Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Este jueves 13, el presidente Alberto Fernández le entregó el DNI a Isha Escribano, en el marco de la Ley de Identidad de Género. Con este, se suman 9000 documentos emitidos que garantizan el reconocimiento de identidades autopercibidas y un desarrollo libre de su persona. De esta forma, la Casa Rosada festejó una vez más el ejercicio de leyes que despliegan la seguridad de que la Argentina reafirma el rumbo de ser realmente un país para todos, todas y todes.

La celebración del colectivo LGTB comenzó en 2010 con la incorporación de la Ley de Matrimonio Igualitario, para que las parejas homosexuales constituyan familias con los mismos derechos, obligaciones e igualdad de condiciones que las familias heterosexuales.

Posteriormente, llegó La ley de Identidad de Género. Las dos conquistas fueron el fruto de la lucha de un colectivo que se movilizó durante años y encontró, en el 2012, la voluntad política de la presidenta Cristina Fernández, que el 23 de mayo de ese año sancionó la ley con el número 26.743. Fue una victoria que obtuvo como resultado el entendimiento -en términos legales- de que la identidad de género es la “vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente”.

A casi 8 años de la sanción de una ley de vanguardia y modelo en todo el mundo, este jueves se entregó el DNI número nueve mil. El acto se inició a las 12 en el salón Pueblos Originarios de la Casa Rosada, que recibió con aplausos y de pie la llegada del presidente Alberto Fernández; del ministro del Interior, Wado de Pedro; de la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y de la compositora, médica e instructora de yoga Isha Escribano, quien recibió su nueva documentación.

La primera en tomar la palabra fue la ministra Gomez Acosta, quien dijo que “este acto es un acto de reparación” porque “se ha vulnerado mucho los derechos de las trans y travestis” y que tal vulneración implica “marcas en el cuerpo, horas de comisaría, exclusiones en los ámbitos de trabajo, exclusiones en el ámbito educativo, falta de trabajo y  una expectativa de vida baja”. “Es reparador que la Casa Rosada abra sus puertas para hacer este reconocimiento a la hermosa Isha”, aseguró. Y remató: “Sabemos que no hay crecimiento sin igualdad, que no hay igualdad sin inclusión y que la inclusión no solo amplia ciudadanía, sino que sobre todo dignifica nuestro pueblo”.

El segundo turno fue el de ministro Wado de Pedro, quien hizo hincapié en la importancia de la lucha incansable de las Abuelas de Plaza de Mayo para que el derecho a la identidad sea considerado un Derecho Humano. Y agregó que aquello que allí acontecía era un gran reconocimiento hacia los colectivos que luchan por la diversidad que “nos permite refrescarnos que todavía falta mucho” para “tener una sociedad más justa”.

“Esto es un canto a la vida”, dijo Isha Escribano luego de recibir su DNI y tomar la posta del micrófono. Y agregó: “Tengo un documento que me permite llevar mi identidad y una sonrisa en mi rostro”.

En un discurso emotivo, Isha recorrió momentos difíciles de su vida, y aseguró que “nos une algo muy fuerte, que es lo que nos costó llegar hasta acá. Y en mi caso, lo que me costo amarme, respetarme, valorarme, sentirme útil, sentirme un ser que puedo valer.”

A modo de mensaje a la sociedad, Escribano declaró que no desea que nadie tenga que atravesar lo que sufren las personas transgénero. “Que nadie tenga que estar destinada a mendigar amor en la clandestinidad”, señaló. Para finalizar, Isha señaló que “cuando me largue a llorar de la emoción pensé en que antes no podía llorar porque el género que tenía asignado de nacimiento no te deja llorar. Y ahora no quiero llorar porque se me corre el rimmel”, y desató así una mezcla de aplausos, risas y llantos entre los presentes.

El cierre le tocó al presidente Alberto Fernández, quien demostró estar emocionado ante las palabras de Isha. Al inicio, acusó de estúpido “no respetar lo que cada uno es” y “obligar a ser lo que otros quieren que sean”.

Respecto a la ley,  el mandatario recordó que ésta llegó gracias al gobierno de Cristina y justificó: “Yo la critique a Cristina, pero siempre dije que su primer gobierno fue el más progresista y el que amplió más derechos”. “Y recién pensaba que esta ley tiene ocho años y hemos entregado 9 mil documentos, eso quiere decir que recompusimos la vida de más de mil personas por año. No lo hizo nadie, lo hicimos todos”, valoró el presidente.

Así, su promesa de campaña que consistía en “volver siendo mejores” parece comenzar a cumplirse a partir de eventos como este, donde se consagran derechos que vienen a construir sociedades mejores pero por sobre todo, sociedades inclusivas y tolerantes. “Hoy estamos siendo mejores”, concluyó el Jefe de Estado.

Sobre Isha Escribano

Isha Escribano es compositora, médica e instructora de yoga.  Sin embargo, por sobre todas las cosas, Isha es una mujer transgénero que inició, una semana atrás, su trámite para poder obtener un documento de identidad que refleje y valide su nombre, su género y su imagen.

“Sí, puede que haya quien crea que no se trata más que de una credencial trivial; para mi, una mujer transgénero que hoy se siente pasajera de todas las nubes, ese pedacito de cielo es un pasaporte que me autoriza a ser legal, libre, existir… Y es probable, tambien, que por algun tiempo mas mi sola existencia siga siendo, para algunas personas, un acto de rebeldía y hasta una provocación. Me siento orgullosa de ser testigo y a la vez protagonista de uno de los cambios de paradigma más profundos de estos tiempos: poco a poco comprendemos que no son nuestras diferencias las que nos dividen y separan, sino nuestras incapacidades para reconocer, aceptar, celebrar y hasta amar esas mismas diferencias”, escribía Isha el mismo día que iniciaba su trámite.

Isha demuestra en sus redes sociales -y en la alocución del jueves en Casa Rosada- ser portadora de una sensibilidad sui generis. Los epígrafes de las fotos de su perfil de Instagram retoman frases que aluden a la transición que ella y su cuerpo han tenido: se leen fragmentos de Pessoa, de Simone de Beauvoir, de Bob Marley, de Chavela Vargas, de García Lorca, entre otros. Las imagenes tambien son varias: se muestra triste, alegre, feliz, enojada, transformada, militante y revolucionaria. Sin embargo, el eje central de su perfil es, indudablemente, aquello que atravesó toda su vida: aceptarse una persona transgénero y convivir con ello.

Desde el jueves 13 de febrero las múltiples facetas de Isha se han visto reunidas en un rectángulo que valida quién es y cómo se siente. De ahora en más, porta el Documento Nacional de Identidad que reconoce su trayectoria, la que le ha costado angustias y llantos pero que hoy -por fin-  le otorga la promesa de inventar su vida nuevamente.

  • Hipertrofia legislativa y raquitismo institucional

    Asistimos a un debate producto de la falta de visión de las causas que producen una desesp
  • Fuego cruzado

    El magistrado de las causas por las quemas en las islas, y cuyo pliego discutirá el Senado
  • La estafa a cara lavada

    El vaciamiento de Vicentin llegó hasta el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. L
Más notas relacionadas
  • Todos juntos en el mismo bondi

    Las y los trabajadores del transporte estuvieron 74 días peleando por el cobro de su salar
  • El goce es Ministerio

    Desde julio trabaja sobre la ciudad un proyecto político humorístico que nace de la simbio
  • Ser lo que damos

    Lala Brillos y Sol Fernández iniciaron una provocativa campaña para que las ollas de los c
Más por Victoria Iriarte
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

Hipertrofia legislativa y raquitismo institucional

Asistimos a un debate producto de la falta de visión de las causas que producen una desesp