El presidente Jair Bolsonaro presentó un proyecto de ley que abre las tierras indígenas a la megaminería, propicia actividades agropecuarias –para las cuales los bosques son un impedimento­– y promueve la instalación de plantas de generación eléctrica en zonas, como la Amazonia, que pertenecen a pueblos originarios, según denunció la investigadora brasileña y analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE), Juraima Almeida, en una nota reproducida por el portal de noticias Sur y Sur.

Según la investigadora, las comunidades indígenas carecen de recursos, por lo que la explotación quedaría en manos de terceros, grandes empresas nacionales y sobre todo trasnacionales.

La determinación de Bolsonaro muestra que las críticas dentro y fuera de Brasil por la multiplicación de los incendios y el aumento de la deforestación no le impactaron, y sigue con su plan de exterminar indígenas y la floresta amazónica, explicó Almeida.

La investigadora brasileña y analista asociada al CLAE aseguró que tras el incendio de inmensos bosques, Bolsonaro multiplicó una serie de iniciativas para construir “la Amazonia de sus sueños”, que incluye un proyecto de ley que abre las tierras indígenas a la minería.

En este marco, los defensores del medio ambiente y de los pueblos originarios denuncian que “se avecina una pesadilla” y que el gobierno de Bolsonaro “busca exterminar” a los cientos de pueblos que habitan la zona.

«El gran paso depende del Parlamento. Vamos a sufrir presiones de los ambientalistas. A esa gente ligada al medio ambiente, si un día pudiese los confinaría en la Amazonia, ya que les gusta tanto el medio ambiente”, señaló Bolsonaro, en referencia a los ambientalistas, y agregó que su “sueño” es entregar las tierras de los originarios para la explotación en manos de empresas multinacionales.

El presidente cuenta con aliados para lograr una mayoría en el Congreso, aunque muchos de sus proyectos fueron frenados allí. En este caso, será determinante el apoyo de la poderosa bancada vinculada al agronegocio, que últimamente se mostró “preocupada” por las denuncias internacionales contra la deforestación de la Amazonia. Sospechosa preocupación, teniendo en cuenta que son los beneficiarios directos de la destrucción de ese ecosistema.

“Su sueño, Bolsonaro, es nuestra pesadilla y nuestro exterminio, porque la minería trae muerte, enfermedades, miseria y acaba con el futuro de nuestros hijos”, señaló la coordinadora de la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), Sonia Guajajara.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Pablo Bilsky
  • La Celac Social sale a la cancha

    El encuentro de referentes de movimientos populares que se hizo en paralelo a la cumbre of
  • La Spica marrón

    “Tucumán: ingenio ocupado por los obreros. Córdoba: quilombo por el descanso dominical.
  • Motoqueros (capítulo 12)

    Después de dormir toda la noche, o mejor dicho lo que restaba de la noche, en la habitació
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Organizaciones sociales comienzan el relevamiento de “Precios Justos”

El Movimiento Popular la Dignidad controlará a partir de este lunes el cumplimiento del pr