Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

En el debut de ambos en la Copa Superliga, Central sufrió una dura caída, con las vacías tribunas del Gigante como testigo. Fue 3 a 1 ante el conjunto de la capital provincial, que estrenó DT. La auriazul lució el pañuelo de las Madres.

La noche arrancó mal parida para Central, que en apenas media hora de juego ya sufría una goleada en contra. No contó con el apoyo de público para despertarse, más un contexto enrarecido por la suspensión del flamante certamen por el coronavirus, parece haber golpeado más al dueño de casa que a la visita, en cuya cabeza sólo corre la chance de sumar para salir de la zona de descenso, de la que el Canaya parece estar más relajado.

A los 18’, los dirigidos por Diego Cocca padecieron el rigor de la ley del ex, porque Rafael Delgado, luego de una serie de rebotes y de jugadas mal defendidas por el auriazul en un córner, la empujó de cabeza para marcar el primero de la serie, que luego completaron Wilson Morelo a los 21’ y Tomás Chancalay a los 30’.

Los otros dos goles también tuvieron los desajustes defensivos como protagonistas. El delantero colombiano marcó su tanto eludiendo a Jeremías Ledesma, luego de aprovechar la enorme distancia que observó entre los dos marcadores centrales y un equipo mal parado. Y el gol del otro atacante llegó tras una contra en la que todo Central se durmió pidiendo una mano (difícil para Fernando Echenique) en el área de enfrente. Apostó a que el árbitro marque el punto penal, pero dejó a Diego Novaretti solo con tres adversarios, y nada pudo hacer para frenar el avance que finalmente culminó en el tercero.

La ilusión se regeneró a la salida del entretiempo, ya que casi desde el vestuario el dueño de casa logró descontar. A los 2’, Marco Ruben se vio beneficiado por un intento de rechazo de Delgado que no hizo más que rebotar la pelota en el pie del experimentado delantero, parado casi en la línea del arco defendido por Leonardo Burián.

Central siguió manejando la pelota, pero el conteo de los minutos le empezó a pesar cada vez más y el reloj se le comenzó a transformar en cuenta regresiva, a falta de un gol que lo ponga a tiro del empate. El rojinegro, vestido de blanco para la ocasión, zafó del sofocón inicial, y jugó más tranquilo el resto del encuentro. Además, a los 45’ fue expulsado Joaquín Laso (roja directa por un golpe a Fernando Zuqui sin pelota), y todo le resultó más sencillo aún.

Eduardo Domínguez volvió al banco sabalero –luego de la renuncia de Diego Osella– y logró lo que él mismo había hecho en mayo de 2018: Colón ganó de visitante. En aquella oportunidad venció a Racing en el Cilindro de Avellaneda. Ahora le tocó a Central ser la víctima, el equipo que le permitió a los santafesinos cortar una extensa racha negativa, de 25 partidos sin ganar fuera del Cementerio de los Elefantes.

Más allá de los méritos propios del rojinegro, los comandados por Diego Cocca aportaron lo suyo con un flojo rendimiento, sobre todo en la primera parte, en la que prácticamente entregaron el partido. El gol de entrada en el complemento renovó expectativas, pero la cosa quedó sólo en eso.

Manga de memoriosos

Foto: Prensa RC

Ante la inminencia del 24 de marzo, los jugadores de Rosario Central lucieron en la manga de su camiseta el tradicional pañuelo de las Madres de Plaza de Mayo. Además de ser una habitual actitud del club en los últimos años en la previa al Día de la Memoria, Verdad y Justicia, esta ocasión tiene la particularidad de que en la semana se le restituirá la condición de socios y socia a 11 víctimas del terrorismo de Estado.

La jornada se iba a realizar en la previa al partido, pero debido a las nuevas exigencias para evitar la propagación de la pandemia –que conlleva a jugar sin público– se llevará a cabo el próximo viernes, a las 19, en el Gigante de Arroyito, donde se le entregará a los familiares de las víctimas un carnet de los socios desaparecidos.

Codazo inicial

Tal como se ve en el resto de los encuentros del fútbol argentino, el saludo entre jugadores de ambos planteles y cuerpos técnicos es con el codo y no con el habitual beso o estrechando las manos. A concientizar por el coronavirus.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Récord de casos de coronavirus: 96 en Rosario y 165 en la provincia

El Ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe confirmó 156 nuevos casos en las última