Yanina Carina Alvarado, condenada a siete años de prisión por narcotráfico y hermana de un presunto jefe narco de Rosario, fue imputada este miércoles por tenencia de armas e indagada en la Justicia Federal por comercio de estupefacientes, luego de que le secuestraran tres pistolas y 4 kilos de marihuana en su domicilio de la zona oeste.

Yanina Alvarado quedó imputada este martes por la tenencia ilegítima de tres armas secuestradas en su vivienda de Cochabamba al 6800, luego de que la policía allanara ese domicilio el 6 de abril en una investigación por la balacera a una testigo protegida.

Según informaron voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA), el juez Román Lanzón aceptó la acusación del fiscal Matías Edery y le dictó prisión preventiva por 90 días. Por el mismo allanamiento, Yanina, que es hermana del presunto jefe narco Esteban Lindor Alvarado, fue indagada este martes por el juez federal Nº 3 de Rosario, Carlos Vera Barros.

 Es que en el procedimiento del 5 de abril la Policía también secuestró en su casa casi 4 kilos de marihuana y una balanza de precisión. “La mujer se negó a declarar y se le leyeron los cargos por los que está imputada”, dijo un vocero de la Justicia Federal a la agencia Télam, y agregó que ahora el magistrado tiene diez días para resolver su situación procesal.

 Yanina Alvarado fue condenada en marzo del año pasado a siete años de cárcel, junto a su pareja y otras personas, por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

 Su hermano Esteban, quien cumplió una condena por robo de automóviles en el Conurbano norte bonaerense que eran desarmados en Rosario, está detenido desde febrero de 2019 como instigador de un crimen y jefe de una asociación ilícita, además de enfrentar cargos por narcotráfico.

 Para investigadores policiales y judiciales, hasta su detención Alvarado era uno de los “jugadores fuertes” del comercio de estupefacientes en Rosario y la zona luego de la caída de la banda “Los Monos”.

 Yanina Alvarado estaba en libertad porque la sentencia por la que fue condenada a prisión aún no está firme. El fiscal de la Justicia ordinaria, Matías Edery, pidió allanar su domicilio el domingo pasado en una causa en la que investiga el ataque a tiros a una mujer cuyo hermano fue testigo protegido en la causa que encarceló a Esteban Alvarado.

 Por ese hecho –ocurrido el 13 de marzo pasado- fue imputado ayer como coautor de tentativa de homicidio y portación ilegal de arma un joven llamado Francisco Ezequiel Ramírez. De acuerdo a la acusación, Ramírez y otras dos personas deambularon en un auto por la vivienda de Mariana Ortigala hasta que la mujer salió para subirse a su vehículo y fue tiroteada: le dieron cuatro balazos y la Policía encontró 25 vainas en el lugar.

 Los pesquisas encontraron en el teléfono de Ramírez un vínculo con Yanina Alvarado, por lo que el fiscal ordenó allanar su vivienda, donde encontraron drogas y armas.

Ortigala es hermana de un hombre que perteneció a la banda de Alvarado y que por una diferencia por una vivienda se peleó y aceptó ser testigo protegido para declarar en contra de su antiguo jefe.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tus dispositivos y los sábados, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Presentan un libro sobre el peronismo de Santa Fe

La obra “El peronismo de Santa Fe. Frentismo, rupturas internas y desestabilización instit