Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

La imagen se repite en Rosario: un pibe que no aparece, un pibe que aparece flotando en el río, fuerzas de seguridad involucradas, cámaras que no funcionan, papeles alterados, el protocolo de Minessotta para intentar confirmar si se trata o no de un caso de violencia institucional, movilizaciones, familias desgarradas. El cuerpo de Carlos Orellano no es el primero de un pibe que salió a divertirse y apareció flotando en el río. Por eso, familiares, amigos y amigas, rosarinos y rosarinos en general, convocaron para encontrarse este jueves a las 15 en el Boliche Ming (frente al Monumento a la Bandera) y exigir el esclarecimiento y Justicia en su muerte.

 

 

El pasado domingo por la noche, Carlos Daniel Orellano fue a bailar con amigos a un boliche ubicado en La Fluvial. Su última conexión de whatsapp fue cerca de la 01:30 am, aunque algunos amigos subieron fotos junto a él tomadas después de las 2. A partir de ahí,  hay un cono de sombra sobre lo que realmente ocurrió con el joven. Una de las primeras hipótesis surgieron a partir de testimonios de amigos y otras personas que concurrieron al local que indicaron que Orellano fue protagonista de incidentes con personal de seguridad por estar en un sector para el cual no estaba habilitado. Y las sospechas de la fiscal  Valeria Piazza Iglesias se profundizaron cuando se percató que personal policial de la comisaría 2da de Rosario, ubicada en Paraguay al 1100, tuvieron una dudosa tardanza para realizar una serie de medidas ordenadas por ella. Por eso, en la noche del martes decidió que se secuestrara documentación de importancia para la causa que estaba dentro de esa dependencia policial. Además incautaron los teléfonos celulares de los dos policías que realizaban adicionales en el boliche y de todo el personal de seguridad.

Una vez hallado el cuerpo de Carlos Orellano, la investigación quedó a cargo del fiscal Patricio Saldutti de la Unidad de Homicidios Dolosos. «En la mañana de hoy (por el miércoles) se le encomendó a personal policial de la sección canina perros de policía un rastrillaje por la zona del hecho pero por el momento no puedo informar cómo será caratulado el hecho, si lo que puedo decir es que encontramos el cuerpo y será periciado, pero no tengo información sobre las lesiones que podría tener o no tener. Hay que esperar que se realice la autopsia y aún no tiene una fecha determinada para su realización”, sostuvo el funcionario judicial ante la prensa. Y añadió. “En la investigación está trabajando la división de asuntos internos, la Policía Federal y Prefectura Naval. No hemos encontrado rastros en el interior del boliche, en el día de ayer se relevaron algunos rastros de sangre y hoy, antes de hallar el cuerpo, se encontraron unos presuntos rastros de sangre del lado del río, es decir, detrás del boliche”.

Con respecto a las declaraciones del personal del local, el fiscal Saldutti indicó: «Hay muchas declaraciones cauteladas, no todas, y tenemos acreditado que había 12 efectivos de seguridad del boliche que estuvieron actuando, más dos policías de la provincia que estuvieron actuando como adicional. Hemos secuestrado los teléfonos de todas estas personas más el teléfono del dueño del boliche y hemos secuestrado todo el material informático del boliche, cámaras y computadoras. A su vez, se están pidiendo las cámaras públicas y privadas que hay en la zona, del 911, de la GUM, de la Prefectura y algunas cámaras también de la guardería privada que está acá a la vuelta. Todo ese material está cautelado y es materia de análisis. En principio, el dueño del boliche dice que las cámaras del local no filmaban hace unos días, el entregó su celular para acreditar que estuvo en contacto con la gente de su sistema informático. Por eso queremos saber si las cámaras andaban o no, o fueron apagadas».

Al ser consultado sobre los patovicas habían comentado sobre algún altercado con el joven en el interior del boliche, el fiscal remarcó: «La gente de seguridad no reconoce que haya habido algún problema adentro del boliche. Por eso se está aplicando el Protocolo de Minessotta, porque puede haber personal de la policía de la provincia implicado, estos dos que mencionaba anteriormente pero en principio es muy reciente para hablar. Hay que esperar la autopsia porque no sabemos las causas de la muerte pero al personal de la provincia, se aplica el protocolo de Minessotta».

Con respecto al accionar del personal de la Comisaría 2da, Saldutti expresó que «el retraso en la comunicación de la comisaría 2da es una actuación que se desglosó de esta actuación y está interviniendo el doctor Fernández Bussi de la Unidad de Violencia Institucional para confirmar o descartar si hubo un retraso en la comunicación con el fiscal al que debían ponerlo en conocimiento del hecho».

«Mi hijo fue arrojado al agua por los patovicas»

Edgardo Orellano, padre del joven, sostuvo ante la prensa que su hijo “fue arrojado por los patovicas al agua”. El hombre se mostró convencido de su teoría y sorprendido a la vez porque el establecimiento volvió a abrir sus puertas después de lo sucedido. “Baldearon, borraron las evidencias, incluso mi hijo estaba sin camisa, según los testigos. Han limpiado todo, sacaron la basura, pero se tomaron el trabajo de borrar las pruebas”, remarcó y denunció que las cámaras de boliche no funcionan, sólo hay domo de Prefectura que “fue mandada a constatar por parte de la Fiscalía”, expresó.

Otro de los datos que brindó el hombre es sobre un allanamiento que se llevó a cabo en la comisaría 2ª donde trabajó Asuntos Internos de la policía provincial y donde la familia había radicado la denuncia de paradero. “Cuando empezamos a buscar fueron mi mujer y mi hija fueron ahí y les dijeron que no sabían nada, les mostraron el libro de actas y se fueron”.“Lo que yo pienso como padre es que a mi hijo me lo mataron. Su causa de muerte fue no ponerse la pulsera para entrar al vip, ahí le pegan un empujón, lo golpean, le lastiman la cara y él se enoja, los patovicas lo llevaron para el río y lo emboscaron, por lo tanto lo único que le queda es estar del otro lado de la baranda frente al río, ahí no sabemos si se resbaló o lo tiraron”, indicó el padre del joven desde su teoría sobre los hechos y afirmó que hay testigos que vieron el episodio.

Repudio del Concejo

A través de una iniciativa presentada por la concejala Susana Rueda, el Concejo Municipal de Rosario manifestó en la sesión de este miércoles su repudio a las circunstancias que provocaron la desaparición seguida de muerte de Carlos Daniel Orellano y, a la vez, exigió la rápida y eficaz actuación de los organismos y agencias competentes del Estado para esclarecer los hechos y circunstancias que produjeron la muerte del joven. También manifestó su profundo dolor por la muerte de Carlos y la solidaridad con su familia.

 

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes
y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa.
S
uscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Sain suma apoyos por denunciar la gestión de Maximiliano Pullaro

Los ediles del bloque peronista apoyaron públicamente la denuncia del Ministro de segurida