La obra busca unir mediante el ferrocarril una estación en Oliveros y las terminales sobre el río Coronda, trasladando  la carga de granos que hoy ingresa en cientos de camiones al día a través de una avenida de tierra. En menos de dos meses, las obras para unir las vías de ferrocarril entre la estación de Oliveros y las terminales sobre el río Coronda decongestiarán el gran tráfico de camiones que se circula a lo largo de 15 kilometros por la ruta 11.

El tramo, con un único ingreso para decenas  de camiones  por hora en tiempos de cosecha gruesa, también se convirtió en zona de alimentación para una superpoblación de ratas: se alimentan y prosperan gracias al cereal volcado en el zarandeo de los camiones por el estado del camino.

Vispo, quien estuvo recorriendo la obra de una playa ferroviaria de esa línea en la localidad de Timbués sostuvo: “La obra permitirá descargar granos directamente en las terminales portuarias agilizando tiempos operativos”.

Con una inversión de 120 millones de dólares por parte de privados (70%) y Estado (30%), el proyecto en ejecución incluye 10 kilómetros de vía y un nuevo puente ferroviario que cruza el Río Carcarañá. Una playa ferroviaria para maniobras y mantenimiento de trenes de hasta 100 vagones.

Desde TAC se informó que se están ultimando los trabajos para dar apertura oficial a la playa ferroviaria que permitirá agilizar los tiempos operativos en las terminales portuarias de Renova, Dreyfus, Cofco, Aceitera General Deheza y la Asociación de Cooperativas Argentina.

POr su parte el funcionario, cercano al gremio Unión Ferroviaria, destacó que el complejo ferroviario hará posible un transporte “más ágil y eficiente, obteniendo más puntos de descarga para exportar la producción del Noreste (NEA) y el Noroeste Argentino (NOA)”. También destacó que la baja de costos que generará “este sistema logístico de avanzada” permitirá extender los orígenes de los granos que llegan a los puertos ubicados al norte de Rosario y logrará que “nuevos productores puedan exportar utilizando la traza del ferrocarril”.

Además de Vispo, participaron de la recorrida el titular de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Ricardo Lissalde, y el vicepresidente de TAC, Martín Gainza.

La estimación es que, una vez en funcionamiento, las agroexportadoras podrán ingresan en sus terminales un mayor tonelaje, reduciendo el 30 por ciento de los costos de flete.

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

Las marcas de la infancia en una charla debate

Es abierta, gratuita y la ofrece el psicólogo y docente de la UNR Marcelo Rocha. Es esta t