Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Del otoño no hay noticias, las familias volvieron de vacaciones y los niños a clases, la ciudad va recuperando ese perfil febril que funge armonizar sus fracturas económicas y sociales. Ya se hicieron visibles un par de descontentos gremiales, la sorpresa política la dio la visita de dos integrantes de Cambiemos al intendente Pablo Javkin, por su “buena imagen a nivel nacional”. Además, llegó un nuevo virus para recordar nuestra fragilidad inmunológica y encima la violencia como mal rayo no cesa. El 2020 ya consumió su primer trimestre. Todos en acción y el Concejo a ful.

El Eslabón repasó con el concejal Eduardo Toniolli (Frente de Todos-PJ), la flamante agenda legislativa. ¿Cuáles fueron los momentos a destacar entre las primeras acciones formales del año? La aclaración de la forma es pertinente porque hubo ediles harto activos en pleno verano. Para el edil, la apertura de sesiones, la reunión con el ministro de Seguridad de la Provincia, Marcelo Sain y la percepción de que algo se tiene que hacer frente a la violencia que asola en especial a los barrios más humildes, figuran entre los ítems a mencionar.

En opinión del secretario del PJ rosarino, en el inicio de la actividad formal, con la apertura de sesiones a cargo del intendente Javkin, hubo una impronta diferencial. “Como todo inicio de sesiones, siempre auspicioso, los discursos suelen ser planteos estratégicos hacia mediano y largo plazo, pero en esta oportunidad se notó el cambio de gestión. Más allá de que es dentro del mismo Frente Progresista, a nadie escapa que es una fracción distinta al socialismo y esto genera algún tipo de expectativas distinta, por lo menos de curiosidad sobre lo que va a pasar”, comentó.

¿En que basa las expectativas? Para el concejal peronista, un signo fue que Javkin incluyó proyectos de la oposición legislativa, aunque no pasó por alto que “la mayoría son planteos parciales que no llevan a discutir necesariamente un modelo en términos estratégicos, pero me parece que como gesto es valorable, en el sentido de que en otras aperturas de sesiones eran discursos más endogámicos, de mostrar supuestos logros de una gestión propia”.

Para el edil del Frente de Todos, Rosario tiene un Legislativo muy activo que “a lo largo de la historia reciente ha hecho muchos aportes a la gestión municipal; no es lo mismo que se lo reconozca o que no se lo haga”. Además, dijo valorar que Javkin hizo un planteo en función de un diagnóstico de «tormenta perfecta», “una situación crítica a nivel económico que, él no lo dijo pero lo digo yo, es por estos últimos cuatro años de gobierno nacional”.

¿Por qué este señalamiento es importante? Según Toniolli porque fue el contexto a partir del cual el Intendente “reclamó la aprobación de la Ley de Necesidad por parte de la Legislatura provincial; la pregunta es si los legisladores del Frente Progresista, es decir su mismo partido, responderán a las demandas de sus propios jefes territoriales, que tienen responsabilidad en el territorio y por eso requieren esas aprobación”. La mención del edil puso en el tapete las contradicciones al interior de las posturas ideológicas que deben dirimir los dirigentes con responsabilidad de gestión.

“Un ejemplo es lo que sucedió con Uber, que lo estuvieron impulsando unos jóvenes de esos que después de la oficina hacen «after hours» (después de hora) en Capital Federal, que son de la gestión macrista y dan charlas en todo el país, pero resulta que Horacio Rodríguez Larreta, que tiene que gobernar esa ciudad con 60 mil taxistas, lo que hace es perseguir al sistema  Uber. Esto significa que cuando uno tiene que gobernar y encontrarse con las contradicciones reales, no es que la ideología pase a segundo plano, pero de alguna manera queda tamizada por la realidad efectiva”, enfatizó.

Para Toniolli, otro momento insoslayable en estas primeras actividades del Concejo fue la reunión de seis horas que congregó en torno a una mesa a los ediles de todos los bloques con el ministro Sain. “Es la primera vez que viene un ministro de Seguridad al Concejo. En estos últimos cuatro años lo estuvimos reclamando, pero nunca ni siquiera enviaron a un representante, por eso es muy valorable lo que ocurrió”, aseguró. Y confesó que a pesar de que “no a todos les gustó lo que dijo, la mayoría de los bloques se fueron conformes, no por acordar en un cien por ciento, pero sí por haber tenido la oportunidad de intercambiar ideas con un ministro que expuso en tres módulos: diagnóstico crítico de lo que encontró, su plan de acción y lo que consideraba como aporte por parte de un municipio en materia de seguridad”.

Seguridad: ¿cuál es el rol del municipio?

Las acciones que puede desplegar un municipio por el tema seguridad es sin duda el plato fuerte de cualquier reunión de funcionarios o de vecinos llegando con sus reclamos a las puertas de los despachos. Dentro de estas acciones, los ediles hacen foco en lo que pueden aportar. “Siempre rechacé la idea, sobre todo en tiempos de campaña, de que el municipio pueda resolver el tema inseguridad. Sí creo que se puede hacer mucho, y en general sobre lo que puede hacer no se trabaja. Y sí se lo hace sobre aspectos que tienen que ver con las fuerzas de seguridad que son ajenos al Estado municipal, lo que no quiere decir que en algún momento Rosario debe avanzar hacia una fuerza local”.

“Claro que mientras eso no exista, hay toda una línea a desarrollar de políticas que son aportes a la seguridad pública, desde la gestión del espacio público, la generación de espacios seguros con herramientas de control y convivencia, y no necesariamente con las fuerzas de seguridad, hasta mejor transporte público, sobre todo en la noche, pasando por políticas de prevención social del delito”, detalló el concejal.

Al respecto, recordó que es autor de una ordenanza, aprobada hace varios años y que nunca se aplicó. “Es algo que el municipio sí puede realizar y que tiene que ver con políticas de prevención social del delito, que no es lo mismo que políticas sociales para mejorar las condiciones de vida de la población, y a través de eso uno entiende que pueden bajar los índices delictivos, sino que se trata de políticas apuntadas a jóvenes en conflicto con la ley penal, para generarles otras alternativas, otros horizontes. Son políticas aplicadas a la prevención del delito en determinadas franjas etáreas y sectores sociales”, explicó.

“Dicho todo esto, también hay que señalar una articulación del municipio, junto al gobierno de la provincia, para generar nexos entre el Concejo y la recepción de denuncias sobre inseguridad, los observatorios que al respecto viene llevando este Cuerpo en los distintos barrios y como ir articulando todo”, consideró el edil. Y recordó los mecanismos de control que tiene el municipio como por ejemplo las habilitaciones, que podrían detectar mercados ilegales por donde circula lo robado, sin olvidar las ordenanzas para hacer foco sobre el origen de los recursos para las mega inversiones”.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
  • Plan Cóndor siglo XXI

    Para el ex juez Carlos Rozanski, “la nueva versión de los golpes de Estado, son una adapta
  • Un Piecas en las islas

    El ambientalista Jorge Daneri repasa causas y efectos del fuego que ataca al ecosistema de
  • La pata civil siempre estuvo

    A 90 años del primer derrocamiento de un gobierno democrático en la Argentina, el historia
Más por Silvia Carafa
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

El canto de las sirenas

Yo no sé, no. Pedro me cuenta que cuando era muy pibe jugaba a identificar las sirenas. Co