Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

El decreto 157/2020 publicado en el Boletín Oficial el pasado lunes, en el que el Poder Ejecutivo ordenó transferir el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) del ámbito de la Secretaría de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social a la órbita del
Ministerio de Desarrollo Productivo, fue una muy buena noticia para el sector de la autogestión, las empresas recuperadas y el cooperativismo. “Entendemos que en nuestras organizaciones de base hay muchas empresas que merecen competir en el mercado para generar economía y
su posterior distribución equitativa en igualdad de condiciones y para esto necesitamos secretaríaa que atiendan nuestras demandas como son, por ejemplo, las que están en el Ministerio de Desarrollo Productivo que conduce Matías Kulfas”, celebró Francisco Martínez, de la Cooperativa de Trabajo Textiles Pigué.

En los considerando, se argumentó que las políticas públicas que el Estado Nacional desarrolla a través de la cartera que conduce Matías Kulfas se corresponden con los objetivos del Inaes, constituyendo la citada cartera ministerial un ámbito más propicio para el accionar del Organismo.
El Inaes, organismo que actualmente está dirigido por Mario Cafiero, fue creado con el objetivo de ejercer en todo el país la promoción y desarrollo de la acción cooperativa y mutual, a través de la asistencia técnica, económica y financiera. Como así también la promoción de la capacitación de directivos y grupos sociales para el mejoramiento de la eficiencia en la administración y prestación de servicios por parte de las cooperativas y mutuales.

Es un traspaso esperado por las trabajadoras y trabajadores autogestionado, empresas recuperadas y cooperativas de trabajo que ya en julio de en plena campaña electoral, lo habían planteado con claridad: “El sector del trabajo organizado bajo los criterios de la autogestión, es
parte del movimiento obrero y como tal, de la fuerza fundamental de la economía. Debe ser reconocido como un importante elemento de la política económica y productiva desde el Estado, a través de la integración de su tratamiento como política pública en los organismos estatales acordes a esta importancia”. Esa declaración quedó estampada en el documento del Foro Federal de Economía Cooperativa, Autogestionada y Popular en el participaron miles de trabajadoras y trabajadores, como también numerosos referentes y dirigentes políticos que se posicionaban para asumir funciones si se confirmaba el triunfo de Alberto y Cristina. Y hoy, para beneficio de todo el sector, ese traspaso se hizo realidad.

Nuevas políticas públicas

Fueron muchos años en los que el sector de la autogestión y el cooperativismo pidió y bregó por transformarse en un aliado estratégico del Estado Nacional al ser una parte sumamente importante del sector productivo del país. Pero había una visión sesgada, de varios estrados de
la política, que no consideraba que la autogestión fuera algo válido para el crecimiento económico y para el desarrollo. Obviamente, durante el macrismo eso se profundizó porque fue un gobierno agresivo contra todo lo relacionado al trabajo y a los trabajadores.

En ese sentido, Francisco Martínez, quien fuera presidente de la Cooperativa de Trabajo Textiles Pigué desde el 2004 al 2014, y hoy director de esa emblemática empresa recuperada que el pasado 20 de febrero cumplió 16 años, remarcó, ante la consulta de el eslabón, la importancia que el Inaes haya pasado al Ministerio de Desarrollo Productivo. “La importancia tiene que ver con que hace años era una demanda del sector de las empresas recuperadas y de todo el abanico de la autogestión. Porque entendemos que en nuestras organizaciones de base, hay muchas empresas que merecen competir en el mercado para generar economía y su posterior distribución equitativa en igualdad de condiciones y para esto necesitamos secretaría que atiendan nuestras demandas como son por ejemplo las que están en el Ministerio de Desarrollo Productivo que conduce Matías Kulfas”.

Martínez, además, señaló que el traspaso del Inaes a esa cartera “es una alegría, pero siempre entendiendo que en todos los ministerios, como Desarrollo Social y Trabajo, va a existir una política pública para nuestro sector que debemos aprovechar para crecer y ser cada vez mejores empresas y fábricas cooperativas”.

En cuanto a las primeras medidas que debería tomar el Inaes dentro del nuevo ámbito en el que se encuentra, Martínez indicó que eso “siempre va a depender de las trabajadoras y trabajadores del sector. Siempre hemos intentado comprender que debíamos ser nosotros que logremos nuestra organización conjunta para después seguir con demandas, pero principalmente con proyectos al Estado Nacional”. Y añadió: “Ahora, atento a las problemáticas que hemos sufrido en los últimos cuatro años de un gobierno que vino a ajustar al sector productivo, nuestro enfoque tiene que ver seguramente con revisar las cuestiones de energía para nuestras industrias y empresas; también generar recursos financieros lógicos para poder competir en igualdad de condiciones”.

“Canalizar el potencial productivo”

Andrés Ruggeri es antropólogo social recibido en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y dirige desde 2002 el programa Facultad Abierta, un equipo de la Facultad de Filosofía y Letras de esa casa de estudio que apoya, asesora e investiga con las empresas recuperadas por los trabajadores. “Este traspaso es algo muy positivo y por el que venimos peleando hace mucho tiempo”, señaló al el eslabón y agregó: “Representa un cambio de pensar el trabajo autogestionado, el cooperativismo y las empresas recuperadas como parte de la economía que hay que desarrollar y aportar. Le va a dar otra dimensión al mercado interno ya que puede desarrollar tecnología y ser parte de las cadenas de valor y apuntar a sostener a las cooperativas desde ese punto de vista. Entonces es coherente que la autoridad de la aplicación que es el Inaes esté dentro del Ministerio de Desarrollo Productivo.”

Para Ruggeri, el gran desafío que se plantea a partir de ahora es “hacer valer eso y que el Ministerio de Desarrollo Productivo, efectivamente tenga esa política que logre canalizar todo ese potencial productivo y de desarrollo que tienen las cooperativas de trabajadores utilizando las herramientas del Inaes y otras herramientas también, porque con el Inaes solo no va a alcanzar”.

Por eso, para el antropólogo social, este traspaso también “implica que va que meter mano fuerte también en el Inaes para convertirlo en un instrumento idóneo para esta política. Hay que cambiar la concepción y va a haber que modificar muchas cosas para readecuarlo a esta política y ese cambio va seguir siendo parcial mientras no se modifique la Ley de Cooperativas que es de 1973; y que es la que fija la composición del Inaes; entonces habrá que trabajar para desarmar ciertas lógicas burocráticas que hay en el Instituto para terminar de hacerlo válido y efectivo”.

Fuente: El Eslabón

 

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes
y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa.
S
uscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

  • “Queremos depurar la fuerza”

    La jefa de Policía cree que el problema central de la seguridad es la enorme circulación d
  • A desconfinar salarios

    Con pandemia y recesión heredada, con más desempleo y caída económica, aunque con tenues s
  • Octubre al rojo en la región

    Se recalienta la región por las elecciones presidenciales bolivianas el 18, en las que el
Más notas relacionadas
Más por Gabriel Zuzek
  • “Queremos depurar la fuerza”

    La jefa de Policía cree que el problema central de la seguridad es la enorme circulación d
  • A desconfinar salarios

    Con pandemia y recesión heredada, con más desempleo y caída económica, aunque con tenues s
  • Octubre al rojo en la región

    Se recalienta la región por las elecciones presidenciales bolivianas el 18, en las que el
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

“Queremos depurar la fuerza”

La jefa de Policía cree que el problema central de la seguridad es la enorme circulación d