La tecnología hizo del ajedrez el único deporte que logró gambetear el aislamiento. En la ciudad –casi a diario– alfiles, torres y peones se mueven en las pantallas, en el marco de torneos organizados por la federación local.

Las versiones más fidedignas datan de mediados del siglo XVII, cuando el coronavirus no se interponía en la vida y en los planes de nadie. Un tal Thomas Hyde asegura que en esos lejanos tiempos apareció el ajedrez postal, con ventajas (respecto al tradicional) como la de enfrentar a rivales de lejanas ciudades o países y con el tiempo suficiente para pensar el próximo movimiento. En estas tierras, este modo de jugar nació el mismo año que el peronismo, 1945, e incluso dio un subcampeón mundial en 1984, de la mano de Juan Sebastián Morgado. Claro que este tipo de partidas no eran aptas para ansiosos, ya que superaban el año de juego. Y aún hoy, con las virtudes del correo electrónico, se siguen practicando.

Ahora que el coronavirus se interpone en la vida y en los planes de todos y todas, se utiliza una modalidad similar –mucho más aǵil, por supuesto– para realizar torneos del deporte de los peones y alfiles, que se jacta de ser el único en el planeta que se mueve pese a la cuarentena. La Federación Argentina de Ajedrez tomó nota de esta situación, y retomó la actividad en abril con torneos en modo virtual, para despuntar el vicio. Y como Rosario siempre estuvo cerca, también se contagió de esa actitud en la que chicos, chicas y grandes mueven sus piezas a través del mouse, y con la vista y la mente fijas en la pantalla.

#QuedateEnCasa a jugar ajedrez

Juan Jaureguiberry es presidente de la Asociación Rosarina de Ajedrez y vice de la federación nacional. Asegura en diálogo con el eslabón que la red que cubre la ciudad y la región está plagada, entre muchas otras cosas, de partidas de ajedrez. Un pibe de Rafaela contra una piba de Rosario, y así un sinnúmero de combinaciones posibles. “Hay mucha actividad, tenés torneos casi todos los días, muchos son en la provincia. Los clubes están haciendo torneos online todo el tiempo”, destaca el máximo dirigente local, cuya entidad abarca –además de los clubes de la ciudad– a todo el sur santafesino.

Claro que ahora el tiempo corre a tanta velocidad (como Internet) que de la idea del ajedrez por correspondencia sólo sigue en pie la particularidad de ser a distancia. “El ajedrez postal –remarca el experto– se venía reemplazando por el ajedrez online ya hace bastante. Ahora, los torneos son rápidos, se juegan a 5, 10 minutos”. Y admite que la aparición de la máquina, con la complicidad de los algoritmos, le generó un lío bárbaro al llamado juego ciencia. “La computadora y los analizadores también fueron un problema. Igual hay una declaración de honor para no usar una computadora al lado para calcular la jugada. Pero por eso, esto no tiene validez de ranking oficial ni puede tenerla porque no tenés condiciones de seguridad para saber que un jugador no está usando una computadora para ayudarse. Uno lo hace con la mayor buena onda, para divertirse”.

Jaureguiberry explica que lo que se viene jugando a nivel nacional “son torneos a muchas rondas, se juegan muy rápido y la respuesta es instantánea, tenés que jugar en segundos, tomar rápidas decisiones”, con lo que la posibilidad de trampa es casi nula. “Perderías más tiempo mirando una máquina que lo que te permite la partida”, señala Juan.

El país es cosa seria en este deporte mental jugado de forma online, según se jacta el dirigente de la Federación Argentina de Ajedrez. El año pasado quedó en estas tierras el título mundial de ajedrez por internet, con presencia rosarina en el numeroso plantel albiceleste: “Le ganamos a Rusia y salimos campeones. Dos de esos jugadores que integraban el equipo son profesores del plan de ajedrez de Rosario. Ahí jugaban 450 jugadores de un país contra 450 de otro”.

Rosario en movimiento

Los tableros cuadriculados en los monitores están a full en medio del aislamiento, ya que las plataformas chess.com y lichess.org (gratuita), entre otras, sí pueden recibir visitas. En la ciudad, la movida es grande. “Se están realizando un sinnúmero de torneos”, comenta el mandamás de la asociación que nuclea a unos 22 clubes. “Estamos participando en distintos niveles”, informa el directivo, y detalla: “La semana pasada participamos del torneo que hizo la Comisión de Cultura de la AFA, que tradicionalmente organiza dos torneos anuales con distintos clubes del país. Esta vez se hizo por internet, claro”. Y allí las cosas salieron bien: “Con la Asociación Rosarina armamos el equipo de Newell’s y fuimos subcampeones, atrás de Ferro, y adelante de Boca, Independiente, y de varios que son potencias ajedrecísticas en Buenos Aires”.

Además, sigue Jaureguiberry, “esta semana se jugó el campeonato online de las universidades argentinas, y el equipo de la UNR, con jugadores nuestros, salió campeón argentino”.

Haciendo escuela

Juan Jaureguiberry, que formó parte del equipo del Politécnico en la década del ‘70, admite en contacto con este medio que jamás integró las primeras filas de esta disciplina que tanto le apasiona. Se define como un “un jugador de segundo nivel”, y mira a este juego con fines sociales y educativos. “En Rosario –se enorgullece– tenemos horas provinciales en 78 escuelas, con unos 8 mil chicos que reciben clases de ajedrez en 4º y 5º grado. Y tenemos un programa municipal complementario en 18 escuelas más, y en clubes barriales, bibliotecas, en todos los distritos de la ciudad”.

Este hombre que fuera del ajedrez es un dirigente político de la izquierda, adelanta que a falta de clases presenciales en todo el país “estamos intentando, con los coordinadores provinciales educativos de varias provincias, armar algunos torneos interprovinciales de ajedrez escolar”, pero reconoce: “Lamentablemente no todos los alumnos de todas las escuelas tienen las mismas posibilidades en cuanto a la conexión de internet. Se están haciendo algunos torneos de pruebas con chicos que tienen un mejor acceso, pero por eso viene difícil”.

Fuente: El Eslabón

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tus dispositivos y los sábados, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Facundo Paredes
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Cómo se enseña en el norte santafesino

Docentes de Tostado, Villa Minetti, Villa Ocampo y Reconquista cuentan cómo se las ingenia