Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Ante el coronavirus “sacar el pánico y mantener el cuidado”. Con esta consigna las chicas y los chicos de la Escuela N°227 de Pujato recibieron una clase práctica sobre cómo lavarse y secarse bien las manos. Fue el viernes pasado, apenas ingresaron al día escolar. La dio la propia directora de la primaria María del Carmen D’Alleva y la continuaron las maestras en los salones. Este lunes los grados “más grandes” van a fabricar alcohol en gel. Una simple y valiosa experiencia de prevención de las que por estos días se multiplican en las aulas. 

La 227 es la única escuela primaria pública de Pujato (a 40 kilómetros de Rosario), es de jornada ampliada y asisten unas 200 chicas y chicos. Entre otros proyectos, cuentan con uno sobre salud e higiene, donde aprenden por ejemplo medidas de RCP (reanimación cardiopulmonar) o las que tengan que ver con el cuidado propio y de los demás. En este marco y en las decisiones del día a día a las que obligan la expansión del coronavirus, la escuela preparó esta clase.

“Surge también de la preocupación de los papás, que preguntan por whatsapp, por diferentes medios, qué hacer ante el virus”, relata María del Carmen a Redacción Rosario. Y aunque la práctica del lavado de manos en esta escuela es una constante, en particular por el comedor escolar, ahora se pidió prestarle mayor atención.  

Así se puso en marcha una dramatización en el patio principal de la escuela, donde se usó un balde –solo para ese momento, aclara- como si fuera un lavatorio para mostrar cómo hacer un buen lavado de manos y también secado. Primero se implementó con el primer turno de la mañana que ingresa a las 7.30 y luego con el segundo, que entra a las 8.

“Como todos los días, comenzamos con el saludo a la bandera y esta vez lo continuamos hablando sobre coronavirus. Siempre con una mirada de precaución, de prevención, para sacar el pánico y mantener el cuidado. Como hacemos con el repelente y el dengue o con la insistencia de mantener las vacunas al día”, comenta la directora. Esta clase se extendió por las aulas. “Se trabajó sobre palabras como ‘pandemia’ y ‘autóctono’, y este lunes los grados superiores van a fabricar alcohol en gel”, cita como ejemplo. 

Las buenas prácticas para cuidar la salud en tiempos de pandemia abarcaron cómo cubrirse un estornudo o la tos. “Fue en concreto y en criollo”, dice y celebra cómo rápidamente las chicas y los chicos replicaron las ideas en cada recreo.  La directora y las maestras también participaron activamente de este aprendizaje. “Siempre apelando al cuidado responsable de quien tenemos al lado”, expresa. 

Un tema que no descuida mencionar es el manejo de la información, en especial la que llega de los medios, sin pausa, sin filtro, muy difícil de procesar rápidamente. Algo para hacer aquí –acuerda- es enseñar a diferenciar noticias escandalosas de las que no lo son, desarrollar una actitud crítica ante tanta saturación mediática. “Ser cuidadosos, cautelosos” con la información y las noticias.

Papel multiplicador

Las buenas prácticas de convivencia y cuidado aprendidas en la escuela se llevan luego a los hogares. ¿Quién no ha pasado por la situación de que una nena o nene que ha tenido una clase de educación vial le advierta a la madre o al padre apenas se sube al auto que no lleva el cinturón de seguridad, que pisa la raya peatonal con el vehículo o no respeta el semáforo?

La directora reconoce este valor multiplicador de prácticas de cuidado, solidarias y de convivencia que transmite la escuela y luego impactan en los adultos. “Cuando hicimos la dramatización de la canilla que se abre para lavar las manos, recordamos que se cierra mientras nos enjabonamos la manos, porque también hay que cuidar el agua del planeta”, cuenta a modo de ejemplo. 

María del Carmen lleva más de 30 años como docente, trece de esos años como directora de escuela. Considera que ante estas situaciones es cuando más se valora “el lugar de contención que tiene la escuela, de cuidado de las niñas y los niños”. 

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

El canto de las sirenas

Yo no sé, no. Pedro me cuenta que cuando era muy pibe jugaba a identificar las sirenas. Co