional, destacó que General Motors (GM) entrará desde este sábado en una parada de su planta en Alvear, con el objetivo de preparar el terreno para una nueva etapa productiva.

Los cuatro años de la gestión de Mauricio Macri tuvieron un efecto devastador para la industria automotriz. Según datos del último informe del Instituto de Estadísticas y Censos (Indec) respecto al uso de la capacidad instalada, el rubro que tuvo el menor uso fue la industria automotriz, con apenas el 38 por ciento. Durante todo el 2019, el sector fue el que se ubicó en el fondo del listado y los especialistas estiman que la principal consecuencia sería la disminución en las unidades fabricadas por las terminales automotrices.

En ese sentido, Barros cuestionó con dureza la política del gobierno saliente y señaló que “el macrismo le hizo mucho daño al sector automotriz”. “Hay que tener en cuenta que solo en General Motors de tener más de 3 mil trabajadores, hoy hay menos de la mitad y eso sin contar los que trabajan con las empresas que la fábrica terceriza”, detalló. 

En términos del costo de los automóviles, el sindicalista señaló: “Hay que agarrar el toro por las astas y arreglársela con lo puesto. Tienen el 52 por ciento de impuestos y es una locura porque no podés pagar un auto como el Cruze que valía 450 mil pesos y hoy vale 2 millones; o una Tracker que salía 460 mil y hoy vale 1,46 millones”.

Según los datos de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), el 2019 concluyó con una caída en la producción de automóviles del orden del 32 por ciento respecto al acumulado en los doce meses del 2018. En su momento, el ex presidente Mauricio Macri había anunciado un plan que proponía producir para el año 2019 750 mil vehículos hasta llegar a 1 millón en el año 2023. El fracaso del programa fue total al producirse el año pasado 314.787 automóviles, según reveló el informe anual de Adefa.

El nuevo plan

Más allá de las circunstancias actuales, Barros, señala que las expectativas con el nuevo gobierno que encabeza Alberto Fernández tiene sus bases fundamentales porque en los primeros días se presentó un plan integral para la industria automotriz. “Nosotros apuntamos al retorno del trabajo y la industria y estamos convencidos que con esta nuevo gobierno van a crecer en muy buena medida”, remarcó el dirigente de Smata.

La intención del gobierno nacional, del sindicalismo y también de las cámaras que pertenecen al sector automotor, es darle impulso a la actividad luego de la caída de la producción y las ventas de los últimos años. El problema a resolver está emparentado con la necesidad de divisas para la importación de autopartes, en un contexto de “escasez manifiesta de dólares” que representa un cuello de botella para el desarrollo del sector. Todos coinciden que el camino es “generar cambios de fondo” en la estructura productiva antes de impulsar un aumento en la comercialización de vehículos.

GM a boxes

GM paraliza durante febrero su planta automotriz de Alvear. La decisión fue acordada entre Smata y la empresa, e incluye el abono por parte de la patronal del 70 por ciento de los sueldos de los aproximadamente 1300 laburantes directos. “Quedarán solo algunos trabajadores que serán los encargados de poner la planta a punto para comenzar con la producción del nuevo modelo», explicó Barros. 

El plan establecido por la empresa consiste que durante febrero “se trabajará en la línea de producción de la planta para avanzar con la inversión que permitirá fabricar un nuevo modelo”. “A partir de marzo vuelve a trabajar la planta y además debemos sentarnos con la firma para establecer el cronograma de trabajo del primer semestre de este año”, amplió el referente sindical de Smata que agregó que el freno es para “adecuar las líneas para el nuevo vehículo que se va a hacer ahí”. 

La esperanza del gremio reside que a partir a de la fabricación de un nuevo modelo también se abran las expectativas para que se generen nuevos puestos de trabajo. “Nuestra perspectiva es que van a producir dos vehículos. Si no venden uno, ahora pueden vender el otro”, sintetizó Barrios, y agregó que se logró un compromiso de GM que “hasta el 31 de diciembre de 2020 no se habrá despidos de personal”.

Es importante destacar que la actividad en General Motors viene siendo modificada. En diciembre pasado, la planta frenó sus operaciones y adelantó las vacaciones del personal. Luego retomó la actividad con el cronograma de suspensiones rotativas vigentes en virtud de un acuerdo logrado a fines del año pasado.

La pata provincial

El ministro de Trabajo de la provincia de Santa Fe, Roberto Sukerman, se interiorizó de la situación que atraviesa la empresa General Motors en Alvear y hasta se hizo presente en la planta para conocer en detalle sobre el plan de desarrollo de la fabricación de un nuevo vehículo que saldrá a la venta en 2021.

En ese marco, el funcionario provincial valoró positivamente los planes de inversión que rondaría los 300 millones de pesos y señaló que “esto favorece ampliamente las expectativas para iniciar el proceso de reactivación económica en Santa Fe y Argentina”.

“Estamos hablando de una empresa que importa y exporta a los cinco continentes, por eso resulta vital acompañar este proceso y trabajar para que la exportación de su producción pueda realizarse a través del puerto de Rosario y de nuestra hidrovía”, explicó el ministro. Por otra parte, Sukerman destacó “los programas de capacitación permanente como parte de una política empresarial que apuesta a la formación continua de sus trabajadores en relación a las nuevas tecnologías”.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Gabriel Zuzek
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Los metalúrgicos cerraron un nuevo aumento salarial

De esta forma, la paritaria anual de 2019 llegó al 49 por ciento. Mientras, la UOM local s