Empleados y empleadas del portal de noticias de Daniel Hadad nucleados en el Sipreba expresaron su rechazo a las presiones patronales para que se abandone la modalidad de teletrabajo, recomendada en el marco de la cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno. 

La Comisión Gremial Interna de Infobae del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) manifestó su malestar a través de un comunicado, ante “la convocatoria y las presiones para que se abandone la modalidad de teletrabajo (home office) a un conjunto de trabajadores y trabajadoras”, en medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

“Desde la semana pasada, esta representación sindical viene advirtiendo a las autoridades de la empresa sobre la necesidad de que se disponga una mínima e indispensable dotación presencial, en un esquema similar al que ocurre en otros medios de comunicación de prensa escrita, como Clarín, La Nación, Página12 El Cronista, Ámbito Financiero, Revista Pronto, agencias NA y Télam, entre otros”, indica el escrito. 

En este sentido, las y los trabajadores indicaron que “la mayoría de las redacciones funcionan de manera virtual, en varios casos apenas con la asistencia del personal jerárquico, y en una proporción aproximada del 2 por ciento de la planta”. Pero, denuncian, que “en Infobae la situación es muy distinta” a la del resto de las empresas mediáticas.

“A pesar de los avisos, las recomendaciones sanitarias y los esquemas de trabajo predominantes en la actividad periodística, en las últimas horas se reforzó la presencia de gente en la redacción, cuando los grupos afectados estaban desarrollando normalmente sus tareas y sin dificultad alguna a través del teletrabajo. En algunos casos, quienes se negaron a volver y pidieron explicaciones sobre esa decisión, fueron presionados bajo la intimación de que la negativa sería informada a las altas autoridades de la empresa”, continúa el comunicado.

Desde la Comisión Interna de Infobae advirtieron “ante los canales formales correspondientes, la gravedad y la desproporcionalidad de este comportamiento e intentamos acercar alguna propuesta para que haya un esquema mínimo presencial”, pero afirmaron que “hasta ahora sólo recibimos una negativa a discutir alternativas”.

“Nos preguntamos: Si toda la actividad periodística de diarios digitales y escritos, agencias, revistas y hasta radios operan en su mayoría de forma remota, ¿por qué no puede hacerlo Infobae, que es un medio digital 100 por ciento nativo? ¿Acaso se subestima la salud de los trabajadores y trabajadoras? ¿Por qué se convoca a la redacción, cuando seguimos siendo líderes en visitas aún bajo una modalidad de trabajo domiciliaria? Todos mantenemos la disposición a colaborar a distancia –desde la buena fe que debe regir en el contrato de trabajo–, pero no queremos poner en riesgo a las salud de las familias, de nuestros compañeros/as y de la comunidad”, remarcaron.

“En este contexto, no concebimos que aún haya espacios físicos donde circulen entre 30 y 40 personas en un día, como se produjo este miércoles 25 en la redacción central de Infobae”, continúa el comunicado, y agrega: “Como representación sindical, es nuestra obligación plantear a nuestro empleador que está tomando una decisión equivocada y que hace una interpretación caprichosa del DNU que exceptúa a los medios de comunicación a adecuarse a la cuarentena”.

Al respecto, indicaron que “en el caso de Infobae, se puede garantizar el servicio informativo y al mismo tiempo, llevar al máximo las medidas de aislamiento social obligatorio”, por lo que consideraron “irresponsable retrotraer a una situación previa, cuando se demostró que se puede adoptar una modalidad de trabajo domiciliaria”.

“Hacemos, una vez más, un llamado a la reflexión a las autoridades de Infobae. Responsabilizamos a la empresa por cualquier situación que afecte a la salud del personal y por no llevar al mínimo indispensable la asistencia a la redacción, y evitar así las posibilidades de contagio”, concluyeron.

Por eso, los trabajadores exigieron: “Basta de presiones e intimidaciones a los trabajadores y trabajadoras para que asistan a la redacción; Retrotraer la cantidad de personal que asistía presencialmente a la redacción al 23 de marzo, y fijar un esquema de guardias presenciales indispensables, voluntarias y de carácter rotativo; y respeto de la voluntad de teletrabajar a quien así lo considere, hasta tanto se extiendan las medidas de aislamiento obligatorio”.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Pami Rosario ya tiene su guardia especial para pacientes con coronavirus

La directora del Pami, Luana Volnovich, puso en funcionamiento en el policlínico local de