Proyecto Vestuarios se divide en dos obras teatrales separadas que comparten el mismo espacio: por un lado un vestuario femenino, y por el otro, uno masculino. El guión original es del director, dramaturgo y docente Javier Daulte, y se estrenó por primera vez hace una década. Fue el puente inspirador que el periodista y crítico teatral Miguel Passarini le tendió a la directora rosarina Romina Tamburello para una puesta con la producción del diario cooperativo El Ciudadano.

Ambos grupos juegan a lacrosse: un deporte que se practica con bocha, palos con red, y dos arcos, llegan a Hungría para disputar una final. El antes y después de semejante instancia definitoria, desnudará, incluso de forma literal, diferencias, además de los conflictos y contradicciones propias de ciertos grupos y cierta “argentinidad” en ese territorio tan característico como es el vestuario.

El guión de Daulte se llevó a escena por primera vez hace una década. El dramaturgo nació en Buenos Aires en 1963, llevó sus trabajos a varios rincones del mundo y entre otros galardones fue destacado con el premio Konex de platino a mejor director de la década (2001-2010).

Passarini cuenta: “Hace unos meses Romina me pasa para que vea su corto, Rosario ciudad de las lindas. Le doy mi opinión y le digo: todo bien con el cine, pero no dejes de hacer teatro. Acto seguido, me cuenta que quiere hacer una obra que trabaje la cuestión de género, pero que no encuentra en ese momento ningún texto. A partir de eso se me ocurre la obra de Daulte, Proyecto Vestuarios. Siempre me interesó y me intrigó el proceso de creación de esa obra, que él había hecho con sus alumnos, un elenco muy numeroso. Incluso le pude hacer la devolución en varias oportunidades”, contó el periodista de espectáculos que hace décadas analiza e investiga la creación teatral. Le escribió a Javier Dualte por el tema de los derechos de la obra y recibió un sí espontáneo.

“Me encanta el proyecto pero solo lo hago si vos participas”, le dijo entonces Romina Tamburello a Passarini al conocer el aval del guionista.

“Me insistió tanto de que yo participara, y que la ayudara en la elección de los actores y actrices, y a repensar un poco el texto en relación a cómo resonaba en el presente, que acepté. Y, en el medio, se me ocurre comentarlo a mis compañeros de El Ciudadano, diciéndoles que la única manera de hacerlo era si me bancaba la cooperativa”, relató. “Y por supuesto, me dijeron que sí, muy amorosamente. Nosotros no tenemos dinero, pero sí recurso humano. Entonces pudimos hacer un proyecto muy interesante. Nos presentamos a Escena Santafesina y ganamos un subsidio, lo que nos permitió hacer una escenografía realista, un vestuario muy grande, y así se fue armando”, explicó.

Recursos Humanos 

La cooperativa La Cigarra se conformó hace tres años luego del último cierre patronal del diario El Ciudadano, que tiene tanta historia de desmanejos gerenciales como de luchas laborales que les permitieron mantener la fuente laboral. El Proyecto Vestuarios vendría a ser una co-producción entre La Cigarra, que produce El Ciudadano, y una incipiente cooperativa que se armó con el grupo de actores y actrices que protagonizan la obra.

“Nosotros desde La Cigarra nos sumamos a la producción y a la logística, y todo lo que es la estética. Trabajando con nuestros diseñadores y fotógrafos, y ahora con toda la movida de prensa. En lo personal participé en principio en el ajuste del texto, y luego del trabajo de Romina y Simonel Piancatelli, que es la asistente de dirección, me sumé a acompañar haciendo devoluciones”, cuenta Passarini.

La intimidad de los vestuarios

Proyecto Vestuarios pone de relieve la igualdad entre hombres y mujeres, desde el aspecto político y moral. La versión local, está ambientada en un club del barrio Agote y atravesada por la denominada argentinidad, el feminismo, el aborto, y la intimidad.

“Se van a encontrar con una obra descarnada, y la cuarta pared del teatro literalmente no va a estar, porque se van a encontrar con un vestuario hiperreal:  hay duchas, y lockers; hay entradas, fugas, salidas, y un baño en el fondo, lo que se ve es hiperrealismo absoluto. Y lo que cuentan estas historias, porque decimos que Javier escribió esta obra para el futuro, es cómo se sigue hablando desde la intimidad temas como los feminismos, el aborto, el tema de los géneros, la sexualidad, el deseo y la represión del deseo; cómo se siguen hablando en el ámbito de lo privado, y cómo se lo cuestionan los varones y cómo las mujeres. Por eso decimos que tienen que ver las dos obras, las historias no están cruzadas pero las dos transcurren en la misma escenografía”, describe en la previa Passarini.

Las funciones estreno serán el próximo sábado 7 de marzo en sala Nicasio Oroño (San Lorenzo 1055). A las 21, vestuario masculino, y a las 22.30, vestuario femenino. Luego del estreno habrá funciones viernes y sábados a la misma hora.

Ficha técnica y artística

Autor: Javier Daulte.

Dirección: Romina Tamburello, con asistencia de Simonel Piancatelli.

Actúan:Vestuario de mujeres. Lala Brillos, Sofía Dibidino, Leila Esquivel, María Celia Ferrero, Belén López Medina, Macu Mascía, María Belén Ocampo y Lorena Rey.

Vestuario de hombres. Germán Basta, Juan Biselli, Raúl Calandra, Emiliano Dasso, Micael Genre Bert, Juan Nemirovsky, Mumo Oviedo, Mani Raimondi y Juan Pablo Yévoli.

 

Fuente: El Eslabón

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días
en tus dispositivos, y los sábados, en tu casa, el semanario de papel El Eslabón.
Suscribite en este enlace:
Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Juan Pablo de la Vega
Más en Cultura

Dejá un comentario

Sugerencia

Servicios rápidos, menos para el pago de sueldos

Desde el Sindicato de Pasteleros de Rosario, denunciaron que las empresas Mac Donald`s, Bu