La Argentina fue el segundo país, detrás de Venezuela, que más que destruyó su economía en la región en los últimos cuatro años, en que gobernó Cambiemos, de acuerdo a un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav), que afirma que la Industria y el Comercio fueron los sectores más castigados.

El trabajo realizado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Undav subrayó que “Argentina fue el país que más destruyó su economía en Latinoamérica desde 2016 y hasta 2019, luego de Venezuela, que se encuentra en una mega crisis”.

El análisis remarca además que “tan solo Ecuador y Brasil tuvieron algunas recesiones en los últimos años”, y precisó que “las tasas de crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) y del ingreso per cápita muestran que la región, si bien crece a tasas menores que la década pasada, presenta en los últimos años un crecimiento sostenido, lo cual pone a la Argentina como una anomalía”.

“El fracaso del modelo económico neoliberal de la última administración es estrepitoso”, asegura el informe, que destaca que “a pesar de la crisis económica en la que se sumergió el modelo implementado, hubo sectores, ganadores”.

En este sentido, el estudio detalla que “las actividades primarias, como la pesca, con un crecimiento acumulado de 8,03 por ciento; y la agricultura, ganadería, caza y silvicultura, con el 5,38 por ciento, más los sectores de servicios fueron los más favorecidos por la política de la gestión saliente”.

Desde la casa de altos estudios de Avellaneda expresaron en ese trabajo que “entre los sectores perdedores, la industria, con un derrumbe total en los cuatro años de 8,63 por ciento; y el comercio, con una caída de 9,74 por ciento, fueron los rubros más perjudicados”.

Asimismo, el estudio puntualiza que “analizando la distribución del ingreso, se observa que la remuneración al trabajo asalariado retrocedió en su participación en el valor agregado de la economía en detrimento del excedente de explotación bruta, es decir, del capital”.

Así, subraya que “significa que hubo una transferencia de ingresos desde los trabajadores hacia los empresarios”. Y en ese aspecto, indica que “el aporte de los salarios en el total del valor agregado de la economía en 2016 se ubicaba en casi 52 por ciento”, y añade que “en el tercer trimestre del 2019, había caído al 45 por ciento”.

Por último, los datos aportados por la Undav indican que “el capital aumentó su participación, de un 40 por ciento en 2016 a casi 44 por ciento el año pasado”.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

  • Propósitos y propuestas

    El Frente Progresista en Diputados vuelve a la carga para marcarle la agenda al gobierno d
  • Las crisis de Brasil

    Bolsonaro suma cuarenta pedidos de destitución en el Congreso. Además, la Justicia investi
  • Un virus al acecho de los descuidos

    Seis provincias que venían sin casos volvieron a tener contagiados. Jujuy, Chubut, Misione
Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Propósitos y propuestas

El Frente Progresista en Diputados vuelve a la carga para marcarle la agenda al gobierno d