La agrupación Mangueira, actual campeona del carnaval de Río de Janeiro, presentó un enredo con críticas al gobierno brasileño. Además, en un mensaje anti fundamentalista, representaron un cristo de rostro negro, cuerpo de mujer y sangre indígena.

Los cuatro mil integrantes de la escola do samba Estação Primeira de Mangueira cantaron varias marchinas y sambas durante su desfile por los 700 metros del Sambódromo de Río, ante el saludo del público desde las tribunas y palcos, entre la noche del domingo y la madrugada de este lunes, donde hubo políticos importantes pero estuvo ausente el presidente Jair Bolsonaro, quien permaneció el fin de semana en una base militar en Guarujá, en el litoral de San Pablo.

Uno de los temas interpretados por los cantantes de Mangueira dijo que no hay futuro cuando hay un mesías con armas en la mano, lo que la prensa local interpretó como una clara alusión a Bolsonaro y su política de liberación de venta de armas.

Una de las alegorías montadas sobre las carrozas de Mangueira mostró una figura de Jesús emergiendo detrás de una favela carioca. En otro carro se exhibió a un Jesús negro crucificado con símbolos que remitían a la comunidad LGBT, mujeres e indígenas.

Mangueira, una de las más tradicionales escolas de Río de Janeiro fue la tercera en ingresar al Sambódromo con un espectáculo que finalizó en la madrugada de este lunes.

En total 13 escolas competirán durante dos noches llenas de color, lentejuelas, música, baile y, claro, samba.

Unos 40 jueces escrutarán cada detalle de los carruajes y de los movimientos de los cerca de 2.000 participantes de cada una de las escuelas, populares como equipos de fútbol.

Mangueira, identificada con sus colores verde y rosa, ganó el trofeo del año pasado, con un «enredo» (tema) que homenajeó a Marielle Franco, la concejal negra asesinada en 2018.

El de este año trae a Jesús de vuelta al mundo, en una favela de Rio, encarnado en una mujer negra con raíces indígenas, pidiendo por tolerancia. Y desató controversias.

El católico y conservador Instituto Plinio Correa de Oliveira lanzó una petición en línea condenando el espectáculo de Mangueira. Más de 100.000 personas han firmado el manifiesto Diga no a la samba de Mangueira que profana al hijo de Dios, publicó el sitio Religión Digital.

En la sede de Mangueira, al pie de la favela donde nació y desde la cual se ve a la distancia el Cristo del Corcovado, los presentes defienden el enredo. Es un grito de libertad contra el fascismo que ha tomado nuestro país, afirmó Marcus Portugal Feital, un profesor de 61 años.

Este es el verdadero Cristo, el que protege a los desamparados, a los abandonados, a los negros que viven en los guetos. Es todo lo que el equipo de Bolsonaro no hace, dijo a las puertas de un ensayo, mientras cientos de personas bailan al ritmo de la poderosa percusión. Si Jesucristo volviera hoy al mundo, si naciera pobre, en una favela, sería masacrado, agregó su colega Consuelo Cavalcante, de 58 años.

La samba-enredo de este año es una protesta apenas velada contra el tipo de cristianismo preconizado por Bolsonaro, cuyo segundo nombre es Messias, partidario de la liberación del porte de armas de fuego para combatir la criminalidad.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tus dispositivos, y los sábados, en tu casa, el semanario de papel El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Videos

Dejá un comentario

Sugerencia

Servicios rápidos, menos para el pago de sueldos

Desde el Sindicato de Pasteleros de Rosario, denunciaron que las empresas Mac Donald`s, Bu